fotovoltaica

Ya están aquí las comunidades energéticas solares

0
Dos cooperativas, Sapiens y Alterna Coop, hicieron público el acuerdo el lunes en el municipio valenciano de Albalat dels Sorells (3.977 habitantes), y en presencia del alcalde de la villa, Nicolau Josep Claramunt. El proyecto de comunidad energética lo promueve Sapiens Energía (que es una cooperativa que se dedica precisamente a facilitar la creación de comunidades locales de energía solar) y consiste en poner en marcha una instalación solar fotovoltaica sobre la cubierta de la nave de Alterna Coop que producirá electricidad que autoconsumirán las 60 familias asociadas a esta iniciativa y algunas dependencias municipales. Sapiens estima que cada hogar se ahorrará entre un 10 y un 20% de la electricidad que ahora demanda.
Ya están aquí las comunidades energéticas solares

La instalación será ejecutada en los próximos dos meses, según Juan Sacri, cofundador y presidente de Sapiens Energía. Para participar en esta iniciativa, los 60 beneficiarios deben ser socios de la cooperativa. La condición de socio se adquiere previa aportación de 100 euros. A partir del momento en el que se adquiere esa condición, Sapiens Energía se encarga de abastecer la demanda eléctrica del nuevo socio. La cooperativa adquiere energía cien por cien renovable en el mercado mayorista a través de un representante y se la entrega a los 60 usuarios. A precio mayorista (no aplica margen de beneficio alguno al kilovatio hora entregado, "solo una cuota de 2,9 euros a cada hogar por el servicio"). El sistema funcionará del siguiente modo: los socios de la comunidad local de energía solar usarán la electricidad que produzca el Sol en la cubierta fotovoltaica de Alterna Coop cuando brille el Sol y ellos enciendan la lavadora o el aire acondicionado; y abastecerán las demás demandas (por la noche o cuando esté nublado) con la electricidad 100% renovable que Sapiens les llevará desde el mercado mayorista. Cada hogar tendrá un contador y "la energía autoconsumida se te descuenta de la factura eléctrica", apunta Sacri.

Juan Sacri, presidente de Sapiens Energía: "las oficinas de Alterna albergarán en su cubierta una instalación de energía solar de más de sesenta kilovatios, de la que se beneficiarán los vecinos que vivan a 500 metros a la redonda"

La instalación tendrá concretamente 66,5 kilovatios de potencia, va a costar unos 65.600 euros y será financiada de manera colectiva por los beneficiarios y socios de Sapiens. La cooperativa estima que la cubierta fotovoltaica, que será ejecutada como se dijo en los próximos dos meses, evitará la emisión de 76,7 toneladas de CO2. Sapiens será la persona jurídica titular de la instalación y habrá de satisfacer una cuota anual en concepto de alquiler de la cubierta a Alterna. En realidad, el pago va a ser en especie: "les ofreceremos kilovatios hora por el valor del alquiler anualmente". Según Sacri, la instalación va a ser dimensionada de modo tal que los excedentes sean mínimos. Sapiens y el ayuntamiento han valorado varias posibilidades sobre el particular (sobre el destino de esos excedentes). Una de ellas sería inyectar esa electricidad que no usen los miembros de la "comunidad local de energía solar" en hogares del pueblo que se encuentren en situación de pobreza energética. El proyecto todo de comunidad solar ha visto la luz en un par de meses, según apunta el cofundador de Sapiens, "porque conocíamos bien a la gente de Alterna y ha sido todo muy sencillo con ellos y con el Ayuntamiento". Otras iniciativas en las que ya está embarcada Sapiens (que mantiene contactos con otros cinco ayuntamiento) están eclosionando más lentamente: "ya llevamos cinco, seis meses, pero estamos contentos y creemos que hay muchas posibilidades de que salgan adelante". [En la imagen, bajo estas líneas, de izquierda a derecha, Juan Sacri (Sapiens Energía), el alcalde Nicolau Claramunt y Vicente García, el presidente de Alterna Coop].

Albalat dels Sorells, 3.977 habitantes
El ayuntamiento de Albalat dels Sorells, que preside Nicolau Claramunt (Compromis), lleva ya varios años trabajando por la sostenibilidad. De muchas maneras. ¿Por ejemplo? Rebajando hasta un 50% el Impuesto sobre los Bienes Inmuebles a aquellos vecinos que pongan en marcha en su vivienda una instalación solar fotovoltaica para autoconsumo con una potencia mínima de 1,5 kilovatios: "se bonificará -cuentan desde el Ayuntamiento- un 50% de la cuota durante 10 años". En el municipio, que cabe insistir tiene apenas 4.000 habitantes, hay ahora mismo -informa el propio alcalde- más de 20 autoconsumos. La solar térmica (para producción de agua caliente sanitaria) también tiene premio: un 25% de la cuota durante 10 años "siempre y cuando la instalación no sea de obligado cumplimiento y tenga la correspondiente homologación por la administración competente".

¿Más ejemplos? 75% de rebaja sobre el impuesto de circulación para los propietarios de vehículos eléctricos. "Nos gustaría llegar al 100%, pero el 75 es el máximo que permite la ley", apunta el alcalde Claramunt. Ahora mismo, en el municipio hay ya cuatro vehículos eléctricos. Dos son municipales (una furgoneta y una camioneta pequeña) y dos pertenecen a Alterna, cooperativa de consumidoras sin ánimo de lucro que ha adquirido dos vehículos para uso compartido. Todo aquel que lo desee -cuentan en Alterna- puede alcanzar la condición de socio cooperativista previa aportación de 10 euros, aportación que da derecho "al uso de los vehículos de la cooperativa, además de a otros servicios que decida ofrecer la asamblea, como inversión en proyectos de energía renovable, eficiencia energética, etcétera" (Alterna, la otra pieza clave de esta historia, presta su cubierta para este proyecto, la instalación solar fotovoltaica de autoconsumo).

Ah, Nicolau, el alcalde, adelanta que el próximo objetivo del Ayuntamiento, en lo que se refiere a la movilidad, es adquirir otro vehículo eléctrico, para la polícía local, lo que va a suponer un ahorro más que considerable para los vecinos de este pequeño municipio valenciano: "el vehículo que nuestros policías emplean ahora -explica el alcalde- es de gasóil y gasta 4.000 euros en combustible cada año".

Más cosas: la concejalía de Agricultura y Medio Ambiente del pueblo está desarrollando la estrategia Albalat 0,0 (que perfiló el equipo de Claramunt en los años 2016 y 2017) y que persigue varios objetivos. A saber: desarrollar proyectos de eficiencia energética en los equipamientos municipales; apostar por la movilidad a pie, ciclista y eléctrica; organizar eventos de proximidad, como la Feria de la Sostenibilidad y el Comercio (que ya ha celebrado 3 ediciones); "y, poco a poco -cuentan- estamos recuperando el espacio público para la ciudadanía".

Nicolau Claramunt, alcalde de Albalat dels Sorells: “gracias a la comunidad energética y a otros proyectos desarrollados dentro de la estrategia Albalat 0,0, nuestro municipio pretende ser autosuficiente energéticamente. Por eso, desde el Ayuntamiento vamos a sumarnos a esta iniciativa sin ánimo de lucro con impacto social y medioambiental en nuestro municipio”

Además, el Ayuntamiento está impulsando la iniciativa Albalat Respira para conocer la calidad del aire. De momento, esta iniciativa se ha traducido en una serie de mediciones de la calidad del aire que han sido llevadas a cabo en varios puntos del municipio y que está previsto se repitan, periódicamente, para determinar cómo evoluciona esa calidad. En esa misma línea -Albalat Respira-, el Ayuntamiento está empezando a perfilar la idea de desarrollar un estudio para determinar la capacidad que tienen las calles para acoger más árboles.

La estrategia Albalat 0,0 ya ha despertado la atención de muchos actores del sector. Hasta el punto de que el año pasado fue premiada nada más y nada menos que por la Plataforma por un Aire Limpio*, que ha reconocido a este pequeño pueblo valenciano como el "municipio de menos de 100.000 habitantes con la mejor iniciativa local para mejorar la calidad del aire". Los premios que concede la Plataforma, de rango nacional, están asesorados por un comité de expertos que preside la doctora Yolanda Benito, directora del Departamento de Medio Ambiente del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat). Bilbao se llevó el Premio Aire Limpio en la categoría de municipios de más de 100.000 habitantes.

Nicolau Josep Claramunt es alcalde de Albalat dels Sorells desde 2015 (repite pues mandato) y asegura que siempre ha tenido claro que el objetivo de su equipo de gobierno no solo ha sido siempre y es reducir al máximo el consumo de energía del propio Ayuntamiento, sino también el de todos los vecinos. "Cuando Juan [Sacri, de Sapiens], nos habló de la comunidad local de energía solar, pensamos que esa era la mejor manera de implicar a los vecinos en todo esto". Así, la iniciativa de dos cooperativas -Sapiens y Alterna- y el marco de actuación implementado por un pequeño ayuntamiento de la provincia de Valencia están a punto de materializarse -en un pueblo de menos de 4.000 habitantes- en una de las primeras comunidades locales de energía solar de toda España, un país de más de 47 millones de demandantes de electricidad.

*Plataforma por un Aire Limpio
La Plataforma x Aire Limpio está integrada por la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec), la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), EDP España, Enagás, Iberdrola y Sedigas. El Comité Asesor de la Plataforma está presidido por Yolanda Benito, directora del Departamento de Medio Ambiente del Ciemat (Organismo Público de Investigación adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación), y lo integran también el catedrático Lucio Alonso Alonso, coordinador del Programa de Doctorado en Ingeniería Ambiental de la Escuela Superior de Ingeniería de Bilbao (Universidad del País Vasco, UPV/EHU); Cristina Monge, politóloga, asesora ejecutiva de Ecodes y profesora de sociología en la Universidad de Zaragoza; Isabel Urrutia, doctora responsable de la Unidad de Asma y Enfermedades Ocupacionales-Medioambientales del Servicio de Neumología del Hospital Galdakao-Usansolo en Bizkaia y coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias de origen Ocupacional y Medioambiental de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica; Jesús de la Rosa, catedrático de Petrología y Geoquímica e investigador principal de la unidad Contaminación Atmosférica, asociada al Consejo Superior de Investigaciones Científicas-Universidad de Huelva (CSIC-UHU); y Juan Rubio del Val, arquitecto urbanista y director del Observatorio Ciudad 3R.

Añadir un comentario