biogás

España investiga y habla sobre biometano mientras Francia prepara 600 autobuses con este gas

0
Con este titular casi calcamos el de hace un año: Biometano: de jornadas por España y de compromiso político y "gasineras" en Francia. En los últimos días Naturgy ha organizado una de sus múltiples jornadas sobre el biogás en España y líderes del sector vuelven a remarcar sus potencialidades en varios medios de comunicación. Mientras, Île-de-France Mobilités, responsable del transporte público en la mayor región de Francia, anuncia que en 2020 se contará con la tecnología e infraestructura necesaria para que seiscientos autobuses funcionen con biometano, aparte de los que ya lo hacen.
España investiga y habla sobre biometano mientras Francia prepara 600 autobuses con este gas
Uno de los autobuses que ya circulan con biogás en París

“Consciente de los problemas de salud pública, Île-de-France Mobilités ha decidido acelerar la transición energética con el despliegue de autobuses más limpios”. Así de contundente se expresaba en Twitter hace unos días el organismo gestor del transporte público de la región más poblada de Francia al corroborar la noticia que publicaba Le Parisien.

En dicha noticia el medio de comunicación francés se hacía eco de una decisión tomada por Île-de-France Mobilités en diciembre por la cual seiscientos autobuses se irán adaptando para que durante el primer semestre de 2020 circulen con garantías y cubriendo largas distancias con biometano en sus depósitos.

La intención es que la totalidad de la flota llegue a 2030 con combustibles limpios, para lo cual confían en que esta medida fomente, a su vez, el despliegue de plantas de biogás en Francia. Richard Colin, director de márquetin de una de las compañías concesionarias de las líneas de autobuses, Stivo, agrega que aunque la solución eléctrica también se considera “su cadena es menos virtuosa. Hay que extraer tierras raras para producir baterías y no sabemos cómo reciclarlas”.

Indispensable en una economía circular
Mientras, en España las noticias se siguen centrando en proyectos de investigación y en lo que se extrae de jornadas y tribunas de opinión que inciden en las potencialidades de un biogás y un biometano que siguen sin despegar.

La Fundación Naturgy (antes Gas Natural) informaba ayer de la una nueva jornada, organizada esta vez en colaboración con la Junta de Castilla y León en Valladolid, “dedicada al gas renovable y su papel dentro de la economía circular en el sector energético”. Al menos desde 2015, antes Gas Natural y ahora Naturgy incide en esta línea.

En esta ocasión, el director general de la fundación, Martí Solà, dijo que “en el contexto actual de transición energética, el gas renovable procedente de los residuos orgánicos es un exponente claro de la economía circular en el sector energético”;  y que “si realmente queremos apostar por una economía más sostenible, este nuevo vector energético tiene mucho potencial y tenemos que trabajar conjuntamente desde todos los sectores implicados para desarrollarlo”.

Capaz de cubrir el cuarenta por ciento de la demanda de gas total
Ese potencial se ha vuelto a cuantificar en alguna tribuna de opinión a partir de la información que Tomás Díaz reveló en El Economista en agosto del pasado año. Está basado en un informe de EnergyLab para Naturgy, y cifra el potencial de producción de biogás de España en 26.684 gigavatios hora, lo que permitiría cubrir el cuarenta por ciento del consumo total de gas de los hogares españoles.

El informe también cuantifica el número de instalaciones con digestión anaerobia existentes en España, que asciende a trescientas. De esta cifra la gran mayoría (176) se corresponde con depuradoras de aguas residuales, seguidas de plantas del sector agro-ganadero (44) y del sector alimentario (33), estaciones de tratamiento de residuos sólidos urbanos y otros centros de residuos (45) y fábricas de la industria papelera (dos).

Por otro lado, Francia no es el único país del que surgen apuestas comerciales claras y comprometidas de uso de biogás en el transporte. Hay ejemplos también en Inglaterra, tanto en el transporte público como de mercancías, así como en los Países Bajos y en lugares fueras de Europa, como Paquistán.

Añadir un comentario