fotovoltaica

Un año para legalizar la primera instalación de autoconsumo eléctrico compartido

1
Holaluz fue la primera empresa en montar una instalación de autoconsumo compartido en España en julio del pasado año. Lo hizo en un bloque de viviendas de Rubí (Barcelona). Pero ha tenido que esperar un año a ver terminados los trámites de legalización de la instalación por parte de la comercializadora, cuando deberían haber durado unas semanas.
Un año para legalizar la primera instalación de autoconsumo eléctrico compartido

"La legalización de la instalación, que debería haberse tramitado unas semanas más tarde, se cierra un año después de su instalación, poniendo de manifiesto las dificultades que existen en el sector energético español, que sigue sin facilitar el desarrollo de las energías renovables y el cambio de paradigma que nos llevará a un escenario de generación descentralizada y en poder de las personas", señalan desde Holaluz. 



Hasta inicios de junio del año pasado, la opción del autoconsumo compartido estaba prohibida en España. El Real Decreto 900/2015 prohibía expresamente que una instalación de autoconsumo fuera utilizada por varios vecinos del mismo edificio. Esto cambió el 2 de junio, cuando el Tribunal Constitucional anuló la prohibición del Gobierno a las instalaciones de autoconsumo de este tipo.



Así, con esta sentencia se abrió la posibilidad de realizar autoconsumo eléctrico compartido en edificios de viviendas o urbanizaciones, permitiendo a los usuarios generar y consumir de forma compartida su propia energía. Sin embargo, el sector sigue a la espera de otras medidas de calado, entre ellas, la eliminación del llamado impuesto al sol.


No obstante, Carlota Pi, cofundadora y presidenta ejecutiva de Holaluz, afirma que están "muy ilusionados ante el reciente cambio de gobierno. Que se hable de política energética desde un Ministerio de “Transición Ecológica” dice mucho de la visión que hay detrás de ello”. Y apunta que "el autoconsumo está en el ADN de Holaluz desde su fundación".



Carlota Pi tiene claro, además, que en diez años los sistemas de autoproducción y almacenaje de energía serán un estándar de todas las viviendas y se convertirán en un electrodoméstico más. “Estamos caminando hacia un mundo 100% autosostenible, con un 100% de autoproducción de energía renovable y de almacenaje de esa energía”, concluye.



Holaluz ha sido la primera eléctrica europea en recibir la certificación B Corp, un sello que engloba a más de 2.400 empresas de 50 países y cuyo objetivo es dar visibilidad a compañías que, más allá de generar ganancias económicas, innovan para maximizar su impacto positivo en los empleados, en las comunidades donde sirven y en el medio ambiente.

Añadir un comentario
Turbomotor2000
Ciertamente, la Naturaleza nos lo da todo y a todos por igual, la energia tambien,. Solo tenemos que aprender a recogerla y sobre todo a compartirla.