eólica

La Comunidad Foral fue pionera de la eólica en España (y en el mundo) a principios de los 90

Navarra tramita la instalación de los aerogeneradores terrestres más altos del mundo

7
Turbinas Nordex de 5,7 megavatios de potencia serán instaladas sobre torres de 200 metros de altura en los términos municipales de Azuelo, Aguilar de Codés, Áras y Viana. La Comunidad Foral acaba de abrir a información pública, "con vistas al inicio del procedimiento de tramitación de evaluación de impacto ambiental ordinaria y a la obtención de la autorización administrativa previa", dos proyectos eólicos que promueve Desarrollos Renovables del Norte (Acciona). Uno de ellos, La Senda, contempla la instalación de dos máquinas Nordex, de 4,7 y 5,6 megavatios de potencia, que serán ubicadas sobre torres celosía de acero de 200 metros de altura. Torres Nabrawind, o sea, made in Navarra.
Navarra tramita la instalación de los aerogeneradores terrestres más altos del mundo

El parque de El Perdón es la instalación eólica comercial más antigua de España y la primera puesta en marcha por Acciona. Su primera fase fue conectada en diciembre de 1994. Los 6 aerogeneradores que se instalaron ese año en la Sierra del Perdón, cerca de Pamplona, medían 40 metros de altura de buje, es decir, hasta la nariz de la turbina, y casi 60 metros con la vertical de sus palas. Cada uno de ellos tenía medio megavatio de potencia nominal (500 kilovatios). Navarra se adelantaba en la carrera global de una tecnología, hoy plenamente competitiva y que está marcando el devenir del futuro eléctrico. Era el primer hito de la historia de la eólica navarra.

La empresa semipública EHN, Energía Hidroeléctrica de Navarra, liderada por Esteban Morrás (y donde estuvieron Sodena, que es una sociedad pública del Gobierno foral, Caja Navarra, Iberdrola y Portland), es una de las grandes protagonistas de aquellos tiempos, impulsora clave en esa primigenia etapa -los noventa- del desarrollo eólico en la Comunidad Foral. Nos lo contaba, hace ahora exactamente un año, el hoy director de Desarrollo de Proyectos para España del Grupo Nordex, Mikel Garayoa: "EHN fue la que trajo aquí todo el escaparate renovable nacional. Habiendo 4.000 MW instalados en todo el mundo, se planteó desarrollar 1.000 solo en Navarra".

El Centro Nacional de Energías Renovables
La administración navarra empieza a ser consciente entonces de lo que tiene entre manos, y un buen día decide viajar a Madrid para proponerle al Gobierno central la creación en territorio foral de un centro tecnológico que dé soporte en temas de I+D y servicios tecnológicos a las empresas, porque en Navarra han surgido Gamesa, EHN, luego Acciona.

El resultado de aquella iniciativa irá más allá de lo estrictamente autonómico. Porque gobierno central y navarro deciden finalmente impulsar en Sarriguren (cerca de Pamplona) la creación del Centro Nacional de Energías Renovables (Cener). Es, probablemente, el segundo gran hito de la historia de la eólica navarra, y nacional.

El Cener cumple precisamente en estas fechas 20 años de vida. Y lo está celebrando. En junio, recibió la visita de la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que dejó allí ese día una frase muy significativa: "el Cener ha sido un referente clave para el despegue de la energía eólica a nivel mundial y para la innovación en materia de transición energética. Su labor está a la altura de los esfuerzos que han hecho otros países como Dinamarca o Alemania en este terreno”.

El caso es que, veinte años después de la fundación del Cener y a casi 30 años vista de los primeros pasos de la eólica en territorio foral, Navarra está a punto de establecer otro hito: en los términos municipales de Azuelo, Aguilar de Codés, Áras y Viana. Allí, Desarrollos Renovables del Norte (Acciona), la compañía promotora, prevé instalar, repartidos en dos parques, aerogeneradores de entre 4,7 y 5,7 megas de potencia, algunos de ellos, sobre torres de celosía de acero, de la empresa navarra Nabrawind, que alcanzarán los 200 metros de altura.

El parque eólico El Camino (22,5 megavatios) estará integrado por cuatro máquinas Nordex: una de ellas tendrá 5,7 megavatios de potencia (será del modelo N163/5700), mientras que las otras tres tendrán 5,6 (modelo N163/5600). Todas las turbinas serán instaladas sobre torres de acero de 148 metros de altura. El parque está proyectado, como se dijo, en los términos municipales de Azuelo, Aguilar de Codés, Áras y Viana, todos ellos, en la Comunidad Foral de Navarra. El promotor estima, en el anteproyecto presentado a las autoridades (y abierto ahora a información pública) una inversión de casi veinte millones de euros.

El otro proyecto es el parque eólico La Senda, que contempla la instalación de dos máquinas del mismo fabricante, Nordex: modelo N163/4700 IECS T200, con torre NabraWind de acero de 200 metros; y modelo N163/5600 IECS T200, con torre NabraWind de acero de 200 metros. El parque alcanzará así una potencia de 10,30 megavatios. La Senda, que se ubica cerca de El Camino, demandará, según el promotor, una inversión de 13.358.000 euros, y tendrá los aerogeneradores terrestres más altos del mundo. Actualmente, el que pasa por ser el aero terrestre más alto del mundo es el que instaló la alemana Max Bögl Wind AG en Gaildorf (al noreste de Stuttgart).

Añadir un comentario
Luis
Molinos más altos para vientos más débiles, en eso se basa buena parte del incremento d etamaño. Por otro lado, vuelta a torres de celosía.
Sara
Una cosa es lo que pienses. Y otra cosa son las consecuencias de tus hechos. Y, con o sin las gafas del cinismo, Víctor, las consecuencias de los actos de uno son las que son... y no otras. Pero, bueno, me parece que no merece mucho la pena
Victor
Eso es en lo que piensan cundo ponen molinos. Seguro. En lo niños de Yemen. Debe ser lo que los mueve desde el primer minuto.
Juan Coronado
Torres de 200 metros!!, debe valer la pena pues el aumento de costo puede ser importante en torres de acero. Si el viento es de mucha mayor velocidad media anual se justifica. Creo que faltó esa explicación en el artículo
Alfredo
Sirve para evitar la muerte de hambre de niños en Yemen. Cuanto menos gas, menos petróleo, menos combustibles fósiles compremos a los descuartizadores de periodistas (bbc.in/325wgZt), menos dinero tendrán para bombardear objetivos civiles en Yemen (bit.ly/35SG2iQ). Sirve para eso. Por ejemplo
Pamplones
De que nos sirve tener todos esos parques, si pagamos la electricidad a doblon Y eso que es verde, que tiene tela...
Ángel Morales Salas
Avanzando en la eólica. Genial