panorama

Cumbre de Acción Climática de Naciones Unidas, Nueva York

La contaminación del aire tiene un coste para la economía global de más de cinco billones de dólares

0
Lo ha recordado, en Nueva York, María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de España. Carcedo participó ayer (foto) en la ceremonia de clausura de la reunión de la coalición de impulsores sociales y políticos denominada Invertir en clima: recortar emisiones, limpiar nuestro aire, salvar vidas. La ceremonia ha tenido lugar a modo de prolegómeno de la Cumbre del Clima de la ONU que comienza hoy en Nueva York. La ministra ha aprovechado su intervención para anunciar la presentación, "en los próximos meses", de un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente.
La contaminación del aire tiene un coste para la economía global de más de cinco billones de dólares

"Todos nosotros sufrimos los efectos del cambio climático en nuestra vida diaria", ha dicho la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. "Según la Organización Mundial de la Salud, la contaminación del aire causa siete millones de muertes prematuras cada año, de las cuales 600.000 mil corresponden a niños", ha destacado. Además, ha recordado que el Banco Mundial estima que la contaminación del aire tiene un coste para la economía global de más de cinco billones de dólares. "Si no actuamos más rápido -ha urgido la ministra-, las víctimas provocadas por el clima y los factores ambientales, seguirán aumentando". En este sentido, Carcedo ha asegurado que su Ministerio -Sanidad, Consumo y Bienestar Social- está comprometido en la reducción del cambio climático y de su impacto en la salud de los ciudadanos: "en los próximos meses -ha adelantado- presentaremos un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente en el que estamos contando con otros ministerios, los gobiernos regionales y los mejores expertos".

El plan recogerá los compromisos internacionales adquiridos por España
Este plan -informa el Gobierno- describirá los principales factores ambientales que influyen en la salud humana y establecerá los objetivos y líneas de intervención en esta materia, siendo una de ellas la lucha contra la contaminación atmosférica. "Obviamente recoge nuestros compromisos con la Unión Europea y los organismos internacionales, particularmente la Organización Mundial de la Salud", ha explicado. Carcedo ha explicado en Nueva York que esta iniciativa, que ha calificado de "ambiciosa", abordará múltiples cuestiones como por ejemplo el impacto sobre la salud de la calidad del aire, la gestión de productos químicos, los disruptores endocrinos, la biomonitorización, la radiactividad ambiental, los campos electromagnéticos y radiaciones no ionizantes, la radiación UV, el ruido, los vectores transmisores de enfermedades y las temperaturas extremas.

Indicadores de salud y cambio climático
Además, el Plan incluirá la puesta en marcha de un sistema de indicadores de salud y cambio climático que ayudarán a conocer las condiciones reales de cambio y a diseñar una transición justa a través de medidas distintas en función de las características de los territorios y las personas.

La ministra Carcedo ha recordado que España está alineada con la defensa de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, con el Acuerdo de París en materia de cambio climático y con las metas de la Unión Europa "para lograr un modelo de crecimiento neutro en carbono, inclusivo y solidario, en el que las energías renovables y la eficiencia energética sean las grandes protagonistas de este cambio".

Como muestra de este compromiso, ha explicado que España cuenta con un Ministerio para la Transición Ecológica. "El objetivo es cambiar la forma de entender la relación entre economía y ecología", ha explicado. Carcedo ha recordado que el Gobierno de España aprobó en febrero el Marco Estratégico sobre Energía y Clima, que incluye un anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 y la Estrategia Nacional de Transición Justa.

La ministra ha asegurado que la coalición de impulsores sociales y políticos "es un buen ejemplo de acción colectiva para abordar un reto global de salud". Hasta ahora se han sumado a ella 29 países, 51 entidades subnacionales y una entidad financiera. "Esperamos que esta jornada y la cumbre del clima contribuyan a sumar muchos más países y entidades", ha confesado. La ministra confía además en que este trabajo se traduzca en compromisos "que se transformen en acciones concretas".

Añadir un comentario