hidrógeno

Cantabria quiere descarbonizar su tejido industrial con hidrógeno verde

0
Dícese Green Hidrógeno Cantabria, se ha fijado como objetivo la descarbonización del sector marítimo industrial de la región, y es una iniciativa (proyecto tractor) que presentó ayer el Clúster Marítimo de Cantabria (MarCA), en colaboración con Soermar, que es la Fundación y Centro Tecnológico de los Astilleros Medianos y Pequeños. Según Soermar, el hidrógeno puede generar un volumen de negocio en España de 1.300 millones de euros anuales y la creación de 227.000 empleos de aquí a 2030.
Cantabria quiere descarbonizar su tejido industrial con hidrógeno verde

El Clúster Marítimo de Cantabria (MarCA) presentó ayer en Santander un proyecto piloto "para posicionar a la región como referente en la descarbonización industrial". Green Hidrógeno Cantabria -que así ha sido denominada esta iniciativa- pretende demostrar la utilidad del hidrógeno verde en la industria cántabra e impulsar el compromiso con la eliminación de gases contaminantes. Tres son los objetivos clave de esta iniciativa: (1) el desarrollo de un sistema de generación de hidrógeno verde; (2) el desarrollo de una infraestructura de repostaje para vehículos; y (3) el desarrollo de otra infraestructura para la generación de electricidad a través de este combustible para su uso en la industria y en el área residencial. La presentación del proyecto, que ha sido virtual y abierta al público, ha corrido a cargo de Eva Novoa (foto) y Alfonso Carneros, directora general y director técnico de Soermar. Novoa y Carneros han informado a los asistentes sobre las características del hidrógeno verde y la estrategia competitiva que supone su uso.

“Green Hidrógeno Cantabria es una oportunidad para hacer del hidrógeno una parte importante de nuestro futuro energético”, ha expuesto Novoa dirigiéndose a todas las empresas grandes, medianas y pequeñas de los diferentes ámbitos industriales. Durante su exposición, la directora general de Soermar se ha centrado en explicar por qué el hidrógeno es una de las mejores alternativas para alcanzar una economía limpia y sostenible y ha cifrado el potencial del hidrógeno para 2030 en un volumen de negocio de 1.300 millones de euros en el mercado nacional y la creación de 227.000 puestos de trabajo.

Novoa ha puesto de relieve que en Cantabria existe una gran oportunidad de tener un liderazgo tecnológico en la producción y exportación de hidrógeno de forma rentable, dado que se cuenta con recursos solares, conocimiento en materia de energía eólica y con la existencia de empresas especializadas en energías renovables. La directora generarl de Soermar ha añadido que a todo ello hay que unir un marco legal y regulatorio que facilite el despliegue masivo de la tecnología. “Cantabria se puede convertir en una de las regiones de referencia en el campo de las energías renovables y la descarbonización”, ha afirmado.

Cantabria, con su estrategia regional, ya está apostando por el hidrógeno como alternativa a los combustibles fósiles, por lo que investigar la utilidad industrial del gas en la comunidad supone una gran oportunidad para ser un referente nacional, según han explicado los impulsores de esta iniciativa.

En este sentido, Novoa ha aclarado que no es un camino que deban recorrer las industrias por sí solas, sino que también se debe movilizar al tejido científico y tecnológico, al que invitó a sumarse al proyecto. Son apoyos imprescindibles -ha expuesto- para alcanzar soluciones que permitan reducir costes e integrar el hidrógeno en los distintos sectores económicos.

Por su parte, Alfonso Carneros, director técnico de Soermar, ha incidido en la dimensión renovable del hidrógeno: "el ecosistema del hidrógeno verde es un vector energético que potenciará el uso de energías renovables”, ha dicho. Según el director técnico de la Fundación y Centro Tecnológico de los Astilleros Medianos y Pequeños, las energías renovables son el camino para paliar el cambio climático y conseguir la sostenibilidad. Carneros ha incidido en dos hechos: los combustibles fósiles acabarán por agotarse; y el uso del hidrógeno verde constituye un gran paso para acercarnos a un futuro energético que satisfaga nuestras necesidades de una forma limpia.

Aparte de describir las distintas aplicaciones del hidrógeno o cómo se realiza su almacenamiento y su transporte, ha expuesto los objetivos del proyecto piloto que ha elaborado Soermar para Cantabria. Entre ellos, ha apuntado el desarrollo de un sistema de generación de hidrógeno verde, de una infraestructura de repostaje para vehículos, lo que potenciará el uso de vehículos de transporte público y privado basados en tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible, y de otra para la generación de electricidad a través de este combustible para su uso en la industria y en el área residencial. Todo ello permitirá potenciar la capacidad de I+D+i del tejido industrial de Cantabria y será de este modo “el primer eslabón de la cadena de valor de un ecosistema de hidrógeno verde en la región”.

En la presentación del proyecto han estado presentes el director general de Industria de Cantabria, Daniel Alvear, que ha destacado que el proyecto "no es sólo una idea, sino que es un estudio de viabilidad, consistente y alineado con la estrategia regional”.

El Clúster Marítimo de Cantabria (MarCA) ha suscrito un convenio con la Fundación y Centro Tecnológico de los Astilleros Medianos y Pequeños (Soermar) para poner en marcha las medidas del denominado “Plan Estratégico de I+D+I de los Medianos y Pequeños Astilleros. Visión 2030”, que tiene como objetivo impulsar la descarbonización del sector marítimo industrial de la región. Según el presidente del clúster MarCA, José Luis Sánchez (foto), el hidrógeno, que se posiciona como uno de los combustibles más apropiados para materializar ese objetivo, constituye "una gran oportunidad para todas las empresas del sector, tanto para las que tienen que diseñar y construir las instalaciones que permitan su utilización como para aquellas que van a ser los usuarios finales”.

Añadir un comentario