panorama

El Ejecutivo Rajoy se enfrenta al mayor déficit energético de la historia de España

1
El gobierno ha cerrado sus dos primeros años de ejercicio con el peor déficit energético jamás registrado en España en un bienio. Aunque aún no se ha cerrado definitivamente el balance, lo cierto es que todo apunta a que España va a acumular en estos dos años más de 80.000 millones de euros de "déficit energético", 80.000 M€ que han volado allende las fronteras en pos del gas, el carbón y el petróleo que no tenemos y que nos sirven para obtener electricidad, calor o transporte. [En la imagen, Mariano Rajoy, en el Palacio de El Pardo, junto al emir de Catar, en abril de 2011. Seis meses después, el Partido Popular explicaba en su programa electoral -véase en Rajoy.es- que su principal apuesta, en materia de política energética, es convertir España en "el mercado de referencia del gas natural en el Mediterráneo". El minúsculo emirato de Catar es uno de los principales vendedores de gas a España y su fondo soberano, el principal accionista de Iberdrola].
El Ejecutivo Rajoy se enfrenta al mayor déficit energético de la historia de España

"España tenía previsto generar el 13% [de su energía] con renovables para 2013 y estamos en el 17,5%". Lo contaba en El País el sábado pasado -¿presuntamente satisfecho?- el secretario de estado de Energía, Alberto Nadal. Y lo contaba a modo de justificación de los recortes a los que está sometiendo a las energías renovables: como tenemos demasiadas (más de las previstas para estas fechas)... pues hay que recortar, venía a decir el secretario. Pues bien, para empezar, el dato es falso, como apuntábamos el domingo pasado. Y lo es, según el propio Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que señala que las energías renovables solo satisficieron el 12,1% del consumo de energía primaria de España en 2013. La mentira de Nadal encaja en todo caso en el modus operandi que caracteriza desde hace al menos un quinquenio al discurso de la administración energética española, modus operandi cuya clave primera es el "desenfoque": colocamos el foco a plena potencia en el asunto menor (ese 12,1% que Nadal eleva en falso al 17,5) y deslumbramos así a la opinión pública, que no puede ver por eso la mayor: el 87,6% de la energía que consumió España en 2013 fue "no renovable" (por eso hubo que importar tanto producto energético).

La memoria de Nadal
El mismo modus operandi empleaba el secretario de estado de Energía hace unos días a la hora de presentar la "memoria justificativa" de la propuesta de Orden Ministerial que establece la sustitución de las primas renovables por lo que denomina "rentabilidad razonable". En fin, el documento con el que el gobierno quiere limitar la rentabilidad de las instalaciones de generación de energía limpia al 7,5%. Ese documento, concretamente su segundo párrafo, dice lo siguiente: "desde el año 1998 hasta el año 2013, los incentivos económicos a las instalaciones de producción de energía eléctrica mediante fuentes de energía renovable, cogeneración y residuos han ascendido a más de 50.000 M€, incrementándose en más de un 800% desde el año 2005 hasta 2013, donde las primas a dichas instalaciones alcanzan aproximadamente 9.000 M€". Para empezar, la "memoria" de Nadal mezcla un montón de conceptos y les pone precio: 50.000 millones de euros en quince años. Pero no desglosa. Energías Renovables sí va a hacerlo. Según la Unión Española Fotovoltaica, las primas de las energías renovables han costado, a lo largo de esos quince años, concretamente 32.225 M€. Los otros 18.000 millones se los han embolsado sobre todo el gas y, en menor medida, otros combustibles fósiles y residuos.

Dependencia energética
Pero -independientemente de cómo cuenta lo que cuenta la administración- volvemos en todo caso al mismo modus operandi: el Ejecutivo enfoca la parte menor e imprime acto seguido toda la potencia lumínica de la que es capaz para deslumbrar a la opinión pública y que esta no advierta la mayor. Y la mayor es que, entre 1998 y 2013, España ha expatriado, según Industria, 350.000 M€, que esa es la cantidad resultante de los sucesivos déficits energéticos registrados en este país desde entonces. 350.000 M€ que han ido a parar a Argelia, Catar, Nigeria, Arabia Saudí y a un puñado más de países que son los que nos venden el petróleo y el gas. En fin, 350.000 M€ frente a los 32.225 que cobraron en concepto de prima, durante esa quincena de años, las instalaciones que generan electricidad a partir de fuentes renovables, o sea, una cantidad diez veces menor y que, sin embargo, parece presidir el discurso energético todo del gobierno. Mención aparte merece otra de las cifras señaladas en el segundo párrafo de la "memoria" de Nadal (los 9.000 M€ de primas), cifra que también parece empleada no más que para generar confusión, pues, de esa cantidad, aproximadamente 2.000 M€ se los han embolsado instalaciones que generan electricidad con fuel, carbón o gas (léase sobre el particular 10.000 millones de mentira).

La producción se ha triplicado en ocho años
Y, por fin... el 800%. Otra de las cifras que el legislador está empleando... ¿con el próposito de inducir a confusión? Vamos a ver: el precio de la prima no ha crecido un 800%, ni un 700, ni un 600, ni un 100%... En realidad, el precio de la prima no creció jamás entre 1998 y 2013. Lo que se incrementó fue la cantidad de gigavatios hora (GWh) generados a partir de fuentes renovables. Y lo hizo por un motivo muy concreto: creció el número de parques eólicos y solares instalados. Y, así, hoy hay más GWh limpios en el sistema y, por eso, la cuantía global de las primas ha crecido. Eso sí, el legislador -que no olvida mencionar inmediatamente su 800%- no especifica sin embargo en ningún momento el crecimiento de la producción. Energías Renovables sí ha buscado los datos. Son estos: en 2005, las fuentes renovables primadas generaron 28.509 GWh (el 10,3% de toda la electricidad que demandó España); y en 2013, esas fuentes generaron 79.367 GWh (el 29,0% del total). Es decir, que, en apenas ocho años, el sector renovable ha casi triplicado su cuota de mercado. Y lo ha hecho a costa del petróleo, del carbón y, sobre todo, del gas, combustibles fósiles todos de los que carece el país y que por ello estamos obligados a importar.

15.000 millones de euros que no volaron allende las fronteras
Según la Asociación de Productores de Energías Renovables de España (véase aquí), solo entre 2005 y 2013, la electricidad generada a partir de fuentes renovables evitó la importación de más de 77 millones de toneladas equivalentes de petróleo, volumen cuyo valor APPA estima en más de 18.000 millones de euros. Además -añade la asociación-, en el período 2005-2012 (último dato disponible), los kilovatios hora limpios "evitaron la emisión a la atmósfera de más de 215 millones de toneladas de CO2, ahorrando 3.095 millones de euros". Pero, volvamos al principio: el gobierno ha cerrado sus dos primeros años de ejercicio con el peor déficit energético jamás registrado en España en un bienio: 45.504 millones de euros de déficit en 2012 y más de 41.000 en el año móvil octubre 2012-octubre 2013 (último dato disponible, según Industria). O sea, que la balanza es la peor de la historia de este país, incluso a pesar de que el consumo de energía final de España en estos dos últimos años -2012 y 2013- ha sido el menor de toda la década (el de 2013, menor aún que el de 2012). Y si no, véase.

El déficit energético
A los 45.504 millones de euros de déficit estrictamente energético que registró España en 2012 hay que sumarle los más de 40.000 que añadirá este año a ese agujero. La estimación ha sido obtenida a partir del dato que publicó hace unos días el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Y es que, según el Minetur, el déficit registrado en España en el año móvil octubre de 2012-octubre de 2013 ascenció a más de 40.000 millones de euros.

Balance energético 1995-2003 y procedencia del crudo que llegó a España el año pasado
Los principales vendedores de crudo a España son México, Arabia Saudí, Rusia, Nigeria y Angola. Los principales vendedores de gas son Argelia, Catar, Nigeria, Noruega y Trinidad y Tobago.

Evolución del consumo de combustibles fósiles
Véase el descenso del consumo interno desde 2008, que contrasta con el incremento del gasto que hemos señalado arriba y con el crecimiento del déficit, el mayor registrado en un bienio en la historia de España (la razón de ese fenómeno es que, aunque importamos menos, pagamos más caras esas importaciones).

Añadir un comentario
Pablo
No estoy seguro de tener clave, pero soy suscriptor de la revista en papel