hidráulica

Cómo generar electricidad con el flujo de las redes de abastecimiento de agua

0
Varias empresas e instituciones asturianas han unido fuerzas y están desarrollando un sistema modular que permite generar energía eléctrica aprovechando las redes de distribución y abastecimiento de agua. El sistema, absolutamente pionero, se instalará por primera vez en 2016, en la localidad de Mieres.
Cómo generar electricidad con el flujo de las redes de abastecimiento de agua

La Fundación Prodintec, el Ayuntamiento de Mieres, la Ingeniería Manutención Asturiana, la empresa Servo Ship y la Fundación Asturiana de Energía (FAEN) son los artífices de este proyecto, presupuestado en 1,77 millones de euros, de los cuales 718 mil euros son aportados mediante financiación europea del programa LIFE+.

El sistema funciona como una microhidráulica que aprovecha la energía cinética de la masa de agua que entra en los depósitos municipales. Consiste en un generador con capacidad para producir 700.000 kW de electricidad a la hora y se probará en la localidad asturiana de Mieres a mediados del año 2016.

De acuerdo con sus desarrolladores, se trata de un sistema absolutamente pionero en Europa y probablemente en el mundo ya que, aunque en EEUU hay otros sistemas semejantes, no son iguales exactamente. La principal ventaja del modelo español es que la maquinaria, compuesta por una pequeña turbina y un generador eléctrico, se fabrica en módulos que no requiere un transporte especial de grandes dimensiones. Además, la instalación se puede realizar en unas horas.

Múltiples enclaves disponibles
El coordinador del proyecto, el químico Alejandro Fernández Hernández, de Prodintec, declaraba recientemente a Efe que estas microcentrales pueden ser instaladas en miles de municipios de Europa que tengan una orografía favorable.

En el caso de España, las cadenas montañosas del norte son ideales porque la mayor parte de los depósitos municipales tienen saltos de altura y caudales suficientes para mover las turbinas. El generador se instala en un canal derivador a la entrada del depósito y es impulsado por el caudal de agua a presión, aprovechando una energía que actualmente se desperdicia.

De acuerdo con Alejandro Fernández, estos sisemteas pueden instalarse en depósitos a los que les llegue un caudal de unos 5 metros cúbicos por segundo desde un desnivel de 50 metros, y resultan rentables en potencias de generación de entre 300.000 kilovatios hora y un millón y medio de kilovatios hora.

 

 

 

 

 

 

Añadir un comentario