panorama

2018 va camino de convertirse en el segundo año con la electricidad más cara de la historia

0
El mes de septiembre ha concluido como el segundo septiembre más caro de la historia no solo en el mercado ibérico MIBEL de España y Portugal, sino también en otros importantes mercados energéticos europeos, por ejemplo, Francia y Alemania. Y es que la situación actual de precios altos en los mercados energéticos es común en toda Europa.
2018 va camino de convertirse en el segundo año con la electricidad más cara de la historia

En el mercado ibérico de electricidad MIBEL de España y Portugal, el tercer trimestre de 2018 ha supuesto un aumento de precio en cada uno de los meses respecto al mes anterior, y también respecto al mismo mes del año 2017. El mes de julio tuvo un precio promedio de 61,88 €/MWh, que representó una diferencia de 13,25 €/MWh respecto al mismo mes de 2017. En el mes de agosto el precio subió y se situó en 64,33 €/MWh, y también aumentó la diferencia con el año anterior, que fue de 16,57 €/MWh. La subida del precio se aceleró en septiembre y registró un precio promedio de 71,21 €/MWh, que, aparte de ser el segundo mes más caro de la década y el quinto mes más caro de toda la historia del mercado MIBEL, representó ni más ni menos que 22,12 €/MWh más que septiembre de 2017.

Una característica interesante de este tercer trimestre ha sido el aplanamiento de la curva horaria del precio y el aumento del número de días “sin valle”. La disminución de la distancia entre el precio de las horas valle y de las horas punta es un fenómeno habitual durante el verano, cuando el aumento de la demanda y la baja producción renovable empujan al alza los precios horarios más bajos. Pero durante este mes de julio, el aplanamiento de la curva de precios ha sido especialmente significativa, mientras en julio de 2017 la dispersión horaria del precio fue del 9,5%, en julio de este año ha disminuido hasta el 6,6%.

Comparando el tercer trimestre con lo que llevamos de 2018 y con el año anterior 2017, se observa una clara tendencia al alza del precio del mercado eléctrico. El primer trimestre de 2018 empezó con un precio 7,47 €/MWh más bajo que el mismo trimestre de 2017, pero hay que recordar la excepcionalidad del primer trimestre del año pasado con la ola de frío y la situación del parque nuclear francés que llegó a tener la mitad de los reactores parados en algún momento. El segundo trimestre de este año ya registró un aumento de 5,04 €/MWh en la comparación interanual. Y en este tercer trimestre, la diferencia con el tercer trimestre de 2017 se ha disparado hasta los 17,36 €/MWh, y lo ha situado como el trimestre más caro de la última década y el tercero más caro de la historia del mercado MIBEL.

El precio promedio del mercado MIBEL desde el 1 de enero al 30 de septiembre de 2018 es de 55,38 €/MWh, lo que lo sitúa, de momento, como el segundo año más caro de la historia de MIBEL, solo por detrás de 2008.

Causas del aumento de precio en el mercado eléctrico
Según la información analizada por AleaSoft, las causas principales del aumento del precio durante este año hay que buscarlas en los aumentos de precio de los combustibles fósiles usados para la generación de electricidad, gas y carbón, y el aumento del precio de los derechos de emisiones de CO2.

La generación térmica de electricidad con gas y carbón son las tecnologías que marcan el precio marginal en la mayoría de las horas en los mercados europeos de electricidad. El hecho de que el precio de estos dos combustibles haya ido subiendo durante este año, ha aumentado los costes de la producción térmica, que ha ofertado más caro en los mercados de electricidad. El precio de la tonelada de carbón ha aumentado un 25% desde el segundo trimestre y está ahora por encima de los $100 la tonelada. El precio del gas por su parte, ha aumentado un 40% desde principios de año.

Los derechos de emisiones de CO2 también son un coste a añadir a la producción térmica, que encarece las ofertas de estas tecnologías en el mercado eléctrico. El precio de los derechos de emisiones está en una carrera alcista desde medianos de 2017, y desde principios de 2018 ha aumentado más de un 170%. Si bien muchas centrales térmicas ya tienen cubiertas las emisiones actuales con derechos comprados anteriormente, la incertidumbre que crea el aumento de precios repercute al alza en sus ofertas.

También el precio del barril de petróleo Brent ha aumentado de precio cerca de un 25% desde principios de año y superó los $80 por barril a finales de septiembre.

Particularidades del mercado MIBEL
Si bien el aumento del precio del gas y del carbón, y de los derechos de emisiones de CO2 son los principales responsables del aumento del precio en todos los mercados europeos, AleaSoft considera que hay otros factores a tener en cuenta a la hora de analizar el comportamiento del mercado MIBEL.

Un hecho clave ha sido la situación de la producción hidroeléctrica. Generalmente, la producción con agua embalsada tiene un efecto abaratador en el precio de la electricidad, por la necesidad de los pantanos de ir desembalsando agua para mantener los cabales de los ríos y los niveles de reservas con las aportaciones de las cuencas. Pero en estos últimos meses, desde octubre del año pasado, los embalses de la península se han encontrado en una situación donde sus reservas estaban en mínimos debido al largo periodo de sequía sufrido hasta entonces. Por ello, las centrales han tenido plena capacidad para absorber las nuevas aportaciones de agua y poder llevar a cabo una estrategia para maximizar sus ingresos ofertando su producción a precios más caros de lo habitual. Lo que ha desactivado su efecto abaratador sobre el precio de la electricidad.

Por otro lado, según los análisis de AleaSoft, la producción eólica durante estos tres primeros trimestres de 2018 ha estado por debajo de lo habitual. Respecto al mismo periodo de 2017, la producción eólica en el tercer trimestre 2018 ha sido un 16% inferior.

Perspectivas para el cuarto trimestre
De cara al último trimestre de 2018, según las previsiones de AleaSoft, todo apunta a que los precios continuarán en niveles altos, pero con tendencia a estabilizarse, y que 2018 se acabará confirmando como el año más caro de la última década y el segundo más caro de toda la historia.

Según AleaSoft, esta estabilización del precio viene dada por la estabilización del precio del gas y del carbón que podrían continuar subiendo, pero a un ritmo mucho menor que el actual. El precio de los derechos de emisiones CO2 sí que muestra una tendencia clara a continuar subiendo, aunque se estima que también lo harán a un ritmo mucho más lento. El precio del barril de petróleo Brent, una vez superada la barrera de los $80, parece que la siguiente barrera está en los $100, pero la mayoría de las estimaciones apuntan a que el precio se estabilizará por debajo de ella, y si se superara, sería por periodos muy breves de tiempo.

También habrá que estar muy atentos a cómo empieza el nuevo año hidrológico, que definirá la estrategia de las plantas hidroeléctricas en el mercado. Al empezar este ciclo hidrológico, las reservas en los pantanos hidroeléctricos se encuentran un 68% por encima de los niveles de octubre de 2017.

Añadir un comentario