panorama

En las renovables se han perdido 30.000 empleos y la sociedad no lo sabe

0
El empleo no es el objetivo del cambio de modelo energético, pero es una gran oportunidad para el cambio de modelo energético. Este viene a ser el resumen de la larga charla –más de hora y media– que mantuvimos hace unos días en el marco de nuestro cuarto “Desayunables”, y en la que también se puso de relieve un dato que debería hacernos reflexionar: en las energías renovables se han perdido unos 30.000 empleos y la sociedad española no lo sabe.
En las renovables se han perdido 30.000 empleos y la sociedad no lo sabe

En esta ocasión nuestros invitados fueron Llorenç Serrano, Secretario Confederal de Medio Ambiente de Comisiones Obreras; Agustín Valentín-Gamazo, de Enviroo,  portal de reciente creación especializado en empleo verde; Clara Navío, presidenta de APIA, Asociación de Periodistas de Información Ambiental: Juan Antonio (Juanan) Martín, de Alecop, empresa de ingeniería de la formación de la corporación Mondragón; y Joaquín Nieto, director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España (solo pudo incorporarse al final del desayuno). Como anfitriones, los habituales: Sergio de Otto, de la Fundación Renovables, José Illana, de Quiero Salvar el Mundo Haciendo Marketing, y quien escribe estas líneas.

Llorenç Para nosotros es indisociable la idea de empleo verde y decente como lo entiende la OIT, como empleo de calidad. La idea es que es necesario enverdecer todas las actividades económicas que pueden enverdecerse, algunas no pueden, y por tanto estamos en un proceso de gradualidad que exigirá lo que nosotros llamamos transición justa, que incluye políticas públicas y que todos nos beneficiemos de las oportunidades. Es una línea de trabajo que yo creo que hemos desarrollado poco, pero que va a ganar cada vez más peso cuando a los argumentos que pueden ser hoy relevantes para ese cambio –sostenibilidad, responsabilidad con el futuro, etc,– se les incorporen las magnitudes económicas clásicas. Hemos dado con los límites del planeta y eso tiene unas consecuencias económicas que ni siquiera los más inoxidables a cualquier modernización de su punto de vista pueden negar.

Resolver el déficit de la balanza de pagos, resolver el problema de nuestra dependencia energética, querer tener una energía a precios asequibles no hoy sino en 15-20 años, pasa por tomar medidas de ahorro y eficiencia, cambio de mix energético, mayor electrificación de la demanda, etc. Eso afecta al conjunto de la economía. Hay que cambiar los estímulos, las políticas públicas… Luego hay una parte que,  sobre todo en nuestro país, que tiene un problema de empleo, puede ser muy atractiva, que es la que nosotros hemos estudiado, pero subrayo que es solo una parte: ver en qué sectores hay capacidad de generación de empelo en unas actividades sostenibles.

Agustín Nosotros llevamos desde octubre analizando  los sectores tradicionales en los que se ha ido generando empleo y tienen que ver con el ámbito de la gestión ambiental en general. Desde que lo venimos estudiando, al mes se generan en España unas 300 ofertas de empleo verde (en internet) como media, y en quince categorías. Las que más, consultoría ambiental genérica, residuos, eficiencia energética (por el tema de rehabilitación de edificios) y energías renovables. La lidera la tesmolosar, después está la eólica. Pero según datos de las consultoras que más saben de esto, no se publican el 80% de las ofertas. En internet llegamos a ver en torno al 20% de todo lo que se genera. El 80% de los puestos no llega ni a publicarse. Por tanto, hablamos de mucho más.

Clara Aparte de demanda, ¿hay gente adecuada, cualificada, para satisfacer esa demanda?

Agustín Sí, hay exceso de gente. No hay ningún problema para cubrir todas esas ofertas. De hecho, ahora hay exportación de talento, se está yendo la gente, y esto es un indicativo de que la gente está muy preparada. Dentro de esas 300 ofertas a las que me refería, se demanda de todo, desde técnicos, gestores de residuos o peones de plantas hasta puestos superiores.

Juanan A veces he leído que hay superavit de técnicos preparados en el sector de las energías renovables (ER)  y la eficiencia energética, y a nosotros nos da la sensación de que es un ámbito más de un nivel académico 3, de ingenieros, arquitectos…. Nosotros lo que estamos detectando es que a un nivel 2 o 1, no hay tanto profesional preparado en estos sectores. Vemos que hay mucha necesidad de reconversión de perfiles profesionales que provienen de la construcción, electricistas, fontaneros… a nuevas profesiones emergentes. En el sector de las ER y el de la eficiencia energética, que para nosotros es un sector muy transversal ya que puede ir desde el caucho a la eficiencia energética en los edificios, va a haber mucha necesidad de personas formadas en es ámbito.

Agustin Estoy de acuerdo.. El quid está en que va a haber mucha demanda. Se habla mucho de rehabilitación energética de edificios, etc., pero ahora mismo no hay todavía políticas que la apoyen para que haya muchísima generación de empleo.

Juanan El sector de la construcción va a resurgir de la mano de la eficiencia energética. 

Sergio Ojalá. Es una necesidad y una oportunidad. Donde más fácil sería dar el paso de la eficiencia energética es en este ámbito.

Llorenç En España, el despegue de las renovables se hizo con el sistema de la formación profesional. El sistema de formación para el empleo y el de formación para parados da totalmente la espalda a esa realidad. Si un país tiene un sistema de formación reglada, de la secundaria hasta la formación profesional y la universitaria, si uno tiene un programa de formación para el empleo, es absurdo que todos esos recursos vivan de espaldas a  los futuros yacimientos de empleo. Pero no exageremos los que defendemos los yacimientos de empleos verdes las dificultades de adaptación de las personas de las actuales carreras profesionales y formativas, porque al final seguimos necesitando los mismo profesionales: financieros, ingenieros, diseñadores, lampistas, electricistas, que harán otros trabajos, aunque evidentemente tenemos recursos formativos que no se han puesto ni se ponen al servicio de ese cambio.

En cuanto a la rehabilitación energética, en nuestro estudio sobre el empleo que iba a generar (2010) se indagaba dónde estaban las barreras. Y las barreras que se identificaban, que cuesta mucho que los responsables políticos superen, eran de escala de intervención. Las organizaciones públicas nos han subvencionado cambiar los cerramientos, pero no intervenciones más integrales. Y promesas que se han hecho aunque no son imprescindibles, pero si tenían que servir para poner en pie la demanda pública, no se han materializado. Tampoco se ha generado seguridad jurídica sobre las empresas de servicios energéticos. Poner en pie una demanda solvente de esto pasa por dar facilidades de financiación, que es una cuestión tampoco resuelta. Sin embargo, hay una cosa clara: el dinero invertido en puestos de trabajo en la rehabilitación da mucho más que en infraestructuras. Los grandes lobbys de este país siguen pidiendo programas de infraestructuras públicas para salir de la crisis.

Clara La iniciativa privada tiene que tirar, pero la pública debe hacer de locomotora. La nueva directiva de Eficiencia Energética que se está preparando puede tener un resultado muy decepcionante. El proyecto de directiva planteaba la necesidad de que las administraciones públicas de los países miembros rehabilitaran energéticamente sus edificios como elemento de ahorro de las propias administraciones, pero también por su visibilidad y  ejemplo. La propuesta realizada luego por los ponentes de la directiva ampliaba esa obligatoriedad a los edificios propios y alquilados por las administraciones locales. Eso suponía una gran cantidad de trabajo, porque cada año había que cumplir unos objetivos (de rehabilitación).

Sergio En realidad eso está ya en la directiva de Eficiencia Energética de los edificios del 2009. La actual. que está hecha para ampliar los objetivos de 2020, se ha rebajado en el consejo informal de los ministros de energía de abril. Allí se aprobó un documento que ahora se ha ratificado, pero se mantiene la obligatoriedad (de rehabilitación) de los edificios públicos que marca la anterior directiva.

Clara La cuestión es que no se incorporan los edificios de las administraciones locales, que son muchos más. Hay cientos de miles de ayuntamientos. Además, el objetivo figuraba como obligatorio. España ha sido una de las que más ha presionado para rebajar los niveles de ambición. ¿Qué trascendencia tiene esa negativa a incluir unos determinados niveles de obligatoriedad?  Perdemos multitud de posibilidades de empleo y de movimiento de la economía. Nos quedamos en unos esquemas que luego no se llevan adelante. Otro ejemplo, en renovables se aprueba una norma que las para, se pierden multitud de empleos… En fin, habría que empezar a cuantificar.. señalar cuántos se han perdido en cada  comunidad autónoma, así se visualiza mucho mejor lo que hay.

Sergio En la Asociación Empresarial Eólica, a raíz del RD ley 6/2009 que supuso un parón tremendo para las renovables, en diciembre de ese mismo año  presentamos un mapa de  España con la destrucción de empleos en cada provincia. Y en los estudios macroeconómicos que hace Deloitte  están cuantificados. Un tema que me deja perplejo y del que el sector es un poco responsable es que en  las energías renovables se han perdido unos 30.000 empleos y la sociedad española no sabe nada. Hay una hipersensibilidad para un sector como es el de la minería, que son 7.000 empleos, cuando es una actividad que sí o sí tendrá que acabarse… Otra cosa es que haya unas obligaciones sociales con estos trabajadores.

Llorenç Ese debate daría para mucho. ¿Qué tiene el sector de la minería que no tiene el de las renovables? Concentración. Aunque sean siete comarcas, son siete comarcas muy dependientes de esto y con una trayectoria histórica. Es un icono poderoso. El sector de las ER, ¿por qué se caracteriza?  Por el propio desarrollo del sector, repartido por todo el territorio, lo que es bueno. Esto quiere decir que está muy atomizado, con empleo que nosotros defendemos que es el de mayor calidad, muy repartido y con poca implantación sindical, sin una estructura que permitiera la negociación colectiva y le diera cohesión. Ahora lo que tenemos es un exceso de capacidad de generación y las tecnologías compiten entre ellas. Los trabajadores que se sienten asociados a una tecnología no quieren ver como avanza la otra. El sector de las ER fracasó en evidenciar la importancia que tenía en términos económicos y de empleo para el país.

Sergio ¿Sigue demandando la gente formación en el ámbito de las energías renovables?

Agustín Yo creo que donde más se está demandando es en el ámbito de la eficiencia energética. En renovables, lo que vemos es una reconversión de profesionales que se habían dedicado a la fontanería, a la electricidad y que ven en la solar, eólica… un nicho de mercado, pero sobre todo de formarse a un nivel de técnico, de instalación y mantenimiento.  El sector de la construcción, que era el que tenía que tirar un poco más de ese tipo de perfiles profesionales, no lo está haciendo, y la administración tampoco lo está impulsando, no hay dinero para invertir.

Clara No hay dinero, ¿o no hay imaginación? Si se uniera más a menudo el dinero con la imaginación las cosas serían distintas

Llorenç No es un problema de tener dinero sino de conseguir financiación. Una de las peleas para poner en marcha esto, que tiene muchas incomprensiones, es obligar a los edificios a la auditoria energética. Si España tiene unos objetivos climáticos y energéticos, debería actuarse aquí. Si el Estado pone la obligación pero no da nada, pues empecemos por las administraciones públicas, luego por las empresas en función de su tamaño…. Otra aclaración: en España para que avance cualquiera de estas cosas hay que tirar de boletín oficial. En otros países es tan importante el parque público de vivienda que permite a una administración local, en una operación donde al final va a conseguir ahorros, emprender esta tarea, financiándola o ayudando a conseguirla. Si se actúa en las viviendas públicas de alquiler, el efecto arrastre es fantástico. Las administraciones españolas han ido perdiendo estos instrumentos, en momentos en que podrían alquilar tampoco los tienen. Habría que ser más valientes y exigir a las administraciones públicas que pongan la exigencia energética al mismo nivel que otras.

Sergio El Plan de Ahorro y Eficiencia Energética que aprobó el gobierno hablaba de unos 400.00 empleos que se podrían crear en este sector. La propuesta que hicieron en 2008 Joaquín Nieto, Domingo Jiménez Beltrán y el presidente de los colegios de arquitectos de España sobre la eficiencia energética en los edificios, cuantificaba la inversión inicial a hacer, que era una miseria para los beneficios que aportaba. El informe Cambio Global de Joaquín Nieto y Pedro Linares, presentado en el CONAMA en 2010. también hablaba de todo lo que suponía de oportunidades de empleo. El yacimiento de empleo que supone está cuantificadísimo

Llorenç Istas hizo para la Fundación Biodiversidad en 2011 un estudio en el que identificamos ocho tareas tipo a hacer en viviendas. Interviniendo en las viviendas construidas a partir de 1979, que es cuando empieza a haber alguna normativa de ahorro y eficiencia pero totalmente insuficientes, obtenemos 15 millones de viviendas en España. Si conseguimos llegar a medio millón de viviendas  al año, tenemos trabajo hasta 2040. Estas ocho actuaciones implicaban una inversión media de 22.500 euros por vivienda, una miseria. En función de la situación de cada cual habría que ver qué parte tiene que ser con apoyo público y qué parte que lo pague el propietario, facilitando lo público financiación en condiciones ventajosas. Con esas actuaciones, se conseguían 105.000 empleos estables solo para esto de aquí a 2040. Si estas medidas se enriquecen con otras cuestiones, como mejorar la accesibilidad, no solo eficiencia energética, la modernización de viviendas puede dar muchísimo empleo.

Pepa Y en la electrificación del transporte, ¿están llegando demandas en ese área?

Agustín Demanda de momento no hay. Ahora mismo son perfiles que se cubren con lo que ya había. A un ingeniero industrial poca formación le falta para ir a trabajar a una planta de automóviles eléctricos. En cuanto a perfiles más bajos, todavía tiene que evolucionar mucho. Por ejemplo, en todo el tema de mantenimiento de vehículos eléctricos, pero de momento no hay la necesidad de generar esos puestos para el parque que hay.

Juanan Nosotros tenemos bastante contacto con las asociaciones de instaladores y mantenedores y lo que estamos comprobando es que los pocos instaladores están viendo una oportunidad de mercado para abrirse a esta faceta de actividad, que les puede complementar lo que están perdiendo por otro lado. Los fabricantes de equipamientos también están interesados en desarrollar formación específica asociada a su producto. Hace falta información sobre este sector, qué es, qué puede acarrear y dónde me puedo situar yo en esta nueva expectativa de mercado.  Los fabricantes están interesados en que ese sector de instaladores y mantenedores conozcan todo este ámbito del vehículo eléctrico para que compren equipamiento que ellos van a comercializar. Pero todavía es muy incipiente. Algunas administraciones empiezan a tener sus flotas de vehículo eléctrico, se está promocionando mucho su compra, pero todavía no es una necesidad patente.

Agustín Lo que nosotros vemos también es que la gente no sabe que puede reconvertirse  hacia este sector de una manera fácil, con una pequeña formación para adaptarse. En Enviroo lo que también estamos haciendo es divulgar, explicar cómo siendo un abogado, un ingeniero industrial, un economista, lo que quieras, puedes adaptarte y tener cabida en el sector del empleo verde.

Llorenç El Observatorio de la Movilidad Metropoltina (2008) muestra que el empleo que generan en España el transporte público, la bici y los desplazamientos a pie ronda los 235.000 empleos y supone el 19% de nuestra movilidad. En CCOO preveíamos que si para el 2020 la movilidad sostenible llega a ser del 21%, habría un crecimiento muy pequeño más. Pero si consiguiésemos llegar al 30%·, llegábamos a 415.000 empleos. Ahora estamos haciendo un estudio sobre empleo y transporte de mercancías y los resultados son muy modestos, entre otras cosas porque el transporte de mercancías por ferrocarril no es  intensivo en mano de obra. Pero si hay un importante yacimiento de empleo en todo lo que son las tareas aledañas de la última milla y de la preparación para el ferrocarril, logísticas.

En cuanto a lo que hablábamos de la formación, existe el riego de llegar tarde, pero también existe el riesgo de llegar pronto. Si no hay unas políticas claras que permitan predecir que este desarrollo del vehículo eléctrico se va a dar, y se va a dar adecuadamente, los resultados pueden ser funestos. El día que se fijen estos horizontes, toda la formación que estamos haciendo, no solo la reglada sino la formación para el empleo, debiera reconvertirse a todo esto que estamos viendo. Pero falta esa previsibilidad.

Pepa En los últimos años se han publicado muchos informes que ponen de manifiesto el coste de no actuar para frenar el cambio climático, el último de la OCDE

Llorenç Yo tengo muy reciente este último. Las medidas pueden suponer un incremento del PIB mundial de 2 puntos para 2035 y no actuar la pérdida de 15 puntos del PIB mundial para ese año. Y lo dice la OCDE.

Clara A mi se me hace cuesta arriba mantener el discurso de escasa visión de futuro de los políticos. Ellos tienen que tener más elementos de juicio que el ciudadano de a pie. También se me hace cuesta arriba mantener el discurso de los lobbys…

Llorenç En España, en términos energéticos, tenemos la desgracia de que en paralelo al desarrollo de las renovables hubo un desarrollo casi equivalente en ciclos combinados y una forma de medir el precio de la energía que hace extremadamente rentables  plantas que son obsoletas o (están a) punto (de serlo), y cuando las cosas se ponen tensas en las cuentas de resultados quienes tienen esas inversiones hechas buscan seguir maximizándolas.

Hay otro factor aún peor: la pereza. Yo estoy de acuerdo con que ACS siga ganando mucho dinero y defiendo un fuerte programa de infraestructuras públicas para dinamizar la economía y avanzar en sostenibilidad. Pero en Europa cuando se habla de políticas de estimulo a las infraestructuras ya no se refieren a autovías ni alta velocidad, sino a  depuradoras, redes inteligentes… Es otro tipo de infraestructura al que todo este sector tan poderoso de las constructoras españolas se podría adaptar con facilidad. ¿Es posible que las empresas giren hacia la sostenibilidad? Algunos puedo entender que no lo hagan  porque tienen intereses en maximizar el beneficio respecto a las inversiones hechas, pero otras tengo la sensación de que es la pura pereza de pensar distinto.

Sergio Hay unos sectores que tienen el poder de frenar ese cambio de modelo energético. Está a punto de abrirse una etapa fundamental, con el tema del autoconsumo. Solo el coste de la FV hace posible que hoy los ciudadanos nos convirtamos en productores de energía, ¿y qué ha sucedido? Pues que grandes compañías han puesto ya la proa a esa iniciativa en lugar de decir “mi negocio va a cambiar en este nuevo escenario, me tengo que reinventar”.

El cambio de modelo energético hay que hacerlo sí o sí por razones estratégicas, medioambientales…. Y además, está el empleo. En la AEE hemos comprobado muchas veces que si no ibas con empleo detrás, no había forma.  Nosotros podemos generar empleo, pero no siempre va a venir detrás. Si el tema del transporte por ferrocarril supone que no genera tantos empleos como el transporte por carretera, habrá que hacerlo de todas maneras. Por razones medioambientales, estratégicas, etc. Pero en el resto de las actividades ligadas al cambio de modelo energético está clarísimo que conlleva muchísimo más empleo. El empleo no es el objetivo del cambio de modelo energético, pero es una gran oportunidad para el cambio de modelo energético.

Clara Según el director general de Energía de la Comisión Europea, la rehabilitación energética de edificios, cuando se hace con energías renovables, genera unos 6 empleos, en tanto que si se hace con energías convencionales genera entre 2 y 3.

Llorenç Nosotros hemos pedido financiación para hacer un estudio que nuestro sindicato amigo ha hecho en Sicilia sobre la diferencia de implantación de renovables en grandes parques o grandes aprovechamientos, modelo habitual en España hasta la fecha, o la generación distribuida. Esto sale un poco más caro pero los efectos sobre la generación de tejido empresarial local y empleo son mucho más interesantes. Aparte del elemento que tiene de democratización de la energía, también en cuanto al tipo de empleo que se genera, no es lo mismo hacerlo de una forma que de otra.

(En este momento se incorpora Joaquín Nieto al desayuno)

Joaquín Los países emergentes que se han librado relativamente de la crisis han invertido muchísimo en economía verde, y se han generado muchos empleos relacionados con ella. China ya no solo está al frente en todos los parámetros, sino que ahora también lo está en lo relacionado con la economía verde y empleos verdes. En general, en estos países las inversiones relacionadas con la economía verde han sido fuertes. También lo han sido en EEUU y, sin embargo, ha habido un cierto estancamiento porque en Europa ha caído la inversión. Pero Alemania sigue con su apuesta clarísima por la economía verde, particularmente en el campo energético, y por las energías renovables, con el abandono de la energía nuclear. Y no solo en el ámbito político, sino también en el industrial, con empresas como Siemens a la cabeza de ese cambio.

Esto significa que más allá de la crisis, lo económico responde a cuestiones que vienen de fondo y a transformaciones que es necesario hacer, particularmente en el campo energético, que es el punto más crítico de las dificultades para el desarrollo sostenible y el que requiere más cambios. En la zona euro, la cuestión es cómo se va a hacer esta reorientación que se abre camino.

Hasta ahora las políticas de austeridad han demostrado tener unas consecuencias muy negativas para la consolidación fiscal y para reducir la deuda o el déficit, porque han generado un bucle muy peligroso: con la austeridad deprimo la economía, al deprimir la economía los ingresos del Estado son menores, al ser menores los ingresos del Estado sigue habiendo déficit, más recortes, menos ingresos, menos consumo… Esto está expresando sus límites. Esto significa que, más pronto que tarde, habrá políticas de estímulo e inversiones al estímulo económico. Si esas políticas van a significar 150.000 millones o 250.000, está por ver. Pero más importante que el volumen de dinero que se va a invertir en políticas activas para reactivar la economía es orientación. Si van a ser para continuar con las políticas anteriores o van a servir para cambiar el modelo productivo. En el caso de la energía, si van a servir para dar impulso a las renovables o para no ahogar los programas de fusión nuclear que ahora mismo parecen bastante inviables. Este es el dilema que hay. Para decirlo de otra manera, entramos en una nueva fase de la crisis, que no va a ser solo de austeridad, hay políticas de estímulo. y donde se la juega la economía verde y las energías renovables es si estas políticas de estímulo  van en esa dirección del cambio de modelo productivo o no.

Sergio Aquí en España, ¿tiene la OIT la percepción de que la oportunidad de crecimiento, de generación de empleo que tiene esa economía verde está suficientemente valorada, es un argumento que ponen los gobiernos sobre la mesa?

Joaquín La mayoría de los gobiernos que están a favor de salir del bucle de austeridad están a favor de políticas de estímulo y crecimiento, pero la política verde no tiene todavía gran protagonismo. Río+20, que tenía que haber sido una gran oportunidad para movilizar la orientación para la economía verde, no lo ha hecho. Queda muchísimo por hacer, pero para quien lo estudia y ve sus oportunidades sí que aparece como algo interesante. El último estudio de la OIT, más que dar datos sobre la fortaleza de los empleos verdes para resistir la crisis o los que se pueden generar, que ya lo hizo el primer estudio, lo que hace es exponer el abanico de posibilidades de generación de empleos verdes en los más diversos países y en los más diversos contextos y oportunidades.

Pepa En España, donde se generaría más empleo verde?

Joaquín Todos los informes realizados coinciden en que el desarrollo de los últimos diez años ha sido espectacular, en que el empleo verde supone el 2,5-3% del empleo ahora (datos anteriores a la crisis) , pero su potencialidad de futuro es inmensa, particularmente en el sector energético.

Llorenç En renovables, en 2008, estábamos en torno al 12% sobre el total de los empleos en Europa. Sin embargo, en movilidad sostenible y en rehabilitación energética, estábamos en un 3,4,5%. Eso es un indicador de nivel bajo, muy por debajo de la media. A veces parece que tengamos que inventar grandes cosas, pero lo cierto es que hay países que se han movido mucho más que nosotros.

Agustín Estamos hablando siempre de generación de empleo, de quién va a generar ese empleo. Y no es que haya una época de cambios, sino un cambio de época, de paradigma a nivel económico y empresarial en todos los sentidos. No se cuánto potencial de empleo tienen las grandes empresas después de los batacazos de esta crisis, pero hay un cambio doble, empresarial y económico a nivel general, y también hacia la economía verde. Una parte muy importante de empleos verdes van a ser generados por los emprendedores. Eso hay que potenciarlo.

Sergio Pero hace falta la señal política…

Joaquín A veces la señal es legal nada más. Para la rehabilitación de edificios hace falta cambiar el marco legal y algo de estímulo, porque si no hay también un estimulo económico, que pueda ser una cuarta, una quinta parte de la inversión total, tanto para industrias como para propietarios de viviendas , pues resulta difícil. También hay que ver hacia donde se orienta la industria potente. Siemens no va a crear todos los empleos, pero Siemens  pude orientar un tipo de desarrollo industrial alrededor del cual podrá haber muchos talleres o servicios. Si este estimular la emprendiduría no va a acompañado de orientación de conjunto de la política industrial y económica, con los cambios legales oportunos y los estímulos económicos, enviar a la gente a perder los pocos ahorros que tiene es enviarlas a la nada.

Agustin Sí, estoy completamente de acuerdo. Tiene que ser desde un marco de responsabilidad total. Estamos trabajando para el CONAMA y esta es una de las claves. Con la crisis y la falta de dinero, los técnicos que están viendo que se podrían formar en estos ámbitos también ver que no hay demanda de ese tipo de instalaciones o trabajaos, saben que van a venir pero no terminan de llegar. Todo está muy ralentizado. Igual es demasiado pronto todavía.

Llorenç El mayor receptáculo de inteligencia y capacidad que tenemos son las empresas. Lo que nos falta es una política que oriente a las empresas a dar respuestas a los problemas en clave de sostenibilidad. Si se crea de verdad ese marco, estoy seguro de que esto que está ahora como embalsado –la voluntad de formación, la demanda solvente de la parte de la ciudadanía que la quiere, la demanda de las administraciones pública y grandes corporaciones…– va a hacer que esto despegue muy rápidamente.

Joaquín La OIT podría hacer de facilitador (de un espacio) donde podrían juntarse las empresas y entidades que tienen interés en los empleos verdes, las organizaciones sociales, como los sindicatos y otras, determinadas fundaciones, sectores de las administraciones públicas que pudieran estar interesados en compartir ideas, posibilidades, pensamiento, actividades… Nuestra intención es, nada más empezar el otoño poner en marcha una plataforma de esta naturaleza. Puede juntar a decenas de entidades que encuentren ahí un punto de reflexión y actividad común.

 

 

 

 

 

 

 

Añadir un comentario