biomasa

A pesar de las sentencias a su favor, Forestalia para la planta de biomasa de Monzón

0
A principios de este mes de mayo varios medios de comunicación aragoneses recogieron la decisión de Forestalia de paralizar la tramitación de la construcción de una planta de producción de electricidad con biomasa en Monzón (Huesca). La semana pasada, y tras conocer dos sentencias judiciales a favor que desestiman los recursos contra dicha planta interpuestos por Ecologistas en Acción, la empresa ratificó que solo si hay “nuevas subastas y oportunidades de desarrollo”, retomarán el proyecto.
A pesar de las sentencias a su favor, Forestalia para la planta de biomasa de Monzón
Astillas destinadas a la producción de energía con biomasa

“APPA duda que se ejecuten las opciones ganadoras en la subasta de biomasa”. Este titular de enero de 2016, fruto de la nota de prensa de la sección de Biomasa de la Asociación de Empresas de Energías Renovables, toma cada vez más sentido a medida que pasan los meses y, efectivamente y al menos en el caso de Forestalia, las “opciones ganadoras en la subasta de biomasa” no se ejecutan.

Tras el anuncio de la venta de parte de los derechos de dicha subasta (58,5 megavatios) a Ence, Forestalia anunció a principios de mes que paralizaba el proyecto de planta más antiguo en el tiempo, el de Monzón en Huesca. Esta última, al estar fuera de la subasta, no estaba condicionada por los plazos de ejecución, pero el retraso en la tramitación, principalmente motivada por los recursos interpuestos por Ecologistas en Acción, llevaron a la mencionada paralización.

“La biomasa no es viable sin la prima recogida en la subasta”
En declaraciones a El Heraldo de Aragón, Fernando Muñoz, vicepresidente de Forestalia, afirmaba que “a diferencia de la energía eólica y fotovoltaica, la biomasa no es viable sin la prima recogida en la subasta y, por tanto, deberán esperar”. Sin embargo, Ecologistas en Acción afirma que la empresa “tiene problemas de viabilidad económica con sus proyectos de incineración de biomasa”, y recuerda que “fueron ellos quienes pujaron a 0 ante la perplejidad del resto de inversores”.

En la nota de prensa de APPA Biomasa de 2016 denunciaba que los requisitos de la subasta habían distorsionado el resultado, y que esta situación había empujado a empresas como Forestalia “a entrar en la subasta a cualquier precio y ofertar reducciones del cien por cien sobre la retribución a la inversión de salida”. De momento, solo con la planta de Cubillos del Sil (León) le salen las cuentas a Forestalia, aunque se reafirma en que Guardo (Palencia) también sigue adelante.

Un largo proceso de recursos y sentencias
Ni siquiera las recientes sentencias judiciales que se han conocido en los últimos días con la no admisión de recursos de Ecologistas en Acción contra la planta han hecho que Forestalia se piense la paralización. El 3 de mayo el Juzgado Contencioso-Administrativo número 1 de Huesca inadmitía a trámite el recurso extraordinario de revisión que pedía la nulidad de la resolución del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) de declaración de impacto ambiental y autorización ambiental integrada.

Con anterioridad, la oposición a la planta de Monzón también perdió el recurso contra la licencia que otorgó el Ayuntamiento de Monzón y conoció el sobreseimiento de la querella contra las técnicas del mismo consistorio y del Gobierno de Aragón que informaron favorablemente sobre la ubicación de la central.

Aunque quedan otros recursos y trámites jurídicos pendientes, para Forestalia se trata de “una excelente noticia, que demuestra una vez más que todo se tramitó siempre de acuerdo a derecho, siguiendo los procedimientos ambientales legalmente establecidos”. Sin embargo, sostienen que esta seguridad jurídica permitirá retomar el proyecto si hay “nuevas subastas u oportunidades de desarrollo”.


Añadir un comentario