fotovoltaica

La Soyuz y un distribuidor fotovoltaico español, unidos por la energía solar

0
La conquista del espacio no se entendería sin la energía solar, que alimenta los satélites que el mundo ha puesto en órbita desde hace mucho tiempo. Y casualidades de la vida, esa relación ha provocado el cruce de caminos entre el trasbordador ruso Soyuz y un distribuidor fotovoltaico español: Albasolar.
La Soyuz y un distribuidor fotovoltaico español, unidos por la energía solar
Nave Soyuz con módulos fotovoltaicos en primer plano

El pasado 3 de diciembre la nave rusa Soyuz MS-11, con tres astronautas a bordo – el ruso Oleg Kononenko, el canadiense David Saitn-Jacques y la estadounidense Anne McLain–, se acoplaba a la Estación Espacial Internacional (EEI), que recibía así su primera expedición en medio año. La EEI, un proyecto en el que participan 16 países del mundo –entre ellos Europa a través de la Agencia Espacial Europea– y que ha supuesto la inversión de más de 150.000 millones de dólares, cuenta actualmente con 14 módulos permanentes y orbita a una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.

El mes pasado, Alberto Medrano, director de Albasolar, confirmaba la venta de 22 inversores de 8,5 kW y 23 reguladores MPPT Schneider 80 A –600V y 60 A –150 V de Schneider, que se cuentan entre los más grandes del mercado, para varias instalaciones fotovoltaicas de la Agencia Espacial Rusa, que necesita contar con equipos autónomos de energía solar para dar autonomía y seguridad en el suministro eléctrico”. Y le mandaron la foto que acompaña esta noticia. La nave Soyuz que se ve en la imagen contiene el transbordador que lleva a los astronautas hasta la Estación Espacial Internacional.

“Desde mediados de los años 90, Albasolar ha sido uno de los principales distribuidores de Schneider Solar, que por aquellos años se llamaba Xantrex. Han sido cientos de proyectos en los que Albasolar ha suministrado material fotovoltaico, muchos de ellos por España, pero también por muchos otros países”, explica Medrano.

Y quién sabe si no habrá alguno en órbita.

Añadir un comentario