panorama

El impacto económico de las decisiones del regulador eléctrico

0
InnoEnergy, la Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (Funseam) y la Cátedra de Sostenibilidad Energética de la Universidad de Barcelona han llevado a cabo un trabajo de investigación sobre el impacto económico que tienen las decisiones regulatorias relacionadas con la generación, el transporte, la distribución y la retribución de la electricidad en Europa. Estas son algunas de sus conclusiones.
El impacto económico de las decisiones del regulador eléctrico

El objetivo del trabajo ha sido el desarrollo y la implantación de tres modelos econométricos que pueden ayudar a los reguladores en la toma de decisiones. Estos modelos analizan y cuantifican el impacto de la regulación en:
1. El precio final de la electricidad al consumidor
2. La transferencia de ingresos entre generadores y consumidores
3. El crecimiento económico del país
 
La regulación energética tiene un indudable impacto en estos tres indicadores. Y a pesar de todo, hasta ahora, estos efectos no se habían estudiado mediante un riguroso análisis económico. El informe Economic Analysis of the Impact of Electricity Regulation es un resumen ejecutivo del trabajo realizado, y contiene información sobre la metodología empleada, los modelos desarrollados y el proceso de validación de los resultados en tres países con mecanismos de apoyo muy distintos: Alemania, Reino Unido y España. Aunque dichos modelos son de aplicación en cualquier país europeo.

Un primer modelo analiza el impacto de los costes de promoción de las renovables y de los costes de red en el precio al consumidor final para los hogares y para la industria. El segundo modelo evalúa las consecuencias de la liberalización del mercado y de la penetración de las renovables en las rentas de consumidores y productores a través del análisis del mercado mayorista. Por último, el tercer modelo estudia el efecto de los costes de promoción de las renovables y de los costes de red en el consumo eléctrico y en la tasa de crecimiento económico del país.

María Teresa Costa, que fue presidenta de la Comisión Nacional de Energía (CNE) y ahora dirige la Cátedra de Sostenibilidad Energética de la Universidad de Barcelona, y Joan Batalla, director general de Funseam –fue también consejero de la CNE– son dos de los autores del informe. “Esta investigación –explican– es vital para asegurar un futuro energético sostenible. Nuestro objetivo es proporcionar a los reguladores eléctricos en Europa un método de análisis robusto y en profundidad de las diferentes opciones de suministro energético para asegurar la viabilidad económica del sistema eléctrico”.

El informe ha sido coordinado por dos expertos del sector de las renovables como Antoni Martínez (ver entrevista) y Emilien Simonot, Senior Advisor y Renewable Energies Technology Officer en InnoEnergy, respectivamente. En palabras de Diego Pavía, director general de InnoEnergy, “la regulación de la electricidad es compleja en el mejor de los casos, y nos pareció sorprendente que el impacto económico de estas importantes decisiones regulatorias no se hubiera analizado antes. Estos nuevos modelos innovadores permitirán a los reguladores comprender mejor el poder de sus decisiones sobre los costes de la energía y el uso de electricidad renovable”.

En la medida en que la evolución de los costes energéticos influye negativamente en la competitividad de las industrias intensivas en energía, es fundamental evitar aumentos desproporcionados de esos costes como consecuencia de impuestos u otros instrumentos introducidos por los Estados Miembros para hacer cumplir diferentes políticas. Esto es esencial para garantizar una buena relación coste–eficacia y contribuir a la mejora de la competitividad de la UE. Por lo tanto, la asunción de los próximos objetivos debe seguir un enfoque de rentabilidad, garantizando la seguridad de suministro y la sostenibilidad, mientras se tiene en cuenta el contexto económico y político actual.

Aunque el mercado interior ha contribuido al desarrollo de condiciones de competencia, que junto con la creciente penetración de renovables ha llevado a reducciones de precios en el mercado mayorista, el segmento minorista es un foco de preocupación creciente en la UE. Los precios al por menor se han visto afectados por la carga creciente de costes regulados. Por lo tanto, se requiere una comprensión profunda del impacto económico de la regulación de la electricidad.

El proceso gradual de liberalización ha permitido separar las actividades que podrían llevarse a cabo dentro de un régimen de libre mercado (generación y venta al por menor) de aquellas otras que permanecen dentro de un monopolio regulado (transmisión y distribución).

En este proceso, la función reguladora aparece como un elemento clave, responsable de la definición del marco que garantice la correcta gestión técnica del sistema eléctrico, la coordinación de las redes y la transparencia de las condiciones de acceso para todos los agentes que participan en el mercado de la energía. En otras palabras, en este proceso de liberalización, la competencia y la regulación representan los dos lados de una misma moneda. La competencia real en los mercados energéticos no puede lograrse plenamente sin garantizar un acceso no discriminatorio a la red y el funcionamiento del mercado en los niveles al por mayor y al por menor.

Los tres países en los que se aplicaron los modelos, España, Reino Unido y Alemania, representan casos relevantes al analizar el impacto de la regulación. España, debido a la naturaleza aislada de la Península Ibérica y su actividad de gran alcance en la política de promoción de las renovables. El Reino Unido, además de ser una de las economías más grandes de Europa, es pionero en el proceso de liberalización del mercado de la electricidad. Por último, el sistema eléctrico alemán es el más grande de Europa en términos de capacidad instalada de renovables. Al mismo tiempo, desde el punto de vista regulatorio, Alemania ha introducido un ambicioso programa de transición energética (Energiewende) para descarbonizar su economía.

Impacto económico del regulador eléctrico 1

A pesar de los aumentos de eficiencia y la progresiva apertura de los mercados energéticos a la competencia, que han reducido los precios al por mayor de la electricidad, los precios al por menor han aumentado, mostrando que el aumento de precios durante este período ha estado fuertemente influenciado por el componente regulado.

Para explicar cómo el marco regulatorio afecta a los precios finales de la electricidad, es importante examinar y analizar los detalles de los diferentes componentes de los precios al por menor. En este estudio, el análisis de la evolución de los diferentes componentes del precio de la electricidad del consumidor final se realiza a partir de datos de Eurostat y del Consejo de Reguladores Europeos de la Energía (CEER). Los precios utilizados en este trabajo abarcan el período comprendido entre 2007 y 2013, ya que éstos son los primeros (y los últimos) años completos con datos completos de precios de venta al por menor para los Estados miembros y con la nueva metodología de Eurostat que permite disponer de datos comparables para la toda la UE.

Impacto económico del regulador eléctrico 2

A pesar de que la evolución de los precios minoristas de la electricidad puede verse afectada por varios factores, destacan dos aspectos normativos y son el foco de este estudio, dada su relevancia: los costes de apoyo a la generación de electricidad a partir de fuentes renovables. Y los costes de la red de distribución (ver Figura 4). La elección de estas variables reguladoras se basa en su relevancia en los precios finales de la electricidad pagados por los consumidores.

• Precios minoristas
En los tres países, los precios de los clientes finales han aumentado considerablemente en años anteriores (2007-2013). Mientras que en España los precios al por menor han aumentado un 45,9% para los clientes domésticos y un 17,4% para los clientes industriales, en el Reino Unido los aumentos fueron de 21% y 13% y en Alemania de 39% y 40% para clientes domésticos e industriales, respectivamente.

• Transferencias
Dos principales conclusiones relevantes se obtienen de la validación del modelo de transferencias aplicado a los casos estudiados. En todos los casos y escenarios simulados con niveles crecientes de liberalización, tanto los consumidores como los productores están en mejor situación con respecto al escenario base. Además, la penetración de fuentes renovables mejora la situación de los consumidores en todos los escenarios. En cuanto a los productores, sus rentas disminuyen primero –con niveles incipientes de penetración de renovables como en el Reino Unido– y luego aumentan con la creciente penetración de las energías renovables. En países como España y Alemania, con líneas de base que incluyen una mayor penetración de renovables, las rentas de los productores están siempre aumentando.

• Crecimiento
El modelo de precios al por menor ha mostrado que los costes de promoción renovable y los costes de red causaron un aumento en los precios de la electricidad lo que, a su vez, implicó un efecto negativo en el consumo de electricidad. Nuestros resultados de las estimaciones en el modelo de crecimiento de los tres países apoyan la "hipótesis de crecimiento" sobre la relación entre consumo de electricidad y crecimiento. Esta hipótesis se basa en la idea de que la energía, junto con el trabajo y el capital, es un motor del crecimiento económico.

• Ver entrevista con Antoni Martínez, Senior Advisor de InnoEnergy y coordinador, junto con Emilien Simonot, del informe ‘Economic analysis of the impact of electricity regulation’

Añadir un comentario