biomasa

El programa europeo Interreg reparte casi tres millones de euros para proyectos bioenergéticos españoles

0
La pasada semana se firmaron en Santander los acuerdos de concesión de los 28 proyectos aprobados dentro del marco del programa europeo Interreg IV B Sudoe. De ellos, cinco están relacionados con la bioenergía (cuatro españoles y uno francés) y recibirán cerca de 3,5 millones de euros (2,8 millones los españoles). Uno de ellos, Biomasud, está liderado por Avebiom y cuenta como socio con el Centro de Desarrollo de Energías Renovables (Ceder-Ciemat).
El programa europeo Interreg reparte casi tres millones de euros para proyectos bioenergéticos españoles

El Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo (Interreg IV B Sudoe) apoya el desarrollo regional a través de la cofinanciación de proyectos transnacionales por medio del Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional). Santander acogió la pasada semana la firma de los acuerdos de concesión de los 28 nuevos proyectos, que incluyen la financiación de cinco vinculados directa o indirectamente a la bioenergía: OiLCA (679.044 euros), Value (919.676 euros), Apersue (609.472 euros), EnerBioALgae (500.048 euros) y Biomasud (729.528).

El proyecto Biomasud (Mecanismos de valoración y sostenibilidad del mercado de biomasa sólida en el espacio del sudoeste europeo) tiene como objetivo diseñar e implementar mecanismos que ayuden al desarrollo de un mercado sostenible de biocombustibles, como pellets y astillas. Según la Asociación Española de Valorización Energética de Biomasa, coordinadora del proyecto, “para conseguirlo se definirán unos requerimientos mínimos de sostenibilidad en toda la cadena de valor para este mercado. Además, se creará un sistema que audite y certifique el cumplimiento de estos requisitos, así como otro de trazabilidad que permita gestionar los recursos desde una perspectiva global”. Como ya informó en su día Energías Renovables, Biomasud se prolongará hasta 2013, cuenta con un presupuesto total de 972 704 euros y, además de Avebiom y Ceder-Ciemat, participan cinco entidades más de España, Portugal y Francia.

Péllets, astillas, residuos del olivar, algas…
Uno de los primeros trabajos de Biomasud es localizar e identificar en un mapa las plantas de pellets y astillas en funcionamiento y en construcción. El Ceder-Ciemat incide en la importancia de “establecer parámetros de sostenibilidad de producción de biomasa y su trazabilidad para asegurar al consumidor final que adquiere un biocombustible de buena calidad y compatible con el medio ambiente”. En una segunda fase, se propondrán acciones concretas para el despegue de la biomasa sólida adaptada a cada uno de los países participantes, para así incrementar la competitividad de los actores que actúan en el mercado, crear empleo, crecimiento económico y autonomía energética para las regiones del Sudoe y disminución del coste energético para los consumidores.

El resto de los proyectos bioenergéticos aprobados dentro del Interreg IV B Sudoe son: OiLCA, liderado por la Fundación Citoliva (Centro de innovación y Tecnología del Olivar y del Aceite) y cuya misión es la “mejora de la competitividad y reducción de la huella de carbono del sector del aceite de oliva mediante la optimización de la gestión de residuos e implantación de una ecoetiqueta”; Value, de la Asociación para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación Alimentaria, (AIDIA), que consiste en el intercambio y transferencia tecnológica sobre valorización de residuos de la industria de transformados vegetales del Sudoe; EnerBioALgae, de la Universidad de Vigo (Facultad de Ciencias, Departamento de Física Aplicada), basado en el aprovechamiento energético de biomasa en recursos hídricos degradados ricos en microalgas; y Apersue, de la Chambre d’Agriculture de L’Ariege de Francia, que estudiará la relación entre agricultura y generación de energía en el suroeste europeo.

Más información:
www.interreg-sudoe.eu 

Añadir un comentario