fotovoltaica

Las ventajas del autoconsumo siguen intactas

0
Es una de las certezas que tienen los tres expertos –José Benjumea, de Powen; Juan Carlos Jadraque, de Ingeteam; y Jordi Vega, de Gran Solar (GRS) – que han participado esta mañana en el evento virtual organizado por UNEF y retransmitido por su canal de YouTube para analizar el impacto del COVID-19 en el sector fotovoltaico. Otra certeza es que ser autosuficientes energéticamente es importantísimo. La tercera: que independencia energética y autoconsumo están totalmente conectados.
Las ventajas del autoconsumo siguen intactas

Los tres protagonistas de este primer debate virtual organizado por la patronal solar –debates que empiezan a ser habituales en estos tiempos de confinamiento– han dejado claro, en primer lugar, que de esta crisis tenemos mucho que aprender para el futuro. Una de las primeras lecciones tiene que ver con la independencia energética. El coronavirus ha demostrado que la realidad puede llegar a superar la ficción. Nadie había previsto que un virus iba a parar el mundo, pero así ha sido, de manera que, como ha subrayado José Benjumea, CEO de Powen, "ser capaces de ser autosuficientes energéticamente es importantísimo". Lo bueno, ha añadido Benjumea, es que la independencia energética "ayuda a su vez a las empresas a ser competitivas".  La fotovoltaica y el autoconsumo, explicó, "convierten un gasto en inversión, y eso no se ve en casi ningún otro sitio".



Otra cosa es que mereciera la pena fabricar en España todos los elementos de una instalación solar. "Ir aumentando la fabricación nacional de equipos puede ser interesante, pero siempre teniendo en cuenta que no se perjudique la competitividad. Si montar un panel solar español sale por el doble que uno chino, no tendría mucho sentido hacerlo", subrayó Benjumea.  Juan Carlos Jadraque (director del área solar de Ingeteam, y Jordi Vega, director de construcción de GRS, comparten el mismo criterio y creen "francamente complicado que Europa pudiera llegar a autoabastecerse de todo el material fotovoltaico, aunque sí de buena parte de la cadena".



De hecho, como explicaron a continuación los tres expertos, menos los módulos aquí se fabrica todo lo demás: generadores, inversores, centros de transformación… Y España es líder en Europa en la fabricación de estos elementos. Pero fabricar aquí módulos, insistieron, sería un error. Al menos hoy por hoy.



¿Va a encarecer la pandemia el precio de la energía solar?
No lo creen así los tres invitados de UNEF.  En el caso de las grandes plantas, su opinión es que si bien estas instalaciones implican fuertes inversiones y las financiaciones en curso para construirlas van a sufrir retrasos,  estos proyectos siguen siendo absolutamente financiables y ni se van a dejar de construir, ni van a costar más. En palabras de Jordi Vega "los bancos han pisado un poco el freno, a la espera de ver cuál va ser el impacto real que tendrá la crisis, pero las renovables son uno de los sectores por los que van a apostar claramente los fondos de inversión. Con la energía solar a la cabeza".



Como pusieron de manifiesto en sus intervenciones, lo bueno de la energía solar es que una vez que haces la inversión, esta tecnología no tiene costes variables y el plazo de vida útil de las plantas fotovoltaicas es muy largo, de 30-40 años. Además, es un activo que genera un bien tangible: kilovatios hora. Por tanto, estos proyectos serán absolutamente financiables. Y como no ha habido un crisis de materias primas, no debería haber un incremento de los precios. "La economía está ahora parada, pero en cuanto las fábricas vuelvan a arrancar no debería haber un parón de suministro. Habrá, eso sí, retrasos en la entrega", concluyó Benjumea.


Juan Carlos Jadraque aportó otro dato que avala este pronóstico "En Ingeteam no hemos visto todavía ninguna cancelación. Si que es verdad que lo que está en curso se aplaza, pero cancelaciones no hay". 


Medidas gubernamentales

Otra cosa es cómo pueda estar afectando el estado de emergencia a la evolución del autoconsumo. En este caso, los tres expertos creen que el parón puede ser importante y que van  hacer falta medidas gubernamentales para superar la situación. Pese a ello, se muestran optimistas: "si hacemos bien las cosas y ayudamos con medidas que no tienen un gran impacto económico para el gobierno, como medidas fiscales y de simplificación de los trámites administrativos, vamos a animar a la gente a hacer autoconsumo", subrayó Benjumea. 



Otro punto importante es "trabajar todos unidos". En UNEF, recordó el CEO de Powen, "hay mucha pyme y la pyme va a sufrir con esto sí o sí. Estamos intentando mantener los empleos, pero hay que hacer piña para que el gobierno nos ayude".  José Donoso, director general de la asociación y anfitrión del encuentro virtual, recogió el guante y añadió una medida más a las planteadas por los ponentes: un  plan de comunicación por parte del gobierno sobre el autoconsumo para animar a que se desarrolle.



La asociación ha convocó esta semana a su grupo de autoconsumo, en el que participan más de 60 empresas, para revisar esta situación y ver qué medidas específicas van a solicitar para el sector. Y con ello, "retomar la senda que teníamos hace dos meses, de manera que esos 458 MW que se conectaron el año pasado lleguen a los 600 previstos para este año", subrayó Donoso. Porque las ventajas del autoconsumo siguen estando ahí. De hecho, más aún si cabe



Añadir un comentario