panorama

0
El cierre nuclear ni elevará el precio de la luz ni pondrá en riesgo el suministro eléctrico en España; la transición energética -hacia el 70% de electricidad renovable en el año 2030- atraerá al país inversiones por valor de entre 70.000 y 80.000 millones de euros y generará miles de empleos. Además, también habrá empleo en el desmantelamiento del carbón y la nuclear al menos hasta 2030. Son algunas de las declaraciones que hizo ayer el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, durante la presentación de resultados del primer semestre del corriente. Iberdrola ha declarado en estos seis primeros meses del año un beneficio neto de 1.410 millones de euros (M€).
Iberdrola: el cierre nuclear no afectará ni al suministro ni a los precios

El presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, apuesta por cerrar el carbón y la nuclear. Lo hizo ayer, durante el acto de Presentación de Resultados del Primer Semestre de 2018. "En línea con la estrategia de la Unión Europea y con el Gobierno español -dijo ayer Sánchez Galán-, nosotros desde luego sostenemos que en España podemos alcanzar el 32% de renovables en 2030 y el 70% de electricidad renovable sin afectar para nada el suministro e incluso con una reducción potencial en el coste de la generación de energía. Y para conseguir esto -ha añadido- habrá que cerrar las plantas de carbón, que están emitiendo aproximadamente 60 millones de toneladas de CO2, el 20% de las emisiones totales del país". Preguntado luego sobre el tema nuclear, el presidente de Iberdrola ha sido igualmente explícito: "cerrar las centrales nucleares se puede conseguir perfectamente bien sin afectar tampoco el suministro de energía eléctrica del país".

Por el contrario, la alternativa al cierre -ha sugerido- propiciaría el encarecimiento de la electricidad. "Para prorrogar su operación [la de las centrales nucleares] habría que invertir miles de millones de euros, algo que, evidentemente, tendría su impacto sobre los precios". Sánchez Galán también ha hablado de empleo: "un plan con el 70% de renovables, que es lo que viene a proponer el Gobierno, propiciaría inversiones en el país de 70.000, 80.000 millones de euros, los que demandarían las nuevas centrales y las redes que habría que integrar en el proceso, todo lo cual generará miles de empleos en el país". Pero el empleo no solo estará en la parte verde del sector generador de electricidad. El carbón y la nuclear van a seguir dando trabajo, según el presidente de Iberdrola: "la parada de las centrales de carbón y luego de las nucleares -ha dicho- nos permitirá mantener la mayoría de los empleos ahora existentes durante un plazo largo, al menos hasta el año 2030".

Primer semestre de 2018
Por lo demás, Galán ha presentado los resultados que ha registrado Iberdrola en este primer semestre del corriente y ha reafirmado sus previsiones para 2018. La compañía asegura en este primer balance semestral del año que "la buena evolución esperada para el segundo semestre del ejercicio permite anticipar que el ebitda (o ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) superará los 9.000 M€ y que el beneficio neto rondará los 3.000 M€" al final del ejercicio. En síntesis, durante este primer semestre de 2018 los ingresos -informa Iberdrola- han alcanzado los 17.586,6 M€, un 17,5% más que en el mismo periodo del año anterior; el beneficio bruto de explotación (ebitda) ha crecido un 17%, hasta los 4.436 M€ "y el beneficio neto reportado disminuye solo un 7%, cifrándose en 1.410,5 M€" (Iberdrola da por buena esa caída de los beneficios, habida cuenta de que en 2017 el beneficio neto estuvo muy condicionado -al alza- por la operación Siemens-Gamesa, operación lógicamente extraordinaria).

Por lo demás -continúa Iberdrola-, las inversiones han ascendido a 2.478 millones de euros (el 78% de esa cantidad ha ido a parar a redes y renovables). El plan de inversiones de la compañía que preside Sánchez Galán, que contempla una inversión de 32.000 millones de euros entre 2018 y 2022, "avanza según lo comprometido, con un 86% del total ya en construcción o asegurado".

Earnings before interest, taxes, depreziation and amortization
El ebitda -explica Iberdrola- muestra además una evolución positiva en todos los negocios: así, por ejemplo, en el área de Renovables, se incrementa un 25,5% hasta los 1.184,1 millones de euros; en la de Redes, un 20,7% hasta los 2.387,8 millones de euros; y en Generación y Clientes, un 1,7% hasta los 877,6 millones de euros (M€).

A los 20.000 M€ invertidos en los últimos cinco años deben añadirse las inversiones netas hasta junio, que han alcanzado los 2.478 M€. Durante el primer semestre de 2018, un 42% de este importe se ha destinado a Redes; un 36%, a Renovables; y un 22%, a Generación y Clientes, en línea con la estrategia del grupo de centrarse en negocios regulados y con retornos predecibles.

La compañía instalará más de 1.700 megavatios de nueva potencia de gas en México
Iberdrola ha instalado además 423 nuevos megavatios (MW) de capacidad renovable entre enero y junio. Para la segunda parte del año, la empresa prevé poner en marcha 2.326 MW adicionales, de los cuales 537 MW son renovables y 1.789 MW corresponden a ciclos combinados (gas natural) en México.

 

Por su parte, los fondos generados en operaciones (cash flow) han ascendido a 3.493,5 millones de euros, un 5,6% más frente a junio de 2017. Si se excluye el dividendo extraordinario de Gamesa de 198 millones de euros recibido en efectivo en el pasado ejercicio, el aumento homogéneo es del 12,3%.

La deuda neta del grupo alcanza los 34.037 millones de euros, frente a los 29.474 millones de euros de junio de 2017
Este incremento -explica Iberdrola- se debe, fundamentalmente, "a la consolidación de Neoenergia en Brasil, que aporta más de 2.600 millones de euros de deuda, y por las inversiones realizadas en el periodo".

Por su parte, la compañía ha continuado liderando el mercado de financiación sostenible. Durante el primer semestre, ha logrado nueva financiación y líneas de crédito por valor de 11.800 millones de euros: 4.450 millones de euros de financiación y 5.300 millones de euros y 2.500 millones de dólares en créditos ligados a criterios de sostenibilidad. Este último importe corresponde a la primera línea de crédito sostenible suscrita por la filial Avangrid. De este modo, el 23% del pasivo de Iberdrola ya es verde y el 75% de las líneas de crédito está ligado a criterios de sostenibilidad.

Evolución por negocios y países: crecen todas las áreas
Todas las áreas de negocio de Iberdrola han registrado un comportamiento positivo durante el primer semestre del año. Así, en el negocio de Redes, el ebitda se ha incrementado en todos los países y ha crecido un 20,7% hasta situarse en los 2.387,8 millones de euros, a pesar del impacto negativo que han tenido los costes de las tormentas en Estados Unidos.

En Renovables, el ebitda ha alcanzado los 1.184,1 millones de euros hasta junio, lo que supone un incremento del 25,5% con respecto al mismo periodo de 2017. Este resultado ha sido impulsado por la mayor producción y la aportación del parque Wikinger, en aguas alemanas del mar Báltico.

El área de Generación y Clientes también ha experimentado un aumento de su ebitda, del 1,7%, hasta los 877,6 millones de euros, a pesar del impacto extraordinario del negocio de gas en España registrado en el primer semestre del ejercicio anterior.

Por otra parte, la filial norteamericana de Iberdrola, Avangrid, que cotiza en la Bolsa de Nueva York y de la que el grupo controla el 81,5% del capital, ha logrado un beneficio neto de 371 millones de dólares. Además, incrementará el dividendo del tercer trimestre hasta los 0,44 dólares por acción, desde los 0,432 dólares por acción.

Asimismo, en Brasil, el ebitda de Neoenergia se ha situado en 2.159 millones de reales brasileños (unos 580 millones de dólares estadounidenses), un 43% más, mientras que su beneficio neto ha ascendido a 671 millones de reales brasileños (180 millones de dólares), lo que supone un 144% más respecto al primer semestre de 2017, teniendo en cuenta la consolidación por el 100% de la compañía desde la segunda mitad del pasado ejercicio.

Perspectivas estratégicas 2018-2022
Tras las inversiones realizadas, Iberdrola ha continuado avanzando en el cumplimiento de sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022.

En el negocio de Redes, el proyecto Necec, que desarrolla la filial norteamericana de Iberdrola, Avangrid, ha sido seleccionado para ejecutar la interconexión entre Canadá y Massachusetts. Además, en Brasil han sido revisadas las tarifas de las distribuidoras de Neoenergia Coelba y Cosern por un periodo de cinco años.

En el área de Renovables, Iberdrola ha avanzado en su apuesta por la energía eólica marina. Durante los seis primeros meses del año, la compañía ha instalado las primeras cimentaciones -jackets- del parque East Anglia One, en aguas de Reino Unido y con una capacidad de 714 MW, además de recibir la subestación de esta instalación, Andalucía II.

Iberdrola también se ha adjudicado 486 nuevos MW en el mar Báltico alemán y 800 MW en Estados Unidos para desarrollar en la costa de Massachusetts a través de la sociedad Vineyard Wind.

En Francia, han sido aprobadas las tarifas para el futuro parque eólico marino de Saint Brieuc, con casi 500 MW de potencia.

La compañía se ha adjudicado además 471 MW eólicos terrestres para desarrollar en Paraiba (Brasil) y ha completado 122 nuevos MW de la central hidroeléctrica de Belo Monte, en el mismo país.

En cuanto a energía solar, Iberdrola ha culminado la instalación de las plantas fotovoltaicas de Santiago y Hermosillo en México, con una potencia de 150 y 77 MW, respectivamente, mientras que en España ha anunciado la construcción de la planta Núñez de Balboa en Extremadura, que contará con una capacidad de 391 MW.

En el negocio de Generación y Comercial, el grupo ha instalado ya un millón de contadores inteligentes en Reino Unido, mientras que en México ha repotenciado el ciclo combinado de Monterrey y ha renegociado las tarifas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El plan de inversiones de Iberdrola, que contempla 32.000 millones de euros entre 2018 y 2022, avanza, por tanto, según lo comprometido, con un 86% del total ya en construcción o asegurado. Los negocios de Redes (con un total de 15.000 millones de euros) y Renovables (con un total de 12.000 millones de euros) alcanzan ya el 90% de las inversiones previstas en febrero de este ejercicio.

La compañía confirma sus previsiones para 2018
Según el balance hecho público hoy, "la sólida evolución de los negocios esperada para la segunda mitad del año permite a Iberdrola reafirmar sus previsiones para 2018". En el área de Redes, mejorarán los retornos en Estados Unidos y Brasil. En Renovables, se desarrollará nueva capacidad eólica terrestre en México, eólica marina en Alemania e hidroeléctrica en Brasil. Asimismo, también tendrán un efecto positivo las mayores reservas hidroeléctricas, con una mayor producción.

Para Generación y Clientes, la compañía espera una mejora de los precios en Europa y en México, así como la normalización de la producción nuclear y la contribución de la nueva potencia mexicana. Todo ello se combinará con mayores niveles de eficiencia.

Así, sobre este escenario, Iberdrola prevé cerrar 2018 con un Ebitda superior a los 9.000 millones de euros y un beneficio neto reportado cercano a los 3.000 millones de euros, lo que le permitirá continuar incrementando el dividendo en línea con la evolución de sus resultados. [1] Excluye ajustes positivos en 2017 de la fusión de Gamesa y la revisión del precio de contratos de aprovisionamiento de gas en España.

Añadir un comentario