fotovoltaica

La fotovoltaica y el cooperativismo se presentan en el CONAMA

0
El parque fotovoltaico Huerta solar La Jeresa, ubicado en Lorca (Murcia), se presenta mañana en el Congreso Nacional del Medio Ambiente como modelo de producción eléctrica social y sostenible. La Jeresa es una cooperativa formada por 418 pequeños productores, cada uno de los cuales tiene exactamente la misma potencia, 9,9 kW, de una potencia total de 4,10 MWn, formada por instalaciones de seguimiento a dos ejes sobre una superficie total de 14 hectáreas.
La fotovoltaica y el cooperativismo se presentan en el CONAMA

La presentación de La Jeresa en CONAMA la realizará su presidente, Antonio José Alcázar García, que lamenta como sus cooperativistas, junto con otras decenas de miles de familias españolas repartidas por toda la geografía española, “no solo han logrado madurar esta tecnología y ponerla al servicio de la sociedad, sino que han demostrado que las pequeñas y medianas iniciativas pueden participar del mercado energético con absoluta fiabilidad, añadiendo las bondades que otorga la socialización de los ingresos del propio sistema eléctrico, puesto que los retornos del sistema revierten de inmediato en la economía local de Lorca”.



La cooperativa destinó una inversión inicial de 37.620.000 €, sobre la tarifa regulada que establecía el RD 661/2007, y en la que confiaron sus cooperativistas que, a los dos años de funcionamiento de la instalación comenzaron a sufrir recortes retroactivos que les ha llevado a tener que refinanciarse para no perder sus inversiones, ni los bienes personales que aportaron frente a la banca para garantizar sus préstamos.


Para Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier –asociación en la que está integrada esta cooperativa–  “son las Aadministraciones las que deben asumir la responsabilidad de definir el nuevo marco energético, obviando la presión de los monopolios y procurando el beneficio de los ciudadanos, que ahora tienen la posibilidad, y deberían tener también el derecho, de producir energía; algo que solo será posible si se restaura la confianza traicionada por el Estado al “obsequiar” a los primeros productores con inseguridad jurídica y un inacabable rosario de normas retroactivas”.



Doce medidas retroactivas

El sector ha soportado, desde 2010, la imposición de doce medidas retroactivas, que, de acuerdo con Anpier,  volatilizan las expectativas de sus inversores y disuaden a otros pequeños inversores de la idea de invertir en este sector:


• RDL 1565/2010. Limitación del plazo de percepción de la tarifa.
• RDL 14/2010. Recorte del 30% en la retribución durante 3 años.
• RDL 14/2010. Recorte  del  10%  en  la  retribución  en  base  a  la  estimación de la potencia.
• RDL 1003/2010. Creación de mecanismo de inspección ad hoc.
• RD 1544/2011. Por el que se establecen los peajes de acceso a las  redes  de  transporte  y  distribución  que  deben  satisfacer  los  productores de energía eléctrica
• L 1/2012. Moratoria renovable.
• L 15/2012. Instaura un impuesto a la generación.
• RDL  2/2013.  Modificación  del  índice  de  actualización  de  la  retribución.
• L 24/2013. Se les hace cofinanciadores del déficit de tarifa.
• RDL 9/2013. Vuelve a modificar el sistema de retribución  teniendo en cuenta retribuciones pasadas.
• RD 413/2014. A los que hubiesen recibido algún tipo de subvención se  les  hace  devolverla  por  la  vía  de  la  compensación futura.
• Orden  IET/1045/2014.  Se  fijan  unos  nuevos parámetros  retributivos, que suponen recortes de hasta el 50% de lo inicial en los casos más severos.



Ahora, la Administración central considera que este colectivo debía haber previsto los cambios, posibilidad jamás contemplada ni por el propio Ministerio cuando captó a estos inversores de forma masiva a través de la campaña del IDAE: “El sol puede ser Suyo”.


Añadir un comentario