panorama

Propone la

Pocheco, la fábrica de sobres francesa que es un ejemplo de éxito empresarial y sustentable

0
Con sede en Forest-sur-Marque, a las afueras de Lille, en el norte de Francia, la empresa Pocheco viene construyendo una imagen muy destacada en lo que se puede precisar bajo el concepto sustentable. Fabrica sobres con papel reciclado y biodegradable usa tintas al agua, genera parte de su electricidad con energía fotovoltaica, utiliza agua de lluvia para la mayoría de sus procesos industriales y sus edificios están diseñados con conceptos de optimización ambiental. Y eso no es todo, hasta es una especie de clúster de formación de nuevos negocios sustentables.
Pocheco, la fábrica de sobres francesa que es un ejemplo de éxito empresarial y sustentable
Paneles fotovoltaicos y techos con plantas que además permiten recoger agua de lluvia.

El primer punto a destacar es que este cambio se debe a una decisión de su director, Emmanuel Druon, quien hacia 1997, en un momento en que la empresa tenía problemas tanto económicos como medioambientales, e incluso sociales a partir de la escasa integración con el entorno, tomó una decisión que cambió el curso de las cosas.

Lo que hizo puede sonar simple, pero marcó toda la diferencia: construyó a su alrededor un equipo, que decidió que el desarrollo futuro de la empresa estaba unido a la necesidad de integrarse al medio ambiente y velar por el bienestar de sus empleados.

Así, la fábrica, que funciona en un edificio que en el siglo XIX albergaba a una empresa textil, fue cambiando poco a poco su aspecto y sus prestaciones hasta convertirse ella misma en un ejemplo de que beneficios económicos, criterios medioambientales y valorización del empleo pueden ser coordenadas positivas de una misma ecuación.

Tanto ha llamado la atención el proceso en que se ha embarcado Pocheco, dentro de lo que podría denominarse economía circular, que de hecho es parte del aclamado documental ecologista Demain (Mañana), ganador del premio César en 2016.

¿Y qué es la economía circular? Según explican desde la Fundación para la Economía Circular, en oposición a la lineal -la que actualmente prepondera: producir, consumir, tirar-, se trata de "un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía,…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos".

De hecho, Emmanuel Druon ha escrito un libro titulado Ecolonomy (ecolonomía, un neologismo que une las palabras ecología y economía), en la que se explica cómo Pocheco ha ido evolucionando, y cómo, según sus planteos, es posible una economía que no ponga el ojo sólo en obtener ganancias a cualquier precio.

Una particularidad notable de la fábrica es, además de no generar residuos -todo es aprovechado de algún modo según criterios sustentantables, no sólo no tomar créditos bancarios, con lo que, dicen, renuncia "al capitalismo financiero", sino que "los resultados de la empresa están sistemáticamente reinvertidos en ella. Ningún dividendo".

Además en el propio entorno fabril se han gestado varias empresas paralelas de autogestión, como Agora, un servicio de gestión de correo para empresas de la región Norte-Paso de Calais; La Maison de L'Ecolonomie, que trabaja con agrocultores locales y propone frutas y verduras de temporada; y Ouvert, una consultoría en ecolonomías. También se han desarrollado a su vera asociaciones como Canopée Reforestation, una asociación que tiene como meta reforestar y restaurar los espacios naturales para preservar la biodiversidad local.

Hoy la empresa tiene más de 130 empleados, y funciona con un comité de dirección, compuesto por seis empleados en conformación de género paritario, con la función tanto de promover el desarrollo de la empresa como de identificar talentos y proyectos a desarrollar.

Entre sus clientes figuran empresas españolas.

Añadir un comentario