panorama

El plan 2018 de ayudas al ahorro y las renovables incluye subvenciones para la transformación de vehículos pesados a gas natural

El Ente Vasco de la Energía destina 600.000 euros a subvencionar instalaciones de autoconsumo

0
El programa de ayudas del año 2018 del Ente Vasco de la Energía (la agencia energética del Gobierno Vasco) cuenta con una dotación de ocho millones de euros (8 M€) destinados a impulsar proyectos de ahorro energético y el uso de fuentes renovables. El Ente estima que este programa, que ayudará a la ejecución de unos 1.400 proyectos, inducirá inversiones por valor de 40 M€ en todo el territorio vasco. Del total de 8 M€, el EVE destinará 600.000 euros a apoyar la puesta en marcha de instalaciones de autoconsumo, principalmente solar, eólico y minihidráulico. [Foto].
El Ente Vasco de la Energía destina 600.000 euros a subvencionar instalaciones de autoconsumo

Las ayudas se dividen en 10 programas de apoyo, distribuidos en dos bloques: (1) Programas de Uso Racional de la Energía; y (2) Programas para el Fomento de las Energías Renovables. El presupuesto total -ocho millones de euros- es un 23% superior al del ejercicio precedente y se distribuye así: 4,5 millones de euros irán a parar a las distintas líneas de ayuda del primero de los programas (Uso Racional de la Energía); dos millones de euros serán destinados al Fomento de las Energías Renovables; y, dentro de este segundo programa -Energías Renovables-, un millón y medio de euros adicional irá a parar concretamente a Polígonos Industriales.

Esta última línea de apoyo, específica para las áreas industriales de Euskadi, es una novedad con respecto al año pasado. Mediante ella, el Ejecutivo vasco pretende fomentar "actuaciones tan diversas como la renovación de la iluminación, estudios de viabilidad para la generación centralizada de calor y frío mediante instalaciones de biomasa o cogeneración y su distribución en red, proyectos piloto de transporte, etcétera".

Renovables térmicas
En lo que se refiere a las ayudas a las Energías Renovables, el Ente ha decidido priorizar las instalaciones de biomasa y geotermia, "en ambos casos de potencia superior a los setenta kilovatios". Así, ha presupuestado ayudas por valor de 450.000 euros para cada una de esas tecnologías. El EVE espera aumentar así, en casi diez megavatios (10 MW), la potencia térmica instalada.

El Gobierno Vasco también ha apostado con vigor por las energías marinas, a las que ha destinado medio millón de euros: línea de ayudas para la demostración y validación de prototipos, a diversas escalas, de captación y aprovechamiento de la energía de las olas, aerogeneradores flotantes, cimentaciones marinas y equipos auxiliares o complementarios.

Por fin, y en cuanto a la producción eléctrica renovable, el Ente informa que sus ayudas deberán ser destinadas a impulsar la ejecución de instalaciones "de hasta 250 kW en el caso de las aisladas de la red, y de hasta un megavatio en el caso de las conectadas a la red". Durante la presentación del programa 2018 de ayudas, el director general del EVE, Íñigo Ansola, ha destacado las instalaciones de autoconsumo "fotovoltaicas, eólicas o minicentrales hidroeléctricas".

Lo que el EVE prevé
Según el Ente Vasco de la Energía, estas medidas cuentan con una dotación global de dos millones de euros "mediante la que se espera aumentar en casi 10 MW la potencia térmica instalada y en 360 kW la potencia eléctrica instalada en Euskadi, todo ello mediante 360 nuevas instalaciones que se prevé serán apoyadas".

Y el otro gran bloque: Uso Racional de la Energía
Las líneas para el ahorro y la eficiencia cuentan con una dotación de 4,5 millones de euros, destinada a los sectores industrial, terciario, de la Administración Pública Local, transporte y empresas de servicios energéticos (ESEs), todos ellos -apunta el Ente- sectores con un consumo intensivo de energía, "por lo que cuentan con un importante margen para introducir medidas correctoras que minimicen el consumo y su factura energética".

Estas medidas apoyarán con diferente cuantía actuaciones como "la renovación energética de las instalaciones industriales, la realización de auditorías e implantación de sistemas de gestión energética avanzada -como la ISO 50001- y la renovación de sistemas de alumbrado, entre otras". En materia de transporte, destacan las medidas dirigidas a la transformación de vehículos pesados a gas natural, así como la instalación de puntos de recarga, tanto eléctrica como de otros combustibles alternativos. También se apoyará la adquisición de bicicletas de pedaleo asistido por parte de particulares.

La apertura del conjunto de los programas se producirá de forma escalonada, de tal manera que el 3 de mayo se pondrán en marcha los primeros programas sectoriales enmarcados fundamentalmente en el ámbito de la eficiencia energética, y ya en el mes de junio se prevé la entrada en vigor de aquellas ayudas relacionadas con las tecnologías de aprovechamiento de energías renovables y la mejora energética en polígonos industriales.

Telemática
La convocatoria de ayudas 2018 cuenta -informa el EVE- eleva a siete los programas que se podrán gestionar por medios telemáticos a través del sitio corporativo www.eve.eus (solo tres habrán de tramitarse de modo convencional en las oficinas del Ente Vasco de la Energía en Bilbao). El EVE estima que todas estas ayudas, que beneficiarán a unos 1.400 proyectos, inducirán la movilización de inversiones por valor de 40 millones de euros.

El Gobierno Vasco prevé que una vez ejecutadas todas las acciones, Euskadi podría ahorrar alrededor de 13.369 toneladas equivalentes de petróleo, "lo que equivale el 0,25% del consumo energético global en Euskadi en un año". En 2017, la Administración vasca dotó estos programas con 6,5 M€. Las ayudas sirvieron para apoyar "un total de 1.058 proyectos de mejora energética, que contribuyeron a ahorrar 12.234 toneladas equivalentes de petróleo".

Añadir un comentario