panorama

De la ignorancia generalizada en la España de 2014

0
La Confederación Nacional de Instaladores (CNI) ha llevado a cabo una encuesta -veinte preguntas, más de 2.400 consultados- para saber qué entienden los españoles por autoconsumo, qué quiere decir "eficiencia energética" o cuánto sabemos de energías renovables. Pues bien, según la CNI, el 70% de los encuestados "desconoce o confunde" el significado de "eficiencia energética"; el 70% no sabe qué es la "biomasa"; el 73% ignora lo que significa "autoconsumo"; y el 82% desconoce qué es la "geotermia". [En la imagen, vivienda bioclimática de la Fundación Sotavento Galicia].
De la ignorancia generalizada en la España de 2014

La Confederación Nacional de Instaladores ha lanzado un proyecto -"Tu hogar lo vale"- que se enmarca en la actividad del grupo de trabajo internacional “Revitalización de Edificios”, grupo al que pertenece la CNI y en el seno del cual -informa la propia Confederación- "se intercambian ideas para ayudar a la revitalización de edificios antiguos o en mal estado". Pues bien, en el marco de ese proyecto, la CNI ha llevado a cabo una encuesta en la que han colaborado profesionales instaladores de  toda España "y el resultado es tan desalentador, como preocupante".

Según la CNI, la encuesta -veinte preguntas que han respondido más de 2.400 propietarios o usuarios de inmuebles en toda España- ha revelado que el 70% de los encuestados no sabe o confundo lo que significa la expresión "eficiencia energética". De este porcentaje, "llama la atención -dice la CNI- que un 30% asocia erróneamente este concepto al precio de la energía y un 60% contestó 'no sé' -como primera respuesta- a la pregunta de si '¿conoce usted medidas para mejorar la eficiencia energética de su hogar?'".

Medidas livianas versus medidas estructurales
Apagar las luces o cerrar los grifos fueron algunas de las medidas de mejora de la eficiencia energética que mencionaron los encuestados. En ese sentido, y según el presidente de la CNI, Javier Cueto, "apenas un 2% de los encuestados mencionó medidas estructurales y de mayor envergadura, como mejoras en el aislamiento o renovación de equipos de climatización”. Todo ello -explican desde la CNI- revela "el gran desconocimiento que existe entre la población sobre la eficiencia energética en los inmuebles".

El camino del "no" al "sí"
Otra de las preguntas planteadas en el marco de esta encuesta fue "si usted tendría interés en conocer más a fondo de qué se trata la eficiencia energética". Pues bien, según la CNI, el 40% de los encuestados contestó "no". Eso sí, cuando se completa esta pregunta con la frase “¿y si supiera que podría ahorrar hasta un 30% de su factura de luz o gas, tendría interés en conocer más?", entonces, la respuesta es apabullante -según este estudio de la Confederación Nacional de Instaladores-, con un 98% de "síes".

Más datos del estudio
Un 96% de los encuestados ha manifestado por otra parte que estaría dispuesto a realizar obras de mejora o rehabilitación en su inmueble si ello representa mayor confort, ahorro y revalorización. Si profundizamos más en este porcentaje -explica la CNI-, "sólo un 18% podría realizar estas obras sin financiación externa, necesitando el 78% restante ayudas financieras del tipo préstamos a bajo interés o subvenciones".

La Administración
A la pregunta de quién le gustaría que le informase sobre la eficiencia energética, energías renovables, rehabilitación o autoconsumo, el ciudadano contesta por este orden, según el estudio de la CNI: primero, la Administración, con el 68%; en segundo lugar, una asociación nacional imparcial sin fines lucrativos, con un 23%; un profesional de su elección, con el 8%; y, por fin, amigos o conocidos, con un 1%. Es decir -concluye la CNI-, "que antes de confiar en una empresa de ingeniería, arquitectura, profesionales de cualquier índole o empresa constructora o incluso amigos y conocidos, el ciudadano se fía mayoritariamente de la Administración a la hora de recibir información".

Un 90% de los encuestados manifiesta que cumple la normativa exigida para su vivienda, si bien preguntado a continuación sobre obligaciones concretas, como revisiones periódicas en sus instalaciones o trabajos de mantenimiento, contesta -un 78%- que "no" ha realizado las revisiones, inspecciones o trabajos de mantenimiento o no recuerda.

Del gasto del coche sí sabemos
Un 99% de los ciudadanos propietarios o usuarios de inmuebles, es decir, prácticamente la totalidad de la muestra, considera que está mal o nada informado sobre los materiales, equipos, mantenimiento y consumo energético de su vivienda, mientras que esos mismos ciudadanos manifiestan conocer el gasto medio de su vehículo en combustible.

Un 96% de los encuestados ha tenido en algún momento una mala experiencia al contratar algún trabajo en su inmueble y la mayoría, con el 70%, responsabiliza de esa situación a la falta de profesionalidad de los proveedores de los servicios contratados. Por detrás, con un 17%, se sitúa la falta de control por parte de la Administración.

Tan sólo un 10% reconoce que esa mala experiencia pudo deberse a un precio demasiado bajo y un 3% lo atribuye a otras circunstancias. Sobre si esas malas experiencias se acabaron resolviendo positivamente, un 80% contesta no. "Estas alarmantes cifras -señala la CNI- no hacen más que mostrar la realidad eterna del intrusismo que se halla ampliamente extendido, así como el nivel bajo de exigencia por parte de los propietarios, que prefieren un trabajo más económico a un trabajo bien hecho, no valorando a más largo plazo los inconvenientes del bajo precio, como falta de garantía, ausencia de responsabilidad civil, averías, baja calidad en la ejecución y un largo etcétera".

Habida cuenta de todo ello, "la conclusión -afirma el presidente de la Confederación- es muy clara: el ciudadano carece de los conocimientos técnicos mínimos sobre su vivienda y, por tanto, no la cuida adecuadamente; además, ha tenido malas experiencias con trabajos realizados en ella, lo que le hace desconfiar de los profesionales que considera sólo quieren hacer negocio, por lo que busca en general el precio más económico, sin valorar otras características; y, por ello, prefiere fiarse de la Administración”.

Renovables, mucho gasto y poco ahorro
Un 60% de los encuestados sólo conoce como renovable la energía solar y el 40% restante menciona solo otro tipo de energía renovable. Un 82% no sabe lo que es la geotermia aplicada a la edificación y un 70% no sabe lo que es la biomasa. Preguntados sobre si saben en qué consiste el autoconsumo de energía, un 73% contesta "no" y, en cuanto al término cogeneración, el porcentaje sube a un 86%.

Un 93% no conoce ninguna experiencia entre sus círculos familiares y de amigos de uso de energías renovables con ahorros y buenos resultados. En cambio, un 36% sí conocen malas experiencias de personas que utilizan energías renovables con malos resultados. “Por desgracia”, lamenta el presidente de la CNI, “estos casos son en su mayoría de comunidades de propietarios, por lo que la mala experiencia se multiplica”.

La mayoría de los ciudadanos -un 97%- está dispuesto a invertir en su inmueble para aumentar el nivel de confort, incrementar el valor de la vivienda y reducir el gasto energético. De este porcentaje, un 78% solo haría esa inversión si contara con ayudas financieras. A la vista de los resultados de esta encuesta, Cueto solicita a las Administraciones responsables "que asuman un papel más enérgico dirigiéndose al ciudadano de a pie mediante campañas masivas de información utilizando para ello los medios a su alcance y sirviéndose de la información técnica, conocimientos y experiencia de organismos profesionales como el CNI".

Sobre la CNI
La Confederación Nacional de Instaladores (CNI) se define como una entidad sin ánimo de lucro, creada en 1973, y que representa "a más de 10.000 empresas instaladoras en toda España que dan trabajo a 60.000 personas". Los profesionales en ella representados abordan todo tipo de instalaciones de un edificio: climatización, frío industrial, fontanería, electricidad, protección contra incendios, etc. CNI participa en numerosos grupos de trabajo y proyectos tanto en España como en Europa. CNI declara como su finalidad el "potenciar el ahorro, la eficiencia energética y el uso de energías renovables en las instalaciones con el máximo respeto al medio ambiente, así como impulsar una formación técnica de la máxima calidad para los instaladores y la correcta y adecuada información al usuario final".

Añadir un comentario