termosolar

Siemens construirá un campo termosolar de 50 MW en Olivenza

0
La multinacional alemana acaba de anunciar que ha recibido un pedido por parte de la unión temporal de empresas (UTE) Termosolar Olivenza para la construcción de un campo solar en Olivenza, en la provincia de Badajoz. La UTE Termosolar Olivenza está formada por Acciona Infraestructuras, Acciona Ingeniería y Seridom.
Siemens construirá un campo termosolar de 50 MW en Olivenza

La potencia del campo (50 MW) será suficiente como para abastecer de energía limpia a 50.000 hogares españoles, según calcula Siemens, que especifica en su comunicado que suministrará "el campo solar llave en mano". La multinacional alemana especifica en él, además, que "la UTE Termosolar Olivenza ha actuado como contratista llave en mano de la Planta Termosolar Olivenza 1, propiedad de Ibereólica Solar Olivenza SL". La central, de tecnología cilindro-parabólica, constará de 123 lazos y se prevé entre en funcionamiento en 2012. Siemens explica su tecnología así: "mediante la tecnología de espejos parabólicos de este campo termosolar, la energía del sol se concentra sobre una pequeña superficie: un tubo receptor situado en el centro focal de los espejos parabólicos que contiene un aceite térmico que circula por su interior y que acumula calor. El aceite caliente produce vapor en un intercambiador de calor y este vapor se utiliza para generar electricidad mediante una turbina de vapor".

Un ejercicio fructuoso
Siemens se define como "una empresa líder en electrónica e ingeniería eléctrica, que opera en los sectores industrial, energético y de salud". La compañía declaró  en 2010 una facturación de 76.000 millones de euros y un beneficio de 4.068 millones de euros. En España, cuenta con más de 4.000 empleados. En el ejercicio fiscal 2010, la multinacional declaró 28.000 millones de euros en ingresos generados por su portafolio medioambiental, del que forma parte la división termosolar. Precisamente en el último Especial Solar Termoeléctrica que publicó Energías Renovables (julio de 2010) dedicamos un reportaje a la división Termosolar de Siemens. Por su interés, reproducimos parte del mismo a continuación.

La máquina solar
En España, en Estados Unidos, en Israel, en Australia, en Suráfrica, en el Magreb. Siemens está ofertando a promotores de todo el mundo su catálogo termosolar, porque, desde que se hiciera con el control de Solel (el proceso de absorción está a punto de concluir), la multinacional alemana, que ya tenía las turbinas de vapor, cuenta ya con su propia tecnología solar. Vamos, que ahora lo tienen todo. Y que por eso están buscándole las vueltas al sol en España y en Estados Unidos y en Australia y en Israel y en el Magreb y en Suráfrica…

Cuentan en Siemens que, “en el fondo, lo que se está haciendo ahora es lo que se estaba haciendo hace veinte años, pero un poco mejorado”. Y la verdad es que eso cuentan en casi todas partes. Porque casi todos los actores del sector vienen a decir lo mismo: que lo que están investigando es, sobre todo, cómo industrializar el proceso. La tecnología, como todo en la vida, es mejorable, por supuesto (ahí está el asunto del almacenamiento, por ejemplo, o la I+D en mejora de la eficiencia de receptores y espejos), pero una cosa está muy clara: los fundamentos ya están. Y ahora lo que hace falta es engrasar la máquina, o sea, que produzca más espejos y mejores y más tubos receptores y mejores, y que monte más deprisa y más barato para reducir los costes al máximo.

Solel, desde Israel
Por eso Siemens buscó a Solel. Porque la compañía israelí llevaba veinte años industrializando su proceso. Y parece que lo han conseguido. En Lebrija, en la central de 50 MW que están empezando a poner en marcha precisamente en estas fechas, Siemens CSP montó una zona de logística –una especie de fábrica de campaña– donde instalaron dos líneas de ensamblaje de parábolas. De esa fábrica han salido las parábolas de la central (6.048) totalmente montadas a razón de una, cada siete minutos y medio.

Allí, casi todos los mecanizados se han hecho por control numérico, “por lo que dependen poco del error humano”, me cuentan. Además, han trabajado con una idea clara: la trazabilidad. El objetivo es “trazabilidad completa de todos los componentes y si, dentro de diez años, tienes que cambiar algo, pues poder saber exactamente qué es lo que ha pasado”. El sistema ha sido ideado para trabajar “de una forma muy industrializada, y poder hacerlo tanto en España como en Estados Unidos o donde sea”, insisten.

Además, cuando las parábolas salen de la fábrica de campaña son transportadas y montadas en su ubicación exacta, dentro del campo solar, con una máquina especial que Siemens ha patentado y con la que la multinacional ha sustituido a las grúas tradicionales. Su tecnología les permite instalar las parábolas completamente montadas hasta con vientos de cincuenta kilómetros por hora. “Trabajamos casi just in time, entre el montaje en la nave cubierta y el montaje en campo. Para que eso funcione tienes que tener sistemas muy robustos. Nosotros montamos una parábola en quince minutos con tres personas”, me cuentan.

Seis o siete meses
Más aún, según el presidente de la división solar termoeléctrica de Siemens, José Luis Morán, “nosotros montamos un campo solar de 50 MW con 97 personas. Y lo hacemos en seis, siete meses”. Y añade: “para que te hagas una idea, hace unos meses apareció un anuncio en prensa de FPL [empresa norteamericana del sector] que decía que, en una planta, en Nevada, había empleado a 1.200 operarios para montar un campo solar, nosotros, 97”. Eso sí, “en Lebrija, el 80% de los empleados era gente de la zona. No hace falta traerte gente de por ahí, ingenieros aeronáuticos ni nada que se le parezca, porque gente muy cualificada solo necesitamos 16, 17 personas”.

La máquina solar Siemens también presume de su control numérico. Con él se controlan los procesos. Así nos lo cuentan: “si tienes que alinear manualmente 170.000 soportes reflectores… pues es difícil. Mira, todos los campos solares parecen iguales, pero en el fondo estamos hablando de aparatos ópticos donde tú tienes una parábola que tiene casi seis metros de apertura y doce metros de largo, y hay que apuntar muy bien porque tienes que enfocar las radiaciones en siete centímetros. Así que, o la geometría es perfecta o a lo mejor el rayo te llega, sí, pero en vez de darle al eje se te va y resulta al final que no tienes 50 MW. Bueno, pues Solel lleva veinte años haciéndolo y algo hemos aprendido”.

Cuestión de sales
Veinte años de experiencia, pues, volcados ahora en una multinacional inmensa (más de 400.000 trabajadores en todo el mundo), y dos líneas de I+D: pro industrialización del proceso y pro mejora de una tecnología avalada ya por dos décadas de operación comercial. El asunto del almacenamiento del sol es, en todo caso, el gran caballo de batalla, batalla que van ganando poco a poco, pero que entraña ciertos riesgos. El problema que tienes en el depósito de las sales, cuentan en Siemens, “es que si su temperatura baja de 200ºC se te congelan, y si se te congelan, las tienes que tirar. O sea, que tienes ahí 50 ó 60 millones de euros que no tienen por qué congelarse pero… si hay un accidente o lo que sea y tienes que tirarlo...”. Por eso Siemens está desarrollando sistemas de almacenamiento “intrínsecamente seguros”. Y no solo en sales fundidas, “sino también otros”. ¿Cuáles? “Ahora mismo no puedo contar nada todavía, pero creemos que la tecnología de las sales tiene que evolucionar bastante rápido”. Ah, y también están estudiando cómo mejorar la operación de la planta –“hay sistemas automáticos de operación que hacen que la central funcione de manera casi autónoma”– y cómo incrementar la eficiencia de los receptores, la reflexión de los espejos, las estructuras…

Más información
www.siemens.com

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).