eólica

TSR Wind, únicos en el mercado

0
“El mercado eólico está ávido de tecnologías que optimicen los costes de mantenimiento, digiltalicen y sistematicen la información disponible y reduzcan los riesgos para los trabajadores”, dicen desde TSR Wind, compañía cien por cien española que da respuestas a estos retos apostando fuerte por la I+D+i. Su oferta: pequeños robots que ascienden por las torres de los aerogeneradores para inspeccionar las palas y las soldaduras, junto con una plataforma que centraliza toda la información recibida. Todo ello con un claro objetivo: confirmarse como empresa de referencia internacional en las inspecciones de los aerogeneradores.
TSR Wind, únicos en el mercado
EL pequeño y eficiente Eolos 250 en ascenso por la torres de un aerogenerador.

TSR Wind  (acrónimo de Tratamiento Superficial Robotizado) comenzó su actividad comercial en 2017 con un primer robot, el Eolos 100. En estos tres años transcurridos, la ingeniería madrileña ha inspeccionado las palas de más de 2.000 aerogeneradores y ha evolucionado tres generaciones, hasta llegar al nuevo Eolos 250. Esta versión, más compacta y ligera y con una electrónica de control mucho más sofisticada y sólida, está trabajando ya en países como Perú, Polonia o Uruguay. Desde sus primeras inspecciones de palas en Zaragoza en 2017, la entonces start-up ha ido creciendo y ganándose la confianza de propietarios, tecnólogos, empresas de mantenimiento y consultoras de prestigio, lo que le ha permitido trabajar, además de en España y en los otros países citados, en México, EEUU, Suecia, Francia, Portugal, Panamá, Chile, China, Grecia, Reino Unido, Canadá, Alemania y Holanda. "Esto demuestra que el mercado eólico está ávido de tecnologías que optimicen los costes de mantenimiento, digitalicen y sistematicen la información disponible y reduzcan los riesgos para los trabajadores", afirman desde TSR Wind.


La compañía orienta ahora su crecimiento hacia acuerdos de colaboración con empresas locales en países estratégicos, que puedan prestar los servicios que TSR oferta en todo el ámbito geográfico mundial, ya que actualmente reciben más solicitudes internacionales de servicios que nacionales.  De este modo, busca continuar prestando sus servicios en todo el mundo y mantener su "alma", centrada, desde sus inicios, en el desarrollo de productos innovadores y necesarios para el mercado de la eólica.

Toda la información, a un clic

En paralelo a la evolución del robot Eolos, TSR Wind ha ido desarrollando su plataforma web de inspección de palas TSR Inspector, que se está convirtiendo en una plataforma de gestión de inspecciones, ya que, además de incluir nuevas mejoras y funcionalidades, se están introduciendo las inspecciones internas de palas y las nuevas inspecciones de las soldaduras de las torres. "Esto permite a los clientes centralizar la información de sus inspecciones de palas, torres y otros en un entorno web de acceso remoto, fácil, ágil y con toda la información disponible a un clic para facilitar la toma de decisiones en el mantenimiento de los activos", destacan desde la firma.

Producto estrella del año
Durante el pasado año, la empresa desarrolló, en colaboración con uno de los principales fabricantes de turbinas a nivel mundial, una solución robótica para mejorar las inspecciones internas de las palas. El resultado es el robot Cerberus, que ya va por la tercera versión mejorada (Cerberus 210) (foto), de manera que no extraña que TSR Wind califique de "excelente" lo logrado por este robot. "Cerberus ha tenido gran aceptación en el mercado, ya que es una herramienta que permite sistematizar y mejorar la calidad de las inspecciones, reducir los costes, aumentar la longitud de pala inspeccionada y sobre todo, minimizar los trabajos de operarios en el interior de las palas evitando así el alto riesgo y las complicaciones de estas inspecciones", explican. Así, actualmente TSR Wind ofrece un servicio de inspección completa de la pala, tanto externa como interna, de muy alta calidad y minimizando el riesgo para los trabajadores.

El poder de los ultrasonidos

La ingeniería lleva también tiempo trabajando en otra solución, en este caso para reducir y sistematizar el coste de las inspecciones de las soldaduras de las torres. "Debido a la proximidad del fin de la vida útil de muchos parques, el mercado demanda una solución técnica económicamente viable para revisar el estado de las soldaduras de las torres", señalan. Para dar respuesta a este reto, TSR Wind ha desarrollado el prototipo de robot Kratos, que va acondicionado con un equipo de ultrasonidos de alta precisión (2 palpadores TOEFD + 2 Phased Array) y es capaz de moverse en horizontal con altísima precisión para poder analizar las soldaduras entre las virolas de acero de las torres.

"Debido a la reducción del tiempo de inspección, la reducción de personal y a que evita el uso de plataformas elevadoras o trabajos verticales, es una solución más económica y rápida", afirman desde TSR Wind. "Por otro lado, la sistematización y calidad de la inspección, unido al registro de los datos de las soldaduras completas, da una información mucho más completa para la toma de decisiones que las inspecciones tradicionales", agregan.

La ingeniería no va a parar aquí. En la actualidad se encuentra en pleno proceso de expansión y está ampliando su plantilla de técnicos expertos de palas, desarrolladores web, e ingenieros, y se prepara para poner en el mercado próximamente nuevos desarrollos: inteligencia artificial aplicada a la detección automática de daños, limpieza de torres y palas, checking del sistema pararrayos, de-icing de palas, inspecciones mediante termografía y otros.

La eólica mariana es un ámbito más en el que tiene puesta las miras. "Ante el imparable crecimiento de los parques offshore, parece que el siguiente paso lógico para TSR es la aplicación de sus inspecciones de palas en este mercado en crecimiento. El incremento de los costes y las dificultades de las operaciones en el mar hace que las nuevas soluciones aportadas para las inspecciones de palas levanten grandes expectativas", indican. TSR ha comenzado los contactos para realizar sus primeras experiencias en parques eólicos offshore en la presente campaña de 2020.

"Todos estos servicios, recogidos en una única plataforma web, dotarán a los clientes de una garantía de control total sobre el estado de sus activos y la evolución de los mismos a lo largo del tiempo, generando así un libro de garantía del activo", concluyen desde esta compañía totalmente independiente, que en apenas unos años ha logrado posicionarse en el sector como sello y garantía de calidad y seguridad, con dos objetivos: confirmarse como empresa de referencia en el ámbito de las inspecciones de aerogeneradores. Y posicionarse, frente a bancos y aseguradoras, como garantía del estado de los parques, gracias a esa independencia que aporta y a la calidad de las inspecciones que realiza.


Añadir un comentario