termosolar

La Policía Municipal le ha multado por ocupar la calle

El SAMUR traslada al hospital a Ángel Vadillo, el alcalde en huelga de hambre

0
Los médicos del SAMUR-Protección Civil han ordenado esta mañana el “traslado para valoración hospitalaria” de Ángel Vadillo, el alcalde de Alburquerque, según consta en el parte de asistencia firmado por los facultativos. Vadillo ha iniciado su tercera jornada de huelga frente al Ministerio de Industria. Ya ha sido dado de alta con una recomendación médica que ha declinado: dejar la huelga de hambre.
El SAMUR traslada al hospital a Ángel Vadillo, el alcalde en huelga de hambre

El SAMUR-Protección Civil se encarga de vigilar el estado de salud de Ángel Vadillo desde que comenzó la huelga de hambre. Esta mañana ha acudido al Paseo de la Castellana 160, a la entrada del Ministerio de Industria, para atenderle como cualquier otro día. Esta vez, sin embargo, han decidido trasladarlo al Hospital Universitario de la Princesa donde ha llegado, según el parte médico del centro hospitalario “traído por el SAMUR por disminución progresiva del ritmo cardiaco que pudiera estar en relación con la toma de la infusión”.

Se refiere el parte médico al hecho de que el alcalde de Alburquerque únicamente toma agua con miel y valeriana. De hecho, una vez que ha sido dado de alta porque “no presenta patología actual”, los médicos le han hecho dos recomendaciones: “aconsejamos el abandono de la huelga de hambre”, y “si desea tomar valeriana lo hará a la dosis recomendada”.

Ángel Vadillo, según ha informado su entorno a Energías Renovables ha asegurado que continuará con la huelga de hambre. Ya se lo dijo al Ministro de Industria por carta el pasado 21 de junio de 2012 (…) “comunicarle mi intención de mantener mi acción reivindicativa pacífica en huelga ante este Ministerio hasta que al menos Vd., y el Ministerio que dirige decidan abrir una negociación con fechas claras de inicio y terminación” (…). De esta manera contestaba a la misiva que José Manuel Soria le envió en la que, entre otras cosas, le decía “espero y deseo que reconsidera su posición respecto a adoptar medidas drásticas. Creo con franqueza que no es la vía adecuada”.

La Policía Municipal le ha multado por ocupar la calle
El alcalde de Alburquerque inició hace meses una protesta contra la moratoria renovable ordenada por el gobierno del Partido Popular. Lo hizo porque suponía la paralización de cinco proyectos de centrales termosolares a los que había confiado la generación de empleo y la captación de dinero vía impuestos que el presupuesto municipal comprometía para acciones de desarrollo social en una comarca donde la media de desempleo supera el 30%. Primero fue andando desde su pueblo hasta la puerta del Ministerio de Industria, después durmió durante casi dos meses en una furgoneta y un banco frente a la sede ministerial, y por último se ha puesto en huelga de hambre.

Ha sido en esta tercera fase de la protesta cuando la Policía Municipal de Madrid le ha multado. Fue el sábado pasado a las 9.40 de la mañana, según consta en la denuncia. El motivo, según lo escrito por el agente, por “ocupar la vía pública con una mesa y tres sillas sin presentar la correspondiente autorización administrativa”. En las observaciones y alegaciones de la multa se indica que “el notificado se halla en huelga de hambre en frente del Ministerio de Industria. Se niega a retirar dichos enseres”.

Cuando Ángel Vadillo estuvo durmiendo frente a Industria pudo acceder a los jardines ministeriales, pero cuando inició la huelga de hambre las puertas se cerraron. Las verjas y parece que cualquier posibilidad de acuerdo. El alcalde de Alburquerque se ha entrevistado con el Director General de Política Energética y Minas, con el Secretario de Energía y con el Ministro de Industria, por este orden. La posición oficial queda clara en la carta de José Manuel Soria fechada el pasado 13 de junio “La toma de decisiones en relación con la política energética no puede venir condicionada por las acciones de presión que usted anuncia en su escrito”. (…) “Le reitero, tal y como hice el pasado 7 de junio, que no podemos aceptar su pretensión de modificar la política energética para apoyar, tal y como usted me planteó, la rentabilidad empresarial de determinados proyectos”. A lo que Ángel Vadillo ha contestado (…) “de no acceder Vd., a abrir este cauce de negociación positiva mantendré mi huelga de hambre hasta las últimas consecuencias”.

Añadir un comentario