panorama

Renovables y redes, nuevas prioridades de E.On

E.On presenta su Nueva Estrategia Corporativa

0
La multinacional alemana, que hizo pública ayer la venta de su negocio ibérico a un fondo privado australiano, ha anunciado hoy el lanzamiento de su "Nueva Estrategia Corporativa", con la que E.On quiere "separar claramente la producción de electricidad y gas y el trading de sus actividades empresariales con el cliente final, haciendo así ambas aún más transparentes para los reguladores". De la mano de esta Nueva Estrategia Corporativa, E.On quiere hacer especial hincapié "en ampliar su negocio eólico en Europa y en otros mercados objetivo seleccionados" y asegura asimismo que "reforzará su negocio solar".
E.On presenta su Nueva Estrategia Corporativa

El comunicado que ha difundido hoy E.On -documento en el que anuncia su "nueva estrategia corporativa"- comienza exactamente tal y como sigue: "E.On se centrará en renovables, redes de distribución y soluciones al cliente, y combinará sus actividades de generación convencional, trading global de energía, y exploración y producción en una nueva empresa independiente [a la que alude con el nombre de Nueva Empresa], la mayoría de la cual se venderá a los accionistas de E.On SE". Esta nueva configuración organizativa -concluye ese primer párrafo del comunicado- es la "consecuencia lógica de la nueva estrategia que el Consejo Supervisor de E.ON SE ha decidido". En ese sentido, la compañía adelanta que "está estudiando la venta de sus actividades en Italia y realizará una revisión estratégica de su negocio de exploración y producción en el Mar del Norte". Además -explica-, "las provisiones existentes para el desmantelamiento y la venta de activos nucleares y convencionales estarán plenamente cubiertas en el balance de la Nueva Empresa".

La compañía asegura que no recortará empleo
La transformación estratégica de E.On -asegura el comunicado- representa "una oportunidad importante y atractiva tanto para los reguladores como para los políticos. E.On está separando claramente la producción de electricidad y gas y el trading de sus actividades empresariales con el cliente final, haciendo así ambas aún más transparentes para los reguladores". La Dirección de la multinacional informa asimismo de que "la escisión no irá acompañada de un programa de reducción de empleo". Con respecto a la venta de su negocio en España y Portugal al fondo australiano Macquarie, la eléctrica alemana asegura que "el nuevo propietario explotará y seguirá desarrollando las operaciones convencionales y renovables de E.On en ambos países y será el socio futuro para sus clientes de distribución y minoristas en ellos". En lo que a ese extremo se refiere, la compañía se declara satisfecha de "saber que en Macquarie hemos hallado un buen empleador para nuestros trabajadores".

Nueva Estrategia Corporativa
Según el presidente del Consejo Supervisor de E.On, Werner Wenning, la aprobación por unanimidad de la nueva estrategia corporativa, que ha sido propuesta por el Consejo de Dirección, dará, tanto a los empleados de la compañía como a los inversores, "perspectivas claras en dos empresas fuertes". En ese sentido, Wenning se ha declarado "convencido de que es necesario responder a los drásticos cambios que están experimentando los mercados energéticos mundiales, a la innovación técnica y a las expectativas más diversas de los clientes con un nuevo y audaz comienzo".

Potencial de crecimiento y seguridad de suministro
El presidente del Consejo Supervisor de E.On ha reconocido por otro lado que "el amplio modelo actual de E.On ya no puede abordar debidamente estos nuevos retos; por eso, queremos establecer nuestro negocio de un modo significativamente diferente". La compañía señala ahora dos líneas de evolución: una, deseosa de aprovechar el "potencial de crecimiento" que está desencadenando la actual transformación del mundo de la energía; la otra línea iría en pos de la creación de "una empresa sólida, independiente, que salvaguarde la seguridad de suministro para la transformación".

A la bolsa
Estas dos misiones -ha explicado el presidente ejecutivo de E.On SE, Johannes Teyssen- son "tan fundamentalmente diferentes que dos empresas separadas, con un enfoque claramente diferenciado, ofrecen las mejores perspectivas para el futuro". Así -explica E.On en el comunicado que ha difundido hace unas horas-, "en 2015, E.On y la Nueva Empresa se ocuparán de los preparativos para la admisión a cotización de la Nueva Empresa". Según ese comunicado, "tanto E.On como la Nueva Empresa contarán con una financiación sólida, estarán posicionadas para garantizar los puestos de trabajo y tendrán perspectivas para crear más empleo en el futuro".

Tres áreas principales de negocio
En ese sentido, Teyssen ha insistido en que "creemos firmemente que crear dos empresas independientes, cada una con un perfil y una misión diferenciados, es la mejor manera de asegurar los puestos de trabajo de nuestros empleados. Por lo tanto, nuestra nueva estrategia -ha asegurado- no consiste en un programa de reducción de empleo". E.On SE tendrá tres áreas principales de negocio: renovables, redes de distribución, y soluciones al cliente. Estas actividades empresariales -explica la empresa- "encajan y se refuerzan entre sí, creando una cartera de negocio con beneficios estables y un fuerte potencial de crecimiento".

Eólica y solar
La multinacional alemana, que declara aproximadamente 33 millones de clientes, ha anunciado que, a todos esos efectos, "aumentará sus inversiones el año próximo en unos 500 millones de euros en comparación con la cifra de inversión anteriormente prevista de 4.300 millones de euros". E.On asegura además que hará especial hincapié "en ampliar su negocio eólico en Europa y en otros mercados objetivo seleccionados" y que "también reforzará su negocio solar". Además, prevé mejorar sus redes de distribución energética en sus mercados europeos y también en Turquía "y las hará más inteligentes, de manera que los clientes puedan beneficiarse de nuevos productos y servicios en áreas como la eficiencia energética y la generación distribuida".

La "Nueva Empresa"
El comunicado que ha difundido E.On -hace apenas unas horas- detalla también las señas de identidad de la que denomina Nueva Empresa. "Con una cartera consistente en generación eléctrica convencional, trading mundial de energía, y exploración y producción, la Nueva Empresa se centrará precisamente -explica el comunicado- en satisfacer estas necesidades". Según el presidente ejecutivo de E.On SE, Johannes Teyssen, "el claro enfoque de la Nueva Empresa la situará en una posición excelente para liderar la necesaria consolidación de la generación eléctrica en Europa y ofrecer servicios atractivos para las necesidades del sistema del futuro".

Sede en la región Rhine-Ruhr
E.On presume por otro lado de "una sólida cartera de gas natural, que abarca exploración y producción, gasoductos de transporte a Europa, contratos de compra de gas a largo plazo, y una sustancial capacidad de almacenamiento en Alemania". Según E.On, estas actividades de electricidad y gas "seguirán teniendo la sólidamente establecida unidad de trading de E.On como su interfaz con los mercados mundiales de materias primas y las plataformas europeas de trading". La Nueva Empresa tendrá su sede social en la región Rhine-Ruhr de Alemania.

Añadir un comentario