almacenamiento

Cegasa, un referente europeo en soluciones de litio

0
La historia de la multinacional alavesa Cegasa arranca en 1934. Y desde el principio ha estado focalizada en el almacenamiento energético. En estos años ha pasado por situaciones socioeconómicas de todo tipo, pero el equipo de profesionales ligados a la empresa ha sabido siempre generar innovación. Hasta el punto de convertir a Cegasa en un referente europeo en soluciones de litio que hoy exportan a todo el mundo. El autoconsumo es ahora uno de sus principales retos.
Cegasa, un referente europeo en soluciones de litio
Módulos de la gama eRook Compact

Cada vez que en televisión hacen uno de esos programas sobre la publicidad de antaño suele aparecer una pila que decía aquello de: “Tximist es mi nombre de pila”. Los que tenemos una cierta edad lo recordamos bien. Tximist era el nombre de las pilas de Cegasa, una compañía que ha llegado hasta aquí porque siempre ha sabido apostar por la I+D+i. En el año 2000 comenzó el desarrollo de soluciones de litio y hoy es capaz de ofrecer productos muy innovadores para el almacenamiento de energía en ámbitos como las renovables, la tracción industrial, las pilas industriales y los diseños personalizados.

Hasta el punto de que su equipo de investigación y desarrollo es hoy referente y pionero en Europa. El Viejo Continente es su mercado de referencia, en el que Alemania, Francia, y Reino Unido son los países a los que exporta la mayor parte de su fabricación. “Actualmente, estamos ampliando mercado en Estados Unidos y Australia, donde tenemos dos de nuestras divisiones internacionales. Más del 95% de nuestra actuación está en mercado extranjero”, explica Juan Carlos Ordóñez, director comercial de Cegasa. “Si nos referimos a la adopción de acumulación en renovables y tracción industrial –añade–, ambos mercados están despertando en España. El sector de las energías renovables está reclamando una especial atención, que debemos asumir con responsabilidad para crear un sector estable, basado en soluciones que aporten valor por sí mismas, y donde las ayudas económicas sean sólo un medio incentivador, y no el objeto desde un punto de vista de inversiones financieras subvencionadas únicamente”.
Por todo ello, la empresa está invirtiendo en innovación en la cadena productiva y en maquinaria, y también realiza inversiones importantes en personal cualificado.

Cegasa desarrolla y fabrica sus productos íntegramente en Europa. Cuenta con unas instalaciones que superan los 24.000 metros cuadrados entre las oficinas centrales de Vitoria, la fábrica de Oñati (Gipuzkoa) y los laboratorios propios de diseño, ensayos y homologación de seguridad. A los que se unirá este mismo año una nueva planta con 9.000 metros adicionales dedicados a laboratorios y fabricación. Actualmente cuenta con 120 trabajadores y la previsión es incrementar la plantilla en un centenar de empleados durante los próximos años.

La compañía se está centrando en dos tecnologías principalmente: zinc-aire y litio-ion. El zinc-aire es una tecnología que Cegasa domina desde hace más de 50 años, que presenta la mayor densidad de energía en soluciones primarias. Esta tecnología es especialmente útil en aplicaciones donde se requiera largos tiempos de funcionamiento y en condiciones extremas.

El litio-ion es la tecnología que dará solución a las necesidades de las próximas décadas. Y ya domina el sector de fabricación de equipos para consumo. Hoy en día no concebimos un teléfono, ordenador, o dispositivo portátil con una batería que no sea de litio. “Aunque a otros niveles de acumulación energética como es el caso de las renovables y el sector industrial, el litio está aún en fase de adopción, su previsión de crecimiento es realmente grande –señala Ordóñez–. No cabe duda de que el litio es la apuesta de futuro”.

Otras tecnologías electroquímicas se encuentran “aún en fase de investigación, ya que todavía tienen que demostrar su viabilidad en los laboratorios y en su proceso de industrialización”. Por ello, el director comercial de Cegasa cree que “no veremos otra tecnología en la lista para afrontar los mercados en un largo periodo de tiempo”.

Una batería para cada necesidad
Con la vista puesta en las soluciones de almacenamiento para el autoconsumo, Cegasa lanzó el pasado año sus soluciones eBick y eRook, sistemas modulares y compactos, para instalaciones aisladas y de autoconsumo industrial, comercial y residencial. La gama eBick está dirigida a ingenierías, instaladores y distribuidores que necesiten desarrollar sistemas de acumulación de energía tanto para plantas de generación, como en instalaciones industriales y explotaciones agropecuarias. Por su parte, la gama eRook Compact está orientada a distribuidores y usuarios finales, para aplicaciones de acumulación residencial inteligente.

La familia eRook permite paralelizar módulos en 48V, para adaptarse a las necesidades de viviendas que demandan una acumulación de energía desde 1 kWh hasta 15 kWh, mientras que los módulos eBick pueden conectarse en paralelo o en serie para formar sistemas en tensiones desde 48V hasta 600V, con un amplio rango de capacidades que van desde 15 kW/h hasta 960 kW/h.

 

Cegasa Laboratorio

 

Ambas soluciones cuentan con perfiles de comunicación adecuados para conectarse con inversores on-grid y off-grid, monofásicos y trifásicos. Permiten ratios de descarga 1C, pudiendo alcanzar los 1.5C en descargas continuas por debajo de los 3 minutos. Esta capacidad de respuesta se mantiene en un amplísimo rango de temperaturas sin pérdida de capacidad alguna. Es de resaltar que en aplicaciones exigentes como son las instalaciones aisladas e híbridas el sistema no requiere de mantenimiento. A pesar de ello la vida estimada mínima es de al menos 15 años.

La utilización de celdas premium basadas en la electroquímica LFP (litio y fosfato de hierro) permite alcanzar las mayores ciclabilidades en descargas profundas. Cegasa avala la compatibilidad con las principales marcas de inversores comerciales del mercado.

• Entrevista a Juan Carlos Ordóñez, director comercial de Cegasa

Añadir un comentario