fotovoltaica

El autoconsumo solar llega a la nube

1
Una vez más, Alemania demuestra que está muy por delante en actuaciones relacionadas con la transición energética. La principal eléctrica del país, E.ON, ha puesto en marcha una nueva y llamativa iniciativa que consiste en "almacenar" la electricidad autogenerada por sus clientes en la nube, al igual que se almacenan aplicaciones y archivos. Como no podía ser de otra forma, la iniciativa ha sido bautizada con el nombre de SolarCloud.

El autoconsumo solar llega a la nube

SolarCloud funciona de la siguiente manera: E.ON ofrece a sus clientes que opten por el autoconsumo solar (o generado con otras fuentes limpias) guardarles esa electricidad en la nube, sin límite de producción, y apunte esos kW en una cuenta individual para que luego puedan utilizarlos como gusten y sin pagar por ellos. Pero hay más, porque no solo podrán consumirlos ellos, también podrán prestarlos o venderlos a otros clientes, según ha anunciado la compañía.



E.ON considera que con esta iniciativa, que arrancó en abril y que de momento solo va a funcionar en el mercado alemán, facilita el autoconsumo a sus clientes, al evitarles tener que comprar e instalar baterías para almacenar la electricidad. La eléctrica añade que también hace más fácil la recarga de vehículos eléctricos, con lo que contribuye a su expansión.



"Estamos derribando antiguas barreras del sistema eléctrico y facilitando a nuestros clientes un suministro de energía libre, personal y eficiente", dijo Karsten Wildberger, miembro del consejo de E.ON, al dar a conocer SolarCloud.  "Nuestros nuevos productos refuerzan nuestra posición como una empresa líder en un mercado energético dinámico, y constituyen otro paso en la transición de E.ON de un proveedor de energía tradicional a una empresa innovadora y centrada en el cliente, comprometida con una energía sostenible, digitalizada y descentralizada."



Por supuesto, para la eléctrica la iniciativa entraña importantes ventajas: al animar a sus clientes a apostar por la SolarCloud, evita que instalen baterías y terminen desenganchándose por completo de la red. Con esta nube de electricidad virtual no hay necesidad de ello, el cliente sigue conectado y dependiendo de la red (y de E.ON) para almacenar la energía. 



Añadir un comentario
Francisco
LA INTELIGENCIA BIEN APLICADA NOS HACE LIBRES. Ole, ole y ole por E.ON, queda claro que cualquier empresa lo que quiere es mantener a sus clientes, pero para ello bien saben que hay que hacer concesiones y alegrarles la vida. La idea, aunque pueda parecer novedosa y se la quiera revestir de modernidad con conceptos como \"la nube\" etc., no es ni más ni menos que contabilizar los kWh que con un sistema fotovoltaico domestico se inyectan en la red de la compañía y contabilizar por otro lado los que se consumen. Así tienes en tu \"cuenta\" un activo de KWh para compensarlos después como tu quieras, vamos más o menos un \"balance neto\". Proponlo aquí, en España me refiero, enseguida te sale el más tonto del grupo diciendo que eso es ser un antisocial, castigar al resto de usuarios, que habría que pagar un peaje y cuantas nadalerías se te ocurran. Bien por Alemania, para que comprar baterías para casa, si ya se tienen (y poco a poco cada vez más) en los coches?. NO A LA ESCLAVITUD ENERGETICA.