panorama

Iberdrola en 2017: siete millones de euros de beneficio neto... cada día

0
¿Quién dijo crisis? La multinacional hispano catarí (su principal accionista es el Fondo Soberano de Catar) obtuvo en 2017 un beneficio neto de 2.804 millones de euros (incremento del 3,7% sobre el beneficio neto del año pasado). Iberdrola asegura que los artífices de ese resultado han sido "los negocios de Redes -principalmente en Estados Unidos- y Renovables, así como la integración desde septiembre de Neoenergia en Brasil". La compañía ha anunciado que ejecutará inversiones por valor de 32.000 millones de euros durante el próximo quinquenio (2018-2022). [En la imagen, central de gas de Iberdrola].
Iberdrola en 2017: siete millones de euros de beneficio neto... cada día

El presidente del grupo, José Ignacio Sánchez Galán, asegura que el nuevo plan quinquenal de Iberdrola "aprovecha las oportunidades que brinda el nuevo entorno digital". La empresa va a centrar su crecimiento, "en esencia" -ha dicho Galán- en dos ítems: los negocios regulados -dependientes de las decisiones políticas- y los contratos a largo plazo. Ambos ítems -concluye el presidente del grupo- "ofrecen visibilidad de los ingresos”. (La distribución por ejemplo es un negocio regulado; es el gobierno el que determina el precio que va a cobrar la empresa por prestar ese servicio, el de distribución).

Más de 2.800 millones de euros de beneficio neto y casi 5.900 en inversiones
Las inversiones alcanzaron los 5.891 millones de euros en el ejercicio (+38%) y se centraron en los negocios regulado, de energías renovables y de generación con contratos a largo plazo. La filial de Iberdrola en Estados Unidos (Avangrid) aumentó en 2017 su beneficio neto ajustado un 6%, hasta los 682 millones de dólares. Estos resultados permiten proponer a la Junta General de Accionistas, convocada para el próximo 13 de abril, una remuneración anual con cargo a 2017 de 0,32 euros brutos por acción, lo que implica un aumento del 3,2% respecto a 2016.

Iberdrola presume de ofrecer "cuatro veces más horas de formación por empleado que la media de empresas europeas". La compañía se ha fijado el objetivo de alcanzar los 150 gramos de CO2 por kilovatio hora generado en 2030. Iberdrola declaró en 2017 compras a sus 22.000 proveedores por valor de 8.700 millones de euros y pagos realizados en concepto de impuestos y tributos superiores a los 7.100 millones de euros en el ejercicio.

De cara a futuro
Iberdrola ha anunciado que invertirá 32.000 millones de euros durante el quinquenio 2018-2022: 15.500 millones de euros, en Redes; 11.500 millones de euros, en Renovables; y 2.800 millones de euros, en Generación y Clientes (el 4% restante -1.400 millones de euros- corresponderá a Generación Contratada). Según la compañía, "la mayor parte de las inversiones previstas -un 75%- está ya comprometida o prácticamente asegurada". Por divisas, un 38% se ejecutará en dólares, un 25% en euros, un 19% en libras esterlinas y un 18% en reales brasileños.

Iberdrola, mediante estas inversiones, prevé incrementar su potencia renovable un 24% con respecto al cierre de 2017, hasta los 36.200 megavatios (MW). La compañía calcula que aumentará así mismo su capacidad de almacenamiento, que pasará de los 80 gigavatios hora (GWh) actuales al centenar (100 GWh) al final del periodo quinquenal. El grupo espera que un 35% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 2022 se genere en euros, un 29% en dólares, un 20% en libras esterlinas y el restante 16%, en reales brasileños.

La compañía declara un gasto neto operativo "un 23% inferior a la media de sus competidores europeos", y asegura que "continuará incrementando sus niveles de eficiencia", para lo cual implementará un plan de ahorro de 1.000 millones de euros, "que se ejecutará a través de sinergias, digitalización e implantación de las mejores prácticas en áreas como compras, operación y control".

Discurso renovable
La multinacional asegura que, "en renovables, se implementarán contratos a medida de estas tecnologías, se promoverán nuevas soluciones tecnológicas que se adapten cada vez más a los hábitos del cliente y se reforzará el crecimiento de los acuerdos de venta contratada de energía a consumidores industriales". Iberdrola anuncia además un plan de rotación de activos por importe de 3.000 millones de euros y asegura que "estará abierto a posibles acuerdos con socios para proyectos renovables (partnering green)".

Previsión de beneficio 2018-2022
Según las previsiones del grupo, el Ebitda (beneficio bruto, antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) se situará entre los 11.500 y los 12.000 millones de euros al final del periodo (2022). La multinacional hispano catarí espera que el 84% del beneficio bruto de explotación para el año 2022 provenga "de actividades reguladas o con contratos a largo plazo".

Sobre el rango mencionado (11.500-12.000 millones de euros), Iberdrola hace las siguientes previsiones: Redes aportará el 50%; Renovables, el 27%; Generación y comercial, el 16%; y Generación contratada, el 7%. La empresa espera que la eficiencia, medida con el ratio gasto operativo neto sobre margen bruto, mejorará en 2022 desde el 31% de 2017 al 26%, suponiendo un ahorro acumulado superior a los 1.000 millones de euros en el período.

Por otra parte, la plantilla -asegura la empresa- permanecerá estable en el entorno de los 35.000 empleados, "si bien se prevé un 10% de rotación de la misma, en donde las jubilaciones naturales permitirán la actualización de la organización, la atracción de talento joven y la formación continua de sus profesionales para abordar con éxito las exigencias del nuevo entorno competitivo y de la digitalización".

Iberdrola calcula que "los fondos generados en operaciones (FFO) ascenderán a 42.000 millones de euros en el periodo, de forma que excederán las inversiones realizadas en todos los negocios". Al final del periodo, Iberdrola mantendrá inversiones en curso por valor de 9.000 millones de euros, "que asegurarán la generación sostenible de resultados más allá de 2022 y permitirán sentar las bases de su crecimiento en la próxima década". La compañía estima que el beneficio neto se situará entre 3.500 y 3.700 millones de euros en 2022.

Más beneficio neto
Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.804 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 3,7% respecto al ejercicio anterior. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 7.319 millones de euros en el periodo (-7,3%), debido -según la empresa- a la pobre evolución del negocio en España como consecuencia de la baja producción hidroeléctrica.

Por negocios, el Ebitda de Redes aumentó un 3,6%, hasta 4.228 millones de euros, y el de Renovables creció un 6,1%, hasta 1.592 millones de euros. Sin embargo, el área de Generación y Clientes, lo redujo un 29%, hasta 1.601 millones de euros, debido a la escasa producción hidroeléctrica ya mencionada en España por efecto de la sequía, así como a los menores márgenes y mayores gastos por obligaciones gubernamentales en Reino Unido.

Avangrid, Estados Unidos
En el marco de la ejecución de su Plan Estratégico, la filial de Iberdrola en Estados Unidos realizó inversiones valoradas en 2.262 millones de dólares (+18%) en las áreas de Redes y Renovables. La compañía destaca en su Balance 2017 que "la reforma fiscal aprobada por el Gobierno de Estados Unidos ha supuesto un impacto neto positivo de 1.284 millones de euros para el grupo Iberdrola".

Potencia de generación global de Iberdrola en 2017

Accionistas
Los resultados obtenidos en 2017 han permitido al Consejo de Administración del grupo proponer a la Junta General de Accionistas, convocada para el próximo 13 de abril, una remuneración complementaria con cargo al ejercicio 2017 de hasta 0,18 euros brutos por acción. Este importe se añade a los 0,14 euros brutos por acción abonados el pasado mes de enero en concepto de dividendo a cuenta de los resultados de 2017, con lo que la retribución al accionista con cargo al pasado ejercicio ascendería a 0,32 euros brutos por acción, un 3,2% más que la correspondiente a 2016.

I+D
Iberdrola invirtió en I+D+i el año pasado 246 millones de euros, un 17% más que en el ejercicio anterior. Finalmente, Iberdrola ha reafirmado su compromiso de reducción de emisiones. En la actualidad, las de la compañía son un 32% inferiores a la media de sus competidores europeos y tiene el objetivo de alcanzar los 150 gramos de CO2/kWh para el año 2030, lo que supone una reducción del 50% respecto a sus niveles de 2007.

Informe completo: «Resultados 2017»

Síntesis: «Resultados Ejercicio 2017»

Añadir un comentario