panorama

Argentina

Un proyecto financiado por la Unión Europea busca la creación de un Plan Nacional de Eficiencia Energética

0
Desde mayo de 2018 el proyecto “Eficiencia Energética en Argentina” viene desarrollando una serie de actividades y acciones que, al mismo tiempo que busca capacitar fundamentalmente al entramado industrial del país, tiene como objetivo brindar apoyo técnico para la creación de un Plan Nacional de Eficiencia Energética. El proyecto, único en su tipo en América Latina, es financiado por la Unión Europea con un presupuesto de más de 4 millones de euros y se extenderá hasta mediados del año que viene. Sobre sus distintas facetas, Energías Renovables conversó con el catalán José Luis Larregola, uno de los expertos participantes.
Un proyecto financiado por la Unión Europea busca la creación de un Plan Nacional de Eficiencia Energética

El origen de este proyecto debe remontarse al comienzo del mandato anterior al actual gobierno en Argentina, que, desde diciembre de 2015 y durante cuatro años presidió Mauricio Macri. En aquel tiempo, la Comisión Europea, uno de los órganos ejecutivos de la Unión Europea (UE), comenzó a brindar apoyo a las políticas de reforma de la administración Macri a través del Instrumento de Asociación (Partnership Instrument).

Uno de los puntos centrales, a partir de la gestión de Andrea Heins, al frente de la  Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética -entonces de nueva formación- del Ministerio de Energía y Minería, fue acordar la implementación de llamado proyecto “Eficiencia Energética en Argentina”.

"Ella fue la impulsora de sentar las bases de este proyecto y hacer una cosa que es muy importante: trasladar lo que un país quiere a unos términos de referencia que puedan llevarse a un concurso público, que la UE llevó a la escena de todas las empresas consultoras que nos dedicamos a esto". El que así lo explica es José Luis Larregola, experto principal en Industria, Edificio y Transporte.

El equipo de gestión de proyecto se completa con Daniel Hugo Bouille, experto en Plan de Eficiencia Energética, y Raúl Landaveri, experto en Balance de Consumo de Energía Final; los tres forman un equipo de trabajo que es coordinado por Alfredo Caprile.

Tal como se explica en la propia página web, "Eficiencia Energética en Argentina" es un proyecto financiado por la UE que tiene como objetivo apoyar al gobierno argentino en sus esfuerzos para modernizar su sector energético a través de la creación de un entorno propicio para la eficiencia energética y la facilitación de tecnologías y transferencia de conocimiento para sectores clave.

El proyecto comenzó en mayo de 2018 y aunque está previsto dure hasta mayo de 2021, posiblemente se extienda algunos meses más debido a la pandemia del Covid-19. Cuenta con un presupuesto de 4.309.100 euros y plantea el desarrollo de diferentes actividades, entre ellas, la creación de un entorno propicio para la Eficiencia Energética (EE), apoyo técnico para la consolidación de un Plan Nacional de Eficiencia Energética, balance del consumo de energía final para el sector residencial, industria y transporte, asistencia técnica para reformas políticas, eventos anuales entre la UE y Argentina sobre EE, tecnologías y conocimiento sobre para los sectores clave, auditoria en sectores industriales clave, modelos de financiación de proyectos de EE, apoyo a los planes municipales y su aplicación para edificios públicos y residenciales y en flotas de transporte.

Además de mostrar las mejores soluciones tecnológicas y mejores prácticas en eficiencia energética, persigue que el desarrollo de mencionado Plan Nacional y el marco normativo necesario esté relacionado con la asistencia técnica para adoptar estándares y etiquetado para edificios y vehículos; la gestión de energía en la industria, el transporte y el sector público, y la participación en actividades internacionales de Eficiencia Energética.

"No es la primera vez que la UE apoya a países latinoamericanos, hay una fuerte colaboración, estrecha, sobre todo a nivel de las embajadas, que en los diferentes países de la región están constantemente viendo las necesidades. Cuando hace unos 6 u 8 años Europa impulsa el gran cambio a la transición energética, se piensa en trasladar todo ese conocimiento, todo ese know how a la zona", explica Larregola.

Redes de aprendizaje
Para materializar el proyecto, la UE convocó a un concurso público. "Como los requisitos eran de muy diferentes actuaciones -continúa Larregola-, no había una empresa en el mundo capaz de tener personal para presentarse, por lo que hubo que hacer un consorcio, compuesto por la consultora alemana GFA Consulting Group, que es la líder del proyecto, y las españolas  Fundación CEDDET, que ya ha dejado de funcionar, y la consultora a la que yo represento, EQO-Nixus, de Barcelona".

Debe agregarse que existe una pata local argentina, la Fundación Bariloche.

En concreto, Larregola es el experto que se dedica a implementar lo que se conoce como programas piloto de redes de aprendizaje.

"Se trata de un modelo muy europeo -especifica-, sobre todo en países como Alemania, donde hay más de 500 redes funcionando, y Suiza, donde está muy evolucionado. ¿Y qué es una red de aprendizaje? Básicamente, es un grupo de personas que tiene el mismo objetivo, se reúnen y aprenden y evolucionan juntas, siempre guiados por expertos. ¿Qué implica? Que una empresa, cuando va sola, crece uno, cuando va en red crece diez".

"Nosotros enseñamos procedimientos europeos -sigue-, internacionales, diríamos, basados principalmente en el estándar ISO 50001, que es el de sistema de gestión, con lo cual lo que aprenden está en un formato estandarizado, y el objetivo es que las empresas, las industrias de estas redes, accedieran a la certificación ISO 50001, ya que Argentina es uno de los países donde más poca actividad en ese sentido de certificar una ISO en gestión de la energía hay".

Hasta ahora se han formado cinco redes, con la participación de 80 empresas, distribuidas en diferentes provincias, la de Santa Fe está conformada por 11 industrias; son 13 las de Tucumán; 12 las de Córdoba; la misma cantidad en el bonaerense Parque Industrial Pilar; y 15 en Misiones.

 Y existen previsiones para armar otras más. "Recientemente se hizo una nueva que todavía no está publicitada, que es completamente sectorial, es para bodegas de seis provincias, entre ellas Mendoza, San Juan, Catamarca y La Rioja. Son 22 bodegas,  y es la primera vez que todo va a ser virtual. En el sector vitivinícola hay bodegas importantes y también más pequeñas. Como es un sector que exporta mucho, le van a pedir certificaciones, lo cual suma a la cuestión económica del ahorro. Tenemos muchas demandas, del sector yerba mate, por ejemplo", agrega Larregola.

Además de lo mencionado existe una actividad que es un plan de educación, que busca crear una plataforma educativa bajo un nuevo formato llamado Comunidades Energéticas. También -aunque postergado por la pandemia- está el proyecto de realizar a partir de 5.000 encuestas en el tejido industrial, el Balance Nacional de Energía Útil, que puede, por ejemplo, dar una información muy útil para implementar una política pública de recambio de maquinaria.

Según Larregola , este proyecto que se está implementando en Argentina es uno de los de mayor envergadura de todos los que la UE tiene en América latina.

 

--

 

EL PLAN NACIONAL DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

- ¿En qué estado considera que está el tema de la eficiencia energética en Argentina?

- Hay muchísimo potencial, la eficiencia energética en la Argentina no se ha trabajado en muchísimo años. Por dos razones, primero hay un tema financiero, el tema de la economía del país. Y claro, cuando alguien quiere adquirir productos importados, es muy complicado, entonces, las empresas que sobre todo no son multinacionales, se frenan. Distinto es el caso de empresas grandes u otros grupos que están en toda Europa, Que tienen su financiamiento. El segundo hándicap es el tema del costo de la energía, de cada kWH, que en Argentina es un tema camuflado en un montón de incentivos.

- Uno de los objetivos de este proyecto es que se geste un Plan nacional de Eficiencia Energética ¿hay mimbres en Argentina para hacerlo?

- Sí, sí, de hecho, aunque es algo en lo cual no participo, puedo decir que el plan nacional consiste en analizar la energía, industria, transporte, y residencial. Se han hecho 19 informes sectoriales, están todos publicados en la web del proyecto. Sirve para conocer la situación actual y luego conocer cuáles son las propuestas de cambio en el tema energético, conocer las barreras y conocer los instrumentos para superar esas barreras.

- ¿Cuáles barreras puede mencionar?

- Una de las que detectamos es que no hay mercado para la eficiencia energética en Argentina. El mercado es el que pone el precio, si un cliente quiere comprar la mejor carpintería metálica eficiente le va a costar mucho dinero ¿Por qué? Porque sólo la compran tres. Para crear un mercado hay que tener un buen análisis hecho  ¿Creamos un mercado de qué? ¿De heladeras? ¿De neumáticos? ¿De transporte? ¿De ventanas? ¿De motores? ¿De techos?

- ¿Qué pasos faltan para un Plan Nacional?

- El plan sectorial se ha aprobado por todos los agentes, entre ellos la Unión Industrial Argentina (UIA), el sector del hierro y el acero, el de las grasas y los aceites, todos han participado en la elaboración de las medidas. Ahora nos faltan los instrumentos para superar las barreras, que es lo que nos queda de aquí para adelante del proyecto, y cuando eso se tenga habrá un Plan Nacional de Eficiencia Energética. Ese plan tiene que ir paralelo a una ley, la ley de eficiencia energética, ya hay un proyecto de ley, elaborado con el apoyo de la UE y de los expertos europeos que fueron contratados para asesorar a Argentina en este campo. En su momento no se aprobó, no pasó la media sanción porque fue durante el final del anterior gobierno, pero lo importante es el reglamento que después salga de ahí.

Añadir un comentario