panorama

El Parlamento Europeo aprueba que a partir de 2030 la absorción de CO2 por los bosques supere a las emisiones

0
La Eurocámara ha aprobado –532 votos a favor, 144 en contra y 20 abstenciones– nuevas normas para impulsar el papel de los bosques, las zonas de pasto y de cultivo en la absorción del CO2, de tal manera que para 2030 las emisiones deberán compensarse con la absorción del gas de efecto invernadero y a partir de esa fecha la absorción de CO2 deberá superar a las emisiones. La propuesta legislativa ahora debe ser negociada con los 28.
El Parlamento Europeo aprueba que a partir de 2030 la absorción de CO2 por los bosques supere a las emisiones

El Parlamento Europeo ha acordado, asimismo, que si la absorción de CO2 es superior a las emisiones por el uso de la tierra durante los primeros cinco años, los países podrán acumular créditos por la reducción de CO2 y usarlos más adelante, para lograr alcanzar sus objetivos en el siguiente periodo de cinco años. Los Estados miembros también podrán utilizar esos créditos para cumplir sus objetivos dentro del Reglamento sobre reducción de emisiones.



Los productos madereros aprovechados, como el material de construcción y el mobiliario, también contribuyen a reducir el CO2, dado que almacenan el carbono absorbido por los árboles durante su crecimiento, por lo que también podrán ser incluidos en la contabilidad. Con ello,  el límite al uso de créditos por gestión forestal aumentará del 3,5% que planteaba la Comisión Europea al 7%.



Los países tendrán que informar sobres sus emisiones anualmente, con el objetivo de equilibrar las emisiones y la absorción en dos periodos consecutivos de cinco años cada uno (2021-2025 y 2026-2030). Si un Estado miembro no alcanza sus objetivos en ninguno de los periodos, el déficit será descontado de su asignación en el marco del Reglamento sobre reducción de emisiones.



Los umbrales para cada Estado se establecerán sobre la base de su “nivel de referencia forestal”: una estimación de la media anual de emisiones o absorciones netas derivadas de las tierras forestales gestionadas en el territorio del país. Las emisiones que las autoridades no pueden controlar, como las derivadas de fuegos, podrán excluirse, pero con límites, para no crear una laguna legislativa.



Los bosques europeos absorben  el equivalente a casi el 10% del total de emisiones de gases de efecto invernadero del bloque


.

Sin restricciones a los vuelos intercontinentales hasta 2021

Por otra parte, el pleno de la Eurocámara ha aprobado –en este caso por 601 votos a favor, 69 en contra y 26 abstenciones– que los vuelos intercontinentales desde y hacia la UE sigan exentos de pagar por las emisiones de CO2 hasta diciembre de 2020 a la espera de que se introduzca un sistema internacional para el transporte aéreo en la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO), según informa Europa Press.



El Ejecutivo comunitario ya propuso en febrero prolongar la exención para los vuelos intercontinentales y reducir de manera gradual los permisos de CO2 del sector desde 2021 para prepararle para la entrada en funcionamiento en 2021 del sistema global de mercado para controlar las emisiones del sector aéreo (GMBM), acordado en octubre de 2016.


Los eurodiputados, además, han aprobado una enmienda al texto para garantizar que en caso de 'Brexit' duro se invaliden los permisos de emisión gratuitos concedidos a las aerolíneas británicas a través del Sistema de Comercio de Emisiones de la UE, a fin de impedir que tengan una ventaja injusta frente a sus competidores de la UE.

La UE incluyó al sector aéreo en su Sistema de Comercio de Emisiones en 2012 pero Estados Unidos y otros países rechazaron incluir a los vuelos intercontinentales en el mismo. Estos quedaron temporalmente excluidos, en principio hasta finales de 2016, para dar tiempo a la ICAO a desarrollar un sistema de reducción de emisiones global.


Los eurodiputados reclaman que, a partir de 2021, el sector aéreo reciba únicamente la mitad de los permisos de contaminación gratis en la UE frente al 85% contemplado en la actualidad y que los Estados miembro asignen parte de los ingresos de la subasta de permisos de emisión para atajar el cambio climático.




Añadir un comentario