hidráulica

La central hidroeléctrica reversible Chira Soria le ahorrará a Gran Canaria 100.000 barriles de petróleo cada año

0
Los grupos del Parlamento de Canarias han apoyado de manera "unánime" el proyecto de la Central Hidroeléctrica de Chira-Soria, que el Cabildo grancanario presenta como un almacenamiento para energías renovables "insustituible e inaplazable" que le ahorrará a la isla 100.000 barriles de petróleo al año y conferirá al sistema "una seguridad tal que evitará que Gran Canaria sufra ceros energéticos". Además, el Cabildo adelanta que el proyecto es compatible con la protección del territorio y que creará 3.500 puestos de trabajo.
La central hidroeléctrica reversible Chira Soria le ahorrará a Gran Canaria 100.000 barriles de petróleo cada año

El director de I+D+i del Instituto Tecnológico de Canarias, Gonzalo Piernavieja, responsable del Plan de Transición Ecológica de Canarias, y el director técnico del proyecto Chira-Soria, Yonay Concepción, consideran "imprescindible" la central hidroeléctrica reversible de Chira-Soria, proyecto que consta de dos embalses a diferente cota entre los que circularía agua (caída por gravedad y bombeo con energías renovables para luego volver a caer), central que aspira a convertirse en "el mayor almacén de electricidad de la isla de Gran Canaria". Piernavieja y Concepción comparecieron el viernes en el Parlamento canario para presentar el detalle del proyecto a todos los grupos allí representados. Y ambos han expresado que la obra, que está encontrado oposición en algunos colectivos isleños por su impacto ambiental, es imprescindible para una mayor penetración de las energías renovables en la isla. Uno de los objetivos de esta obra es utilizar el embalse de la cota superior como almacén de electricidad renovable; la infraestructura funcionaría así: cuando haya excedente de producción porque sopla mucho el viento y no hay demanda suficiente, la idea es bombear con esa electricidad excedente el agua del embalse de abajo al de arriba y almacenarla allí; cuando haya demanda, se soltaría el agua y produciría esa electricidad nuevamente limpia. En el marco de la Comisión de Cambio Climático del Parlamento canario, Concepción ha expuesto los pormenores de la gran obra de ingeniería que supone el salto de agua de Gran Canaria, mientras que Piernavieja ha hecho lo propio con todos los estudios realizados en torno al objetivo de lograr una Canarias descarbonizada.

Según el ingeniero Yonay Concepción, director técnico de Chira-Soria, “no existe alternativa, la alternativa es no hacer nada y no hacer nada sí que tiene un impacto inasumible”. En sintonía con él se ha manifestado el director de I+D+i del Instituto Tecnológico de Canarias y responsable del Plan de Transición Ecológica de Canarias, Gonzalo Piernavieja, que ha asegurado que la central hidroeléctrica reversible de Chira Soria no solo es imprescindible, sino que hará falta otra similar para garantizar la penetración de las renovables en Gran Canaria. Piernavieja, redactor del Plan de Transición Energética de Canarias, ha destacado ante los parlamentarios que el almacenamiento "es clave en un sistema insular, sobre todo en redes como las canarias, que son débiles y no conectadas entre sí". El responsable del área de I+D+i del Instituto Tecnológico de Canarias ha explicado que, en el marco del Plan de Transición Energética de Canarias que está elaborando su equipo (una treintena de personas), se han categorizado tres tipos de almacenamiento: a nivel de usuario (instalaciones solares fotovoltaicas para autoconsumo con baterías); a nivel redes ("prevemos que haya baterías que estén conectadas a la red de distribución y a la red de transporte"); y a nivel de almacenamiento a gran escala. "Sumando los almacenamientos en la muy pequeña escala y en la mediana escala no es suficiente para alcanzar el 100% de descarbonización. Es necesario un tercer almacenamiento". Y el bombeo reversible de Chira Soria -ha dicho- es la opción "más madura, más viable técnica y económicamente, y más sencilla de implantar". Además -ha añadido Piernavieja-, las baterías no tienen las funcionalidades que puede tener un sistema tan robusto y tan fiable como los sistemas de bombeo reversible.

El proyecto Chira Soria incluye también una desaladora de agua marina
Canarias cuenta con más de 300 desaladoras. Solo Gran Canaria desala al día 200.000 metros cúbicos, mientras que la de Santa Águeda, que incorporará la última tecnología, desalará 7.800, y para verter la salmuera, es decir, la sal sobrante de la desalación, se utilizará el difusor venturi, a una concentración de apenas el 10 por ciento de lo permitido. Esta desaladora permitirá además contar con 700.000 metros cúbicos de agua al año que serán elevados a Tejeda y Artenara, de manera -informa el Cabildo- que ya no faltará agua para regar en las cotas altas, que lograrán así la soberanía hídrica.

Piernavieja recordó que los hogares canarios solo pagan el 40 por ciento de lo que cuesta producir la energía en Canarias, pues la generación es mucho más costosa que en la Península, y que para pagar lo mismo que en territorio continental, el Estado aporta 700 millones de euros al año, de los que Chira-Soria hará que se ahorre 120 millones, de manera que el desembolso de 400 millones que va a realizar el Estado “está más que justificado”.

Autoconsumo y almacenes de electricidad
El Plan de Transición Ecológica de Canarias ya tiene definidas tres de sus nueve estrategias, entre ellas la de almacenamiento, para lo que se han hecho cálculos y radiografías para todas las islas, incluido el cruce de la última información cartográfica con la catastral para definir todas las superficies que pueden albergar placas solares, pues la primera apuesta es el autoconsumo y su almacenaje, seguida de las baterías que necesitarán las redes de distribución y transporte.

Según el Cabildo de Gran Canaria, otra de las ventajas de Chira Soria es "su robustez, lo que librará a Gran Canaria de apagones absolutos como los sufridos en Tenerife".

La Agencia Internacional de Energías Renovables, ha dicho Piernavieja a los parlamentarios, prevé que la implantación de saltos de agua se duplique en el mundo, tanto es así que esta solución ya es denominada “la pila del planeta”, pues ya es el sistema que se emplea para almacenar el 96 por ciento de la energía renovable del mundo por ser el más eficaz, barato y sostenible.

Añadir un comentario