geotérmica

La geotérmica pude ayudar (y mucho) a mejorar la seguridad alimentaria

0
El sistema mundial de energía está evolucionando más rápido de lo que muchos esperaban hacia las renovables. Sin embargo, el ritmo de avance de estas fuentes para desbloquear las barreras que lastran la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es bastante menos avanzado. La Agencia Internacional de Energías Renovables, Irena, plantea recurrir a la geotérmica de baja entalpía para la producción y secado de alimentos y mejorar la seguridad alimentaria en el mundo.
La geotérmica pude ayudar (y mucho) a mejorar la seguridad alimentaria

El progreso de la energía renovable en la última década ha sido rápido. En 2018, estas tecnologías representaban una cuarta parte de la electricidad mundial y alrededor del 16% del uso final total de energía. Su crecimiento ha superado todas las formas de generación de energía tradicional en los últimos cinco años, y ha atraído una inversión global de alrededor de 1,5 billones de dólares en los últimos seis años. Sin embargo, el grado en que las tecnologías renovables están siendo utilizadas para desbloquear las barreras que inhiben la realización de la agenda del desarrollo sostenible es mucho menos rápido.



Poner fin a la pobreza, mejorar la salud humana, lograr un crecimiento económico sostenible y abordar las cuestiones relativas a la seguridad alimentaria y del agua son sólo algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que las energías renovables pueden apoyar. De hecho, un informe lanzado por el Grupo Asesor Técnico ODS7 pone en evidencia la conexión que existe entre el aumento de las renovables y los ODS en su conjunto, si bien matiza que "la energía no es útil en sí misma: sólo lo es en la medida en que proporciona los servicios deseados e impulsa las acciones".

Acabar con el hambre y con todas las formas de malnutrición, y crear sistemas sostenibles de producción de alimentos, son objetivos que la energía renovable puede ayudar a alcanzar. La producción de alimentos es intensiva en energía: alrededor del 30 por ciento del consumo mundial de energía se utiliza para producir, procesar y distribuir alimentos. Descarbonizar el sistema energético de la industria puede ahorrar dinero, impulsar el desarrollo local y contribuir a la mitigación del cambio climático.



También puede reforzar la seguridad alimentaria, un reto cada vez mayor. Hoy en día, una de cada nueve personas en el planeta padece hambre, y la evidencia sugiere que esta cifra ha aumentado en los últimos años debido en gran medida a los patrones climáticos impredecibles causados por el cambio climático.

Cómo avanzar
El informe de IRENA "Accelerating geothermal heat adoption in the agri-food sector: key lessons and recommendations" ("Acelerar la adopción del calor geotérmico en el sector agroalimentario: Lecciones y recomendaciones clave"), destaca que la energía geotérmica puede ser muy adecuada como fuente de energía sostenible para la producción de alimentos mediante la climatización de invernaderos y estanques de acuicultura. Además, la energía geotérmica puede utilizarse para minimizar las pérdidas postcosecha mediante el secado y la refrigeración de los alimentos.

La geotérmica en el sector agroalimentario también ayuda a reducir la dependencia de los combustibles fósiles, la exposición a precios volátiles y las emisiones nocivas. La publicación muestra que varias aplicaciones geotérmicas en el procesamiento de alimentos y la agricultura requieren bajas temperaturas y, por lo tanto, pueden desplegarse en áreas donde los recursos geotérmicos no serían adecuados para la generación de electricidad.

Sin embargo, el potencial geotérmico mundial sigue sin aprovecharse. En la actualidad, su capacidad total instalada para la generación de electricidad se limita a unos 14 gigavatios (GW), cifra que se eleva a 70 GW si se incluye el calor geotérmico. Esto significa que el potencial en todo el mundo sigue estando en gran medida sin explotar.

"La incertidumbre política, la escasez de profesionales cualificados, las preocupaciones medioambientales, las lagunas normativas y el desarrollo de una infraestructura de transmisión adecuada impiden una mayor adopción de la energía geotérmica", indican los socios de la Alianza Geotérmica Mundial, una iniciativa diseñada para apoyar el desarrollo de marcos habilitantes eficaces para el despliegue de la energía geotérmica. Su aplicación en la cadena agroalimentaria es uno de los objetivos.

El ejemplo de Islandia

El informe de IRENA muestra qué factores hay que tener en cuenta para ampliar el uso de la energía geotérmica en el sector agroalimentario. Lo hace basándose en proyectos de éxito.

Por ejemplo, Islandia, donde la interacción entre la energía geotérmica y el desarrollo económico es quizás más visible que en cualquier otra parte del mundo. La energía geotérmica, abundante y de bajo coste en la isla, ha ayudado a Islandia a crecer económicamente, al estimular la actividad manufacturera, fomentar la creación de empresas tecnológicas y desempeñar un papel fundamental en la horticultura, la agricultura y la pesca nacionales.

Muchos otros países pueden recurrir también a la geotérmica de baja entalpía para mejorar su producción y reducir su huella de carbono. Otra referencia la encontramos en Holanda, donde la geotérmica están contribuyendo a un pilar fundamental de la economía nacional: la horticultura. Allí, el uso del calor geotérmico ha aumentado de manera constante durante más de una década.


Kenya, otro país con una larga tradición de energía geotérmica, ha apoyado un gran proyecto comercial de invernaderos geotérmicos. Recientemente, el país instaló nuevos proyectos piloto para la pasteurización de la leche y la climatización de invernaderos y estanques de acuicultura, y se ha identificado un mayor potencial para el procesamiento de la carne, la leche y la miel, así como para la conservación y el almacenamiento de los cultivos después de la cosecha. México, otro gran mercado geotérmico de gran potencial, ha elaborado una hoja de ruta para acelerar el despliegue de calor geotérmico para usos productivos.

Los países que deseen desarrollar aplicaciones de la energía geotérmica para la alimentación y la agricultura pueden beneficiarse de plataformas internacionales como la Alianza Geotérmica Mundial, que comparte experiencias y conocimientos sobre soluciones técnicas, normativas, reguladoras y financieras y explora oportunidades de cooperación.

Añadir un comentario