panorama

Greenpeace apuesta por las renovables como solución a la dependencia energética europea

0
Activistas de Greenpeace han desplegado pancartas con el mensaje "UE: las renovables son la solución" durante su periplo con el buque Arctic Sunrise por las costas españolas. La organización ecologista pide de ese modo "el fin de las prospecciones de petróleo y gas en favor de las energías limpias". La campaña de Greenpeace coincide con el comienzo, hoy, del Consejo Europeo en el que los líderes de los Veintiocho decidirán los objetivos climáticos y energéticos para 2030.
Greenpeace apuesta por las renovables como solución a la dependencia energética europea

"Esta cumbre marcará el futuro para la reducción de emisiones contaminantes y el desarrollo de las energías renovables y el ahorro de energía, por lo que será tan decisiva para el crecimiento económico, como para la independencia energética de la Unión Europea". Lo ha dicho Marina Bevacqua, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace. Activistas de esa organización zarparon de Málaga hace unos días -viajan a bordo del buque Arctic Sunrise- en el marco de una campaña de protesta contra las prospecciones petrolíferas que quiere emprender Repsol frente a la Costa del Sol, a diez kilómetros de Mijas, en la que califican como "la zona de mayor riesgo sísmico de España". El Arctic Sunrise se dirige a estas horas a Canarias, donde Repsol también está buscando petróleo, en aguas profundas.

Tres millones de empleos
Greenpeace está aprovechando este periplo para difundir su informe "La recuperación económica con renovables", que ha elaborado la consultoría Abay Analistas Económicos y Sociales. El documento -explican los ecologistas- demuestra que un avance ambicioso de las energías limpias generaría en España más de tres millones de empleos ligados a la construcción de nuevas centrales energéticas y un crecimiento anual de dos puntos en el Producto Interior Bruto durante los próximos quince años. Además, un modelo renovable en 2030 -aseguran los ecologistas- "supondría un ahorro medio de un 34% en la factura energética de los hogares frente al año 2012; solo en la factura de la luz el consumidor pagaría un 25% menos, y todo ello implicaría también una reducción de un 75% de los gases contaminantes en menos de 20 años".

El 86,2% de la energía que consume España llega de allende nuestras fronteras
Según Greenpeace, un modelo renovable ayudaría a reducir la dependencia europea: "España importa un 86,2% de toda su energía del exterior, mientras que la Unión Europea (UE) depende en un 53% de fuentes externas para el suministro energético". Greenpeace denuncia todo esto en su informe "Atados", en el que explica por ejemplo que, en el año 2011, alrededor del 85% de los ingresos que declaró Gas Natural salieron de la venta de la energía que esa compañía genera con el carbón y el gas que importa. Según ese documento, "Iberdrola, Gas Natural y Enel (propietaria de Endesa) importan más del 75% del gas y más del 90% del carbón de países no pertenecientes al Espacio Económico Europeo", mientras que, por otro lado, "sólo un 13% de la electricidad que generan las ocho grandes eléctricas europeas procede de fuentes de energía renovable".

Greenpeace quiere objetivos vinculantes para 2030
La organización ecologista considera completamente insuficiente la propuesta de la Comisión Europea que los líderes de los Veintiocho discutirán en Bruselas a partir de esta tarde. Estos objetivos -explica- "solo ayudarían a consolidar el papel de tecnologías contaminantes y peligrosas, como las nucleares y las basadas en combustibles fósiles, para las próximas décadas". Así, Greenpeace exige que la UE asuma tres objetivos vinculantes para 2030: un objetivo climático de, al menos, el 55% de reducciones de emisiones internas de gases de efecto invernadero (comparadas con 1990), una presencia de energías renovables de un 45% en el mix energético y un ahorro energético mediante la eficiencia del 40% (comparado con 2005). El documento que la Comisión Europea envía hoy al Consejo se queda en un 40 (gases), 27 (renovables), 30 (ahorro).

Muchos otros actores
En el comunicado que ha difundido hoy, Greenpeace señala que no es la única organización que está reclamando de Mariano Rajoy y sus homólogos europeos unos objetivos ambiciosos y vinculantes de energías renovables, eficiencia y reducción de emisiones: "empresas de la talla de Unilever, Phillips, Siemens o Ikea -señala- pidieron recientemente un mayor compromiso sostenible a la Unión Europea, así como sindicatos como UGT, Comisiones Obreras y la Confederación Europea de Sindicatos, o asociaciones de consumidores como Facua y la OCU". La Confederación Europea de Sindicatos, dijo hace unos días que "no hay trabajo en un planeta muerto" y apoyó un triple objetivo de 40% reducción de gases, 30% en renovables y 40% de eficiencia energética (este último objetivo también lo apoya un grupo de 49 grandes empresas europeas).

Añadir un comentario