panorama

MefCO2 demuestra que es posible producir metanol verde a partir de la captura de CO2

1
Durante más de cuatro años i-deals, el broker tecnológico del grupo español everis, ha liderado el consorcio europeo MefCO2 que ha desarrollado esta iniciativa que pretendía demostrar la viabilidad económica de la captura de CO2 mediante su conversión en metanol. Un producto químico versátil, de amplio uso y, en este caso, de origen renovable ya que se produce a partir de hidrógeno generado con tecnologías limpias, como la eólica.
MefCO2 demuestra que es posible producir metanol verde a partir de la captura de CO2

El Proyecto MefCO2, de 11 millones de euros y financiado por la Comisión Europea en el marco del programa H2020, ha celebrado esta semana el evento de clausura en el Centro de Innovación del Carbón de RWE (Niederaussem, Alemania), con la presentación de los resultados y una visita por la planta piloto en donde se ha llevado a cabo. Esta instalación, una de las mayores plantas de síntesis de metanol derivado del CO2 a partir de gases de combustión en la Unión Europea, es capaz de capturar cada día más de 1,5 toneladas de CO2.

A partir de ese dióxido de carbono y del hidrógeno producido mediante fuentes renovables (eólica, por ejemplo), la planta puede fabricar una tonelada de metanol verde al día. Para ello, utiliza un electrizador PEM de altas prestaciones capaz de producir más de 100 m3 de H2 cada hora. Ya se ha solicitado patente para proteger este nuevo catalizador resultado del proyecto.

La planta está diseñada para un funcionamiento flexible y se han llevado a cabo diferentes pruebas simulando condiciones reales. 

De acuerdo con everis, hasta ahora se ha logrado un funcionamiento estable en distintos rangos, y las estimaciones preliminares muestran una eficacia superior al 90% de manera continua.  Pero 

Angel Sánchez, fundador de i-deals , considera que el impacto de MefCO2 va mucho más allá de estos resultados: "Estamos sentando las bases para una estrategia más eficiente de conversión de CO2 en el sector energético mediante la integración de fuentes de energía renovables", asegura.  "Este tipo de tecnologías dependen en gran medida de la flexibilidad y MefCO2 ha demostrado que este escenario operativo es factible."



James Hayward, del Instituto de Catálisis de Cardif, otro de los socios del proyecto, dice: "Las crecientes cantidades de CO2 en la atmósfera son una preocupación global, y MefCO2 representa un paso importante hacia la solución de este problema. El metanol es una materia prima química muy importante y tiene aplicaciones como combustible. Por tanto, ser capaz de reducir el impacto de carbono mediante la síntesis de metanol  "verde" podría tener un impacto significativo en la economía global de carbono".


El consorcio

Detrás de la iniciativa MefCO hay un consorcio de nueve socios: RWE Power (Alemania), la propietaria y responsable de la planta de captura del CO2; Carbon Recycling International (Islandia) proporciona la unidad de metanol; Mitsubishi Hitachi Power Systemas Europe (Alemania) es el integrador de sistemas y provee la unidad de acondicionamiento del CO2; Hydrogenics Europe (Belgium) es el proveedor del electrolizador; el Instituto de Catálisis de Cardiff (Reino Unido) trabaja en la investigación de la síntesis de catalizadores; el Instituto Nacional de Química de Eslovenia (Eslovenia) trabaja en los catalizadores y la ingeniería de reacción; la Universidad de Génova (Italia) se encarga del análisis económico y de la optimización de procesos; la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania) dirige las simulaciones de procesos; y i-deals – Grupo everis (España) es el coordinador del proyecto y responsable de la difusión y explotación de los resultados.

Los socios del consorcio están trabajando ya en la hoja de ruta tecnológica que permitirá la ampliación de las tecnologías del proyecto y el despliegue potencial de plantas en pleno funcionamiento.



Añadir un comentario
Miguel
El mejor método para transformar el CO2 en energía aprovechable es gratis y se llama fotosíntesis. Las algas, las cianobacterias, las bacterias​ y las plantas tienen la capacidad de transforma el dióxido de carbono en materia orgánica, y sin coste económico. Lo que hay que hacer es eliminar la paranoia de los políticos y algunos ciudadanos con el CO2 que nos meten en gastos a lo tonto.