panorama

Siemens y la química Evonik desarrollan productos químicos verdes a partir del CO2

0
Siemens y la empresa química alemana Evonik comparten dos proyectos de investigación, denominadas Rheticus y eEthylene, por el que están utilizando CO2 para desarrollar productos químicos como butanol, hexanol o etileno, incluso biocombustible.
Siemens y la química Evonik desarrollan productos químicos verdes a partir del CO2

Ambos proyectos están financiados por el gobierno de Alemania.

Rheticus
Según se explica en un comunicado, el proyecto de investigación Rheticus busca obtener productos como “el butanol y el hexanol, que son materias primas para elaborar productos como plásticos especiales y aditivos alimentarios“.

Así se explica el procedimiento: “Al comenzar, un electrolizador de Siemens utiliza energía de fuentes renovables para convertir el dióxido de carbono y el agua en monóxido de carbono metabolizable (CO). A continuación, un proceso de fermentación de Evonik convierte muy selectivamente los gases que contienen CO en sustancias valiosas con la ayuda de microorganismos especializados”.

La primera fase de este proyecto terminará en 2019 y está previsto que para 2021 se construya una planta de pruebas en la sede de Evonik, ubicada en el noroeste de Alemania. El objetivo es prepara el escenario “para la construcción de una planta industrial con un volumen de fabricación de hasta 20.000 toneladas de butanol o hexanol por año".

"También estamos estudiando la posibilidad de producir otros químicos especiales o incluso combustibles", explica el responsable de los electrolizadores de Siemens Corporate Technology, Günter Schmid.

La importancia de este proyecto está dada también por otros elementos, no solo permitir producir químicos de manera sostenible, “sino que también sirve como un almacén de energía, que puede responder a las fluctuaciones y ayudar a estabilizar la red”.

eEthylene
El proyecto eEthylene, en tanto, tiene como objetivo descubrir cómo el dióxido de carbono se puede convertir en etileno de manera eficiente. El etileno se usa actualmente de diversas formas y es uno de los productos más importantes de la industria química. Es la materia prima para la producción de polietileno, cloruro de polivinilo y poliéster, y también ayuda a que las frutas y verduras maduren en el momento preciso, una aplicación importante en un mundo de cadenas globalizadas de suministro de alimentos.

Se asegura que “si el proceso de producción electrolítica puede optimizarse, podría competir con el método de fabricación convencional”, a eso debería sumársele que “el proceso usaría CO2 atmosférico y sería deseable desde una perspectiva ambiental, también valdría la pena seguirlo desde un punto de vista comercial”.  Se asegura que una tonelada de etileno cuesta entre 850 y 1.200 euros y anualmente se utilizan alrededor de 180 millones de toneladas.

Añadir un comentario