panorama

España, referente mundial en empleo con renovables, pierde comba

0
Los cambios normativos, la pujanza de países como Bangladesh y la crisis económica hacen tambalearse el sexto puesto mundial que ocupa España en número de empleos con renovables. Solo la biomasa y la termosolar suben lo suficiente en puestos de trabajo durante 2013 para mantener esa posición. La Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena, en sus siglas en inglés) ha publicado un adelanto de los empleos existentes en 2013, que superan los 5,7 millones de 2012 para llegar a los 6,5 millones. Por sectores gana la solar fotovoltaica, con 2,3 millones, seguida de los biocarburantes, con 1,4 millones.
España, referente mundial en empleo con renovables, pierde comba

Bangladesh empata con España. En 2012, nuestro país ocupaba el sexto puesto mundial en solitario en empleos directos e indirectos relacionados con las energías renovables, con 105.000. En 2013 se han añadido 9.000 trabajadores más gracias a los sectores de la termosolar y la biomasa térmica, con 10.000 empleos más en el primer caso y 5.000 en el segundo. Sin embargo, las caídas en fotovoltaica, eólica y biocarburantes hacen que Bangladesh se equipare en 2013 a España, con 114.000 puestos de trabajo, teniendo en cuenta que en fotovoltaica solo se cuentan los directos en este país asiático: 100.000.

“España ha sido duramente golpeada por la crisis económica, y los cambios adversos de políticas siguen dañando sus perspectivas de empleo”. Así lo expresan en el informe recientemente publicado por Irena: Renewable energy and jobs Annual review 2014, que por otro lado no añade ninguna perspectiva de mejora, centrando los pronósticos al alza en el futuro inmediato para China, Japón y Canadá y, en el caso de la eólica marina, Alemania y el Reino Unido. El informe recuerda los 23.700 puestos de trabajo perdidos en el sector de las energías renovables en España entre 2008 y 2012.

China lidera el empleo en solar fotovoltaica y Brasil en biocarburanrtes
A escala global, las cifras llegaron a los 6,5 millones de personas empleadas en 2013, superando los 5,7 millones de 2012. Por países, China sigue encabezando la lista con 2,6 millones (1,6 en solar fotovoltaica), seguida de Brasil, con 894 millones, de los cuales 820 pertenecen al potente sector de los biocarburantes (más de 600.000 corresponden a la industria del etanol). Llama la atención el salto del gigante asiático, que casi dobla los números de 2012, gracias a la creación de más de un millón de empleos en solar fotovoltaica. “La tendencia muestra un aumento de puestos de trabajo en servicios de instalación, mientras los de manufactura se mantienen estables por el exceso de oferta”, explican desde Irena al referirse a este boom fotovoltaico.

En conjunto, la Unión Europea ocupa al tercer puesto, con 760.000 empleos, muy repartidos entre biomasa (210.000), eólica (166.000) y fotovoltaica (153.000); en todas ellas aparece segunda a escala mundial tras China. Alemania, Francia, Italia y España se reparten el 60% de dichos empleos. Siguiendo la lista mundial por países, tras los 625 millones del tercero (Estados Unidos), que se reparten principalmente entre el etanol y la biomasa, e India (391 millones), aparecen Alemania con 371 millones (más de la mitad en eólica) y España y Bangladesh, ambos con 114.000.

En España domina la biomasa
En nuestro país destaca la biomasa, en especial por el auge de la térmica, ya que presenta el mayor número de personas empleadas, con 44.000. Sin salir de la bioenergía, le siguen las 3.000 en biocarburantes y unos testimoniales 500 en biogás. La termosolar, con 28.000; la eólica, con 24.000; y la fotovoltaica, con 11.000, aparecen tras la biomasa. El resto de tecnologías se quedan en 1.500 (pequeña hidráulica), 1.400 (geotérmica) y 1.000 (solar térmica). Hay que tener en cuenta que en todos los sectores se contabilizan no solo puestos de trabajo en producción, distribución y consumo, sino también en investigación y desarrollo.

Educación y formación para romper el cuello de botella en algunos países
Por sectores vence la solar fotovoltaica con 2.273.000 de empleos, seguida de los biocarburantes con 1.453.000. A más distancia aparecen los 834.000 de la energía eólica y los 782.000 de la biomasa. Aunque entre todas las tecnologías solares superan en conjunto a la bionergía, el infome destaca que los 2,5 millones que alcanzan los biocarburantes, la biomasa y el biogás se concentran principalmente en la producción y gestión de materias primas, sean cultivos energéticos o aprovechamiento de residuos.

Adnan Amin, director del Irena, sostiene que “con 6,5 millones de personas empleadas directa o indirectamente en las energías renovables el sector demuestra que ya no es un mero nicho de mercado, sino que se ha convertido en una importante fuente de empleo en todo el mundo". Sin embargo, el informe pide estabilidad en el contexto político para garantizar las inversiones y con ello el crecimiento sostenido del empleo. Además, advierte sobre la necesidad de volcar esfuerzos en educación y formación, porque “la falta de personal cualificado está creando cuellos de botella para su despliegue en algunos países”.

Añadir un comentario