biomasa

La gasificación de la biomasa protagoniza la Galería de Innovación de Genera

0
Cuatro de los diecisiete proyectos seleccionados este año dentro de la Galería de Innovación de Genera 2014, que se celebra en mayo en Feria de Madrid, están relacionados con la bioenergía y en tres de ellos se aplican tecnologías de gasificación de biomasa. En su séptima convocatoria, los organizadores anuncian que se “otorga un especial protagonismo a los avances digitales, que se aplican en instalaciones térmicas de biomasa, sistemas de riego o en el control de las válvulas termostáticas, entre otros”. También valoran las soluciones que aúnan diseño, eficiencia y ahorro.
La gasificación de la biomasa protagoniza la Galería de Innovación de Genera
Edificio LUCIA de la Universidad de Valladolid

El jurado que ha seleccionado los diecisiete proyectos que se expondrán en la Galería de Innovación de Genera 2014 (del 6 al 8 de mayo en Feria de Madrid) ha valorado aquellas que “destacan por un alto grado de innovación en materia de eficiencia energética, su compromiso con el medio ambiente y su contribución al sector de las energías renovables”. Entre ellas hay cuatro en las que la biomasa juega un papel importante.

Biotool es una iniciativa de la Agencia Extremeña de la Energía que consiste en un simulador para el dimensionado y estudio económico de instalaciones térmicas de biomasa. Según la presentación que se hace en la galería de Genera, “la aplicación pretende ofrecer un proceso sistemático, sencillo y ágil que refuerce las decisiones técnicas de instaladores y proyectistas de calderas de biomasa, evitando las malas prácticas debidas a las peculiaridades de esta tecnología y a las diferencias con las instalaciones convencionales”.

Gasificación de biomasa en agua supercrítica
El sistema de gasificación de biomasa en agua supercrítica de Cade Soluciones de Ingeniería es otra de las iniciativas seleccionadas, que resaltan como “muy interesante en la valorización energética de biomasas residuales sin que la humedad sea un factor limitante”. La gasificación de la biomasa en agua en condiciones supercríticas de presión y temperatura, añaden, “permite obtener un gas con un alto contenido en hidrógeno, sin la necesidad de etapas previas destinadas a la eliminación del agua, tal y como sucede en el resto de tecnologías termoquímicas”.

La tecnología de Cade se concreta en la construcción de una planta piloto a escala y la realización de pruebas para la conversión hidrotérmica supercrítica de la biomasa residual en un gas de síntesis (syngas). “El alto poder calorífico de este gas puede ser utilizado en procesos de generación energética o incluso en sistemas avanzados como las pilas de combustible”, apostillan.

Un edificio de cero emisiones que cuenta con la gasificación de biomasa
Las otras dos propuestas seleccionadas tienen una relación más indirecta con la bioenergía. Una de ellas está vinculada al edificio LUCIA (Lanzadera Universitaria de Centros de Investigación Aplicada) que desarrolla la Universidad de Valladolid con el concepto de “Cero Energía” y “Cero CO2”, gracias a la reducción de la demanda energética y a la integración de energías renovables producidas in situ. Conseguida dicha reducción, toda la energía que se consume en el edificio, incluida la requerida por el equipamiento, se consigue mediante energías renovables, y aquí destaca, entre otras tecnologías, un equipo de cogeneración a pequeña escala basada en gasificación de biomasa que junto con una máquina de absorción cubren la mayor parte de las demandas eléctricas (100 kWe) y térmicas del edifico (180 kWt).

Por último, con algo menos de precisión sobre la participación de la bioenergía en el proceso aparece un proyecto de Elcogas sobre el “uso sostenible de combustibles autóctonos, biomasa y residuos” en la planta de gasificación integrada en ciclo combinado (GICC) que tiene en Puertollano (Ciudad Real). Según la descripción del proyecto, “la planta destaca por emplear una innovadora tecnología en el ámbito de la generación de energía eléctrica, con una elevada eficiencia energética frente a otras centrales térmicas convencionales. Utiliza, asimismo, una amplia gama de combustibles sólidos además del carbón autóctono: coque de petróleo, biomasa y otros residuos, lo que garantiza el abastecimiento eléctrico gracias a esta flexibilidad en la alimentación”


Añadir un comentario