eólica

Iberdrola prevé invertir 1.600 millones en un parque eólico marino alemán

0
La eléctrica española va desvelando poco a poco los planes para su primer parque eólico marino en Alemania. Se trata del parque de Wikinger, de 400 MW, en el mar Báltico, donde la compañía asegura ya ha
iniciado la fase de desarrollo del proyecto.
Iberdrola prevé invertir 1.600 millones en un parque eólico marino alemán

Iberdrola calcula en 1.600 millones de euros la inversión necesaria para llevar a cabo el proyecto, que se ubica a treinta kilómetros de la isla de Rügen y cubrirá un área de 32 kilómetros cuadrados, en una zona que las autoridades alemanas han designado como de Prioritaria para el Desarrollo Eólico Marino. La empresa prevé iniciar la construcción en 2015 y "lograr exportar a la red eléctrica los primeros kilovatios en 2016". Según Iberdrola, "cuando se concluya su construcción, Wikinger se convertirá en la instalación eólica marina más grande del mundo puesta en marcha en aguas profundas, a más de 40 metros". Solo en 2012, la compañía pretende invertir unos 50 millones de euros "en los primeros estudios técnicos del emplazamiento, así como en la ingeniería y diseño del proyecto". Estos trabajos irán en paralelo a
las negociaciones para la conexión a la red, así como la tramitación de los permisos de construcción, proceso que Iberdrola "tratará de acelerar".

Maquinas de 5 MW y 150 metros
En cuanto a la tecnología a implantar en Wikinger, Iberdrola ha descartado hace tiempo la instalación de aerogeneradores flotantes, tecnología contemplada por DEE Deutsche Erneuerbare Energien y Ventotec, los promotores iniciales del proyecto, que fue adquirido por la eléctrica española en 2010. La multinacional española considera "más adecuado" utilizar aerogeneradores de gran tamaño sobre estructuras fijas directamente ancladas al fondo marino: "esta solución se ajusta mejor no sólo a las condiciones específicas del Báltico sino al desarrollo tecnológico previsto en el momento de la construcción de la instalación". Iberdrola tiene claro que va a utilizar aerogeneradores de 5 MW y 150 metros de altura. No obstante, la multinacional española, primer accionista del fabricante de aerogeneradores, también español, Gamesa, no ha desvelado aún si serán efectivamente Gamesa las máquinas del parque Wikinger. Gamesa, en todo caso, lleva varios años desarrollando en sus centros de I+D en Glasgow (Escocia) y Virginia (Estados Unidos), las plataformas marinas G11X de 5,0 MW y G14X de 7,0, en preparación, sobre todo, para las grandes licitaciones marinas británicas, alemanas y estadounidenses.

La segunda revolución
Con la experiencia ganada en Wikinger, Iberdrola afirma que se posicionará mejor para "encarar en el futuro proyectos similares en otros países del mundo". La compañía asegura que ha apostado por la promoción de la energía eólica marina "como una de las bases de su crecimiento futuro". Asimismo, "persigue liderar el desarrollo de esta tecnología, a la que considera como la segunda revolución de las energías renovables, como ya hizo con la energía eólica terrestre". Para lograr este objetivo, Iberdrola cuenta con una Dirección de Negocio Offshore (marina), con sede en Escocia, cerca de la sede eólica marina de Gamesa. Este esfuerzo, afirma, "impulsa la paulatina puesta en marcha de las instalaciones eólicas marinas de su cartera de proyectos, que ya suma más de 11.000 MW en todo el mundo" y que abarca proyectos ubicados especialmente en el norte de Europa, siendo Reino Unido, Alemania y Francia los países más destacados. El primero de los proyectos marinos que se pondrá en marcha será el de West Of Duddon Sands, de 389 MW, desarrollado por Iberdrola en Reino Unido junto a la compañía danesa Dong.

Añadir un comentario