eólica

La eólica vuelve a dispararse en los Estados Unidos

0
El parque eólico nacional de los Estados Unidos alcanza ya los 67.870 megavatios de potencia instalada; más de 49.000 aerogeneradores diseminados por cuarenta estados. Texas continúa encabezando el escalafón estatal, con 15.000 megas, muy destacado de su más inmediato perseguidor: California, con más de 6.000. Actualmente hay más de 13.600 megavatios en fase de construcción, que se irán sumando a lo largo de los próximos meses a los 1.994 megas que la gran nación del Norte de América conectó en el primer semestre de este año.
La eólica vuelve a dispararse en los Estados Unidos

Todos los datos proceden de la Asociación Americana de la Energía Eólica (American Wind Energy Association, AWEA), que ha presentado esta semana su primer balance semestral del año, un balance que llega justo después de que el sector haya recibido una buena noticia. El Comité de Financiación del Senado acaba de dar su "sí" a la extensión de la política fiscal de apoyo a la eólica. Y además lo ha hecho de manera apabullante: 23 votos a favor, por solo tres en contra. El espaldarazo se produce en un momento de frenética actividad en el sector. Según AWEA, la potencia eólica que se encuentra ahora mismo en fase de construcción -nada más y nada menos que 13.600 megavatios (MW)- ronda la mejor marca histórica. Los casi dos mil megas conectados durante el primer semestre del año en curso prácticamente doblan la potencia que Estados Unidos enchufó en ese período del año pasado. No obstante, AWEA no se deja cegar por la escalada que está viviendo el sector este año (con respecto al pasado) y recuerda en su Balance que aún quedan lejos los más de 2.900 megavatios que instalara en el primer semestre del glorioso año 2012, cuando la eólica -la nueva potencia eólica instalada- supuso el 42% de toda la potencia eléctrica instalada en el país (el gas se quedó en el 30%).

"Moverse rápidamente"
En ese sentido, el presidente ejecutivo de AWEA, Tom Kiernan, ha dicho que, a pesar de la buena noticia que supone la votación del Senado, "para crear un marco estable a largo plazo para la industria, tanto el mismo Senado como la Cámara de Representantes deben moverse rápidamente y prorrogar de facto la vigencia de los Créditos Fiscales a la Producción [Production Tax Credit, PTC] y de los Créditos Fiscales a la Inversión [Investment Tax Credit, ITC]". Kiernan ha dicho en todo caso que "la apabullante victoria, compartida por republicanos y demócratas, es una buena noticia para los 73.000 empleados americanos de la industria del sector eólico". Según AWEA, los Créditos Fiscales a la Producción de energía renovable (PTCs) son un incentivo federal que ya ha ayudado a atraer más de cien mil millones de dólares en inversiones privadas hacia el mercado de los Estados Unidos desde el año 2008, un incentivo -ha dicho el vicepresidente de AWEA- que ha sido bien empleado por la industria para reducir sus costes en más de un 50% en los últimos cinco años. A día de hoy, así, el parque eólico nacional de los Estados Unidos alcanza ya los 67.870 megavatios de potencia instalada, y hay más de 49.000 aerogeneradores diseminados por 40 estados.

Cien proyectos
Además, y siempre según AWEA, hay actualmente más de cien proyectos eólicos en construcción en 24 estados, que suman más de 13.600 MW de potencia eólica y que han movilizado más de 20.000 millones de dólares en inversiones privadas. La actividad de instalación eólica se concentra fundamentalmente en Texas, si bien Oklahoma, Kansas, Iowa y Dakota del Norte -informa la asociación- están también beneficiándose de una gran cantidad de nuevas inversiones. La actividad, pues, parece poco menos que frenética. Según la analista de AWEA Hannah Hunt, este ha sido "el segundo cuatrimestre más fuerte" (strongest) de todos los tiempos para la Eólica USa. Eso sí, Hunt matiza -en línea con lo apuntado por Kiernan-, que la incertidumbre sobre la política fiscal federal planea en cierta medida aún sobre las perspectivas de nuevo crecimiento y que ello "podría resultar en que la industria se viese forzada a otro precipicio" (como aquel en el que se sumió en 2013, cuando apenas añadió a su parque eólico nacional mil megavatios en todo el año; el sector se contrajo a la espera de la prórroga de los PTC, que se hicieron esperar demasiado tiempo, hasta el punto de que si en 2012 Estados Unidos añadió a su parque eólico nacional más de 10.000 MW, al año siguiente no alcanzó siquiera los mil).

Tendencias
Por lo demás, AWEA también ha recogido en su primer Balance semestral del año las "nuevas tendencias" y algunos de los hitos que han ido jalonando estos seis primeros meses del año. Así, señala por ejemplo los casos de la comercializadora Gulf Power (Florida) y Arkansas Electric Cooperative Corp, que acaban de firmar sendos acuerdos de compraventa de electricidad (power purchase agreement, PPA) de 180 y 108 megavatios de potencia eólica, respectivamente (ambas operaciones -apunta AWEA- siguen la corriente creciente de adquisición de energía eólica por parte de los estados del sureste). Otro de los hitos del año ha sido el debut de Carolina del Norte en la escena eólica nacional (el estado ha anunciado que proyecta su primer parque). Con 208 megavatios, el proyecto va a ser, de lejos, el mayor de todo el sureste, y el primero además que emprende en la región una empresa de servicios públicos (una utility) en los últimos diez años. Una vez enganchado a la red, redonderá hasta 40 los estados con proyectos de este tipo (de utilities) en marcha. Según AWEA, los avances tecnológicos -torres más altas, palas más largas- están abriendo cada vez más estados a la eólica. La asociación cuantifica en 800 los megavatios de acuerdos de compraventa de electricidad en el segundo cuatrimestre del año (12.000 desde principios de 2013).

Otros actores
Otra de las tendencias que ha registrado AWEA en su balance es la entrada en el sector de actores hasta ayer ajenos, actores que ven en la electricidad eólica una energía limpia y de precios estables. Amazon Web Services -que es una empresa que se dedica a la prestación de "servicios web de infraestructura en la nube", es uno de ellos. La multinacional acaba de anunciar que adquirirá la producción del recientemente anunciado proyecto eólico de Carolina del Norte. El vicepresidente de Infraestructura en Amazon, Jerry Hunter, aprovechó por cierto el anuncio para animar a los legisladores a "extender los incentivos fiscales" para los proyectos de energías renovables: "este acuerdo, y otros que están en fase de serlo, nos coloca en la senda de superar nuestro objetivo global: que el 40% de la electricidad que consumamos sea renovable a finales de 2016. Hemos llegado muy lejos desde que adquirimos ese compromiso. Y vamos a seguir trabajando en proyectos que entreguen energía limpia a las diferentes redes energéticas que sirven a los centros de datos de AWS. Continuaremos trabajando animando fuertemente a nuestros socios en el gobierno ("we’ll continue to strongly encourage our partners in government") para que extiendan los incentivos fiscales que hacen más viables los proyectos de energías renovables que necesitamos para conseguir nuestro objetivo".

Ikea, Facebook, Mars, Hewlett Packard
El segundo cuatrimestre también ha sido testigo privilegiado -apunta AWEA- de la puesta en marcha de varios proyectos eólicos de empresas dedicadas a la prestación de servicios públicos (utilities) en los que han participado determinados grupos inversores. ¿Por ejemplo? Ikea, que ha participado en dos proyectos eólicos, de 98 megavatios cada uno, que se encuentran en Illinois. ¿Más ejemplos? Mars Inc, que es propietaria de un parque eólico en Texas de 211 megas. Todos ellos están ahora enchufados "y proporcionarán electricidad eólica a bajo precio -explica AWEA- para satisfacer la alta demanda energética de esas compañías". Facebook también ha anunciado en este segundo cuatrimestre que sus nuevos centros de datos de Texas adquirirán la producción de un parque eólico de 200 megavatios. El vicepresidente de Infraestructura de esa compañía, Tom Furlong, ha declarado sobre el particular que, "gracias a nuestro continuado esfuerzo en materia de eficiencia y a las inversiones que hemos hecho en energías renovables en los últimos años, el impacto del carbono de una persona que use Facebook durante un año entero es el mismo que el impacto de medio café con leche". Otra empresa que ha firmado un contrato de compraventa de electricidad eólica ha sido Hewlett Packard: 112 megavatios. Uno es el motivo clave que está orientando a estas compañías y a las empresas de servicios públicos en esta dirección, según AWEA: la energía eólica oferta estabilidad, frente a los vaivenes -incrementos- que sufren los precios de otros combustibles.

Añadir un comentario