fotovoltaica

Subvenciones del 65% para la puesta en marcha de instalaciones de autoconsumo de energía solar en comunidades energéticas locales

4
La Generalitat Valenciana, a través de Ivace Energía (Institut Valencià de Competitivitat Empresarial), anunció ayer la puesta en marcha de una nueva línea de ayudas para impulsar las instalaciones de autoconsumo de energía eléctrica en comunidades de energías renovables. La línea contará con un presupuesto para 2020 de 550.000 euros. El Gobierno valenciano concederá ayudas a fondo perdido de hasta el 65% del coste para los proyectos de autoconsumo de energía eléctrica compartido. [Imagen].
Subvenciones del 65% para la puesta en marcha de instalaciones de autoconsumo de energía solar en comunidades energéticas locales

La línea de ayudas -informa la Generalitat- está dirigida específicamente a las comunidades locales de energía y se materializará en ayudas a fondo perdido de hasta un 65% sobre el coste de los "proyectos de energía solar fotovoltaica para la generación y autoconsumo colectivo de energía eléctrica". Las actuaciones apoyables son "las instalaciones de energía solar fotovoltaica, para la generación y autoconsumo colectivo, de energía eléctrica en régimen de comunidades de energías renovables". Dichas instalaciones podrán incorporar equipos de mejora de gestión y optimización de las propias instalaciones de generación. Entre los costes elegibles que se considerarán en el cálculo a efectos de la distribución del presupuesto de la convocatoria se encuentran por supuesto las inversiones en los equipos y el montaje de la instalación de autoconsumo (y/o los sistemas de acumulación, si es el caso), la obra civil y los sistemas de control, monitorización, telemedida y gestión de la instalación propiamente dicha; pero también los costes de tramitación administrativa de las instalaciones y los costes de constitución de la comunidad de energía renovable, informes jurídicos previos y estudios de viabilidad de la comunidad, si es el caso.

Según consta en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (Resolución de 25 de mayo de 2020, del presidente del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial), puede acogerse a estas ayudas cualquier entidad local en agrupación con cualquier entidad o persona física o jurídica, de naturaleza pública o privada, incluyendo las agrupaciones sin personalidad jurídica y las comunidades de bienes, así como empresarias o empresarios individuales y pymes, que constituyan una comunidad energética renovable.

Se considera que un beneficiario es una comunidad energética renovable, a los efectos de esta convocatoria de ayudas, cuando cumpla las siguientes condiciones:
• Entidad que se base en una participación abierta y voluntaria, sea autónoma y esté efectivamente controlada por sus miembros que estén situados en las proximidades de los proyectos de energías renovables propiedad de la agrupación.

• La finalidad de la actividad de la agrupación ha de ser proporcionar beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus miembros o a las zonas locales donde opera en lugar de ganancias financieras.

• Para el cumplimiento del requisito de actividad local, se considera que los miembros están situados en las proximidades de los proyectos de energías renovables, si desarrollan su actividad o residen a, como máximo, cincuenta kilómetros a la redonda del emplazamiento del proyecto.

• Las actividades de la agrupación deberán ser, entre otras: la generación de energía procedente de fuentes renovables, la distribución, el suministro, el consumo, la agregación, el almacenamiento de energía, la prestación de servicios de eficiencia energética, la prestación de servicios de recarga para vehículos eléctricos u otros servicios energéticos.

• La participación de las entidades locales en el proyecto podrá consistir en participación en la inversión del proyecto o en la cesión de los espacios de titularidad municipal para llevar a cabo las instalaciones objeto de subvención.

Según la directora general del Ivace, Júlia Company, las comunidades energéticas locales son un elemento "clave" en la transición energética, que "no sólo ha de llevarnos a un modelo sostenible, sino también a un nuevo modelo más justo y participativo y, en el que los ciudadanos y ciudadanas pasen de ser meros consumidores a protagonistas". El gran valor de las comunidades energéticas locales -ha añadido Company- es que no solo persiguen fines económicos, sino que también buscan "fomentar la participación ciudadana, la utilización de las cadenas de suministro locales y brindar oportunidades de empleo, manteniendo el valor de la generación de la energía dentro de la población local".

Ivace Energía subvencionará hasta un 45% del coste de las instalaciones de energía solar fotovoltaica para la generación y autoconsumo colectivo. No obstante, la intensidad de la ayuda podrá incrementarse en hasta 10 puntos porcentuales para medianas empresas, y en hasta 20 puntos porcentuales para las pequeñas empresas, ayuntamientos, entidades públicas e instituciones sin ánimo de lucro. La cuantía máxima subvencionable por proyecto será de 100.000 euros y el plazo para la presentación de solicitudes se inicia hoy, 12 de junio, y se prolongará hasta el próximo 10 de julio.

Comunidades energéticas locales

Añadir un comentario
Miguel
Oriol, cada uno es libre de ponerse una instalación fotovoltaica, dependiendo de si es su deseo y/o de si le sale rentable, pero si los demás te tienen que andar pagando el 65 % de la instalación para incentivar, en tiempos que se supone que ya es viable sin ayudas, es que algo falla en todo esto. O es que con las cuentas no sale rentable ni por asomo y el modelo no es factible y se necesita que alguien les pague parte de la instalación, o se está creando una distorsión en el mercado y va a crear el efecto contrario: La mayoría se va a esperar a ver si pillan el chollo de alguna subvención para montar su instalación. Si no salen las cuentas de montar una instalación, pues se puede obtener la electricidad de origen solar conectado a la red de las grandes plantas fotovolticas, que no necesitan subvenciones en estos momentos y que aportan electricidad de origen renovable a toda la población, que es una comunidad, pero mucho más grande, no sólo una local. Hay que optimizar las instalaciones y hacerlas eficientes, no al revés.
Aresena
Ayudas para instalaciones en comunidades locales que están siendo implantadas la mayoría por las mismas compañías energéticas de siempre. Volvemos a lo de siempre, se beneficia a las grandes empresas energéticas para que sigan siendo ellas las que cobren los recibos a los usuarios y seguir pidiendo manipular los precios a su antojo, en vez de ayudar a los particulares o al menos hacerlo al mismo tiempo, para que la gente pueda tener realmente AUTOCONSUMO, y no a través de las compañías que al final tampoco interesa verte a la red porque el precio no es para nada ahorrativo.
ORIOL AVILA CASTELLS
Miguel, ....hay que incentivar. Si queremos que la solar FV se imponga a las energias no renovables (Nuclear, GN, etc...) hay que dar soporte. La vida es así, y siendo asi, que poca gente se acoge !!! Pero hay que dar la vuelta a la situación actual. saludos. oriol.
Miguel
No sé hasta qué punto tienen sentido estas subvenciones. Se supone que la fotovoltaica ya es amortizable, sin necesidad de ayudas, en pocos años con los ahorros de la factura de la luz. Así que dar subvenciones por el 65% del coste sería regalar el dinero.