eólica

La compañía ha invertido 1.400 millones de euros en los 350 megavatios de esta formidable instalación

Iberdrola declara una inversión de 4 millones de euros por megavatio eólico marino en Wikinger

1
Los 70 aerogeneradores que integran el parque (350 MW de potencia en total) han sido instalados por Iberdrola en aguas del mar Báltico durante los últimos 18 meses. Este parque, que ya está conectado a la red continental, es el primero marino que Iberdrola ejecuta en solitario. Según la compañía hispano catarí (su principal accionista es el fondo soberano de Catar), Wikinger será capaz de suministrar energía renovable a unos 350.000 hogares.
Iberdrola declara una inversión de 4 millones de euros por megavatio eólico marino en Wikinger

Wikinger se encuentra ubicado frente a la costa noreste de la isla alemana de Rügen (estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental). Allí, Iberdrola ha hincado, en el lecho marino, 280 pilotes de 40 metros de longitud construidos por la empresa asturiana Windar (los pilotes tienen 2,5 metros de diámetro y un peso unitario de 150 toneladas). Las 70 cimentaciones (en inglés, jackets), de 620 toneladas de peso cada una, han sido fabricadas por la empresa danesa Bladt en Lindo (Dinamarca), y por la española Navantia en Fene (Coruña).

Los aerogeneradores, fabricados por Adwen en Bremerhaven y Stade (Alemania), tienen cinco megavatios de potencia unitaria (5 MW) y son del modelo AD 5-135. Según explica Iberdrola en nota de prensa, "se trata de los aerogeneradores de mayor potencia y dimensiones que la empresa ha instalado en su historia". Están integrados por una góndola de 222 toneladas de peso, un rotor de 135 metros de diámetro cuyas palas tienen 77,5 metros de longitud cada una y una torre de 75 metros de altura. Finalmente, una de las infraestructuras clave de Wikinger ha sido la subestación marina, a la que se ha llamado Andalucía, que va a ser utilizada conjuntamente por Iberdrola y 50Hertz, operador del sistema eléctrico alemán. La instalación ha sido también construida por Navantia en las instalaciones de Puerto Real (Cádiz) y tiene un peso de unas 8.500 toneladas -más pesada que la Torre Eiffel y la Estatua de la Libertad juntas- y es el centro energético del parque.

Además del paque propiamente dicho, Iberdrola se ha encargado también de (1) la instalación de más de 80 kilómetros de cables submarinos entre los aerogeneradores del parque eólico y de (2) la instalación y puesta en marcha, en coordinación con 50Hertz, de los dos cables submarinos que conectan la energía del parque con la subestación terrestre de Lubmin. Según Iberdrola, Wikinger ha impulsado la creación de "2.000 empleos destinados a la construcción en el puerto de Mukran y en las fábricas donde se han construido todos sus componentes".

Iberdrola ha declarado una inversión en Wikinger de alrededor de 1.400 millones de euros, por lo que estaríamos hablando de una media de cuatro millones de euros por mega de potencia. Aparte de la infraestructura marina y el cableado, Iberdrola cuenta con un centro de operación, control y mantenimiento en el puerto de Sassnitz (Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Alemania). La compañía calcula que Wikinger evitará la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año.

Informa Iberdrola
La compañía que preside el salmantino José Ignacio Sánchez Galán considera la energía eólica marina "una de las claves" de su futuro crecimiento. Por ello, está acometiendo "fuertes inversiones en Reino Unido, Alemania y Francia, principalmente". El Grupo ya tiene en operación en el mar de Irlanda el parque de West of Duddon Sands (WoDS), cuya propiedad comparte con la danesa Ørsted. WoDS -informa Iberdrola- fue puesto en marcha en 2014 gracias a una inversión que superó los 1.600 millones de libras, cuenta con una capacidad de 389 MW y es capaz de generar energía suficiente como para abastecer a aproximadamente 300.000 hogares británicos.

Actualmente, Iberdrola está desarrollando en aguas británicas del Mar del Norte East Anglia One (EAO)
Iberdrola prevé conectar esta instalación en 2020. Según la compañía, EAO ya "ha concedido el 90% de los contratos de suministros para esta instalación, que requerirá una inversión de 2.500 millones de libras y contará con 714 MW de capacidad para abastecer de energía limpia a más de 500.000 hogares ingleses". El área marina del parque sobrepasará los 298 kilómetros cuadrados, el equivalente a 30.000 campos de fútbol; el cable que transmitirá toda la energía desde el parque hasta las instalaciones terrestres rondará los 85 kilómetros y las palas del aerogenerador se aproximarán a los 75 metros de longitud. Además, los cimientos de las turbinas pesarán en torno a 747 toneladas, el peso equivalente de seis aviones.

Por último, Iberdrola también tiene en fase de desarrollo el proyecto de Saint-Brieuc
Ubicado 20 kilómetros mar adentro, frente a la costa de la Bretaña francesa, en el norte del país y a unos 100 kilómetros de la ciudad de Rennes. El parque marino contará con 62 turbinas Siemens-Gamesa de ocho megavatios de capacidad. La potencia renovable de Iberdrola a 30 de septiembre de 2017 asciende a cerca de 29.000 MW. Además, la multinacional hispano catarí explota casi 14.000 megavatios de gas natural (centrales térmicas de ciclo combinado que queman gas para generar electricidad), 1.241 megas de cogeneración (muchos de ellos también de gas), 874 de carbón y más de 3.000 de potencia nuclear. El beneficio neto de Iberdrola alcanzó los 2.417 millones de euros al cierre de los primeros nueve meses de 2017.

Añadir un comentario
Mustapha (tecnico en Wikinger)
un rotor de 135 metros de diámetro cuyas palas tienen 77,5 metros de longitud cada una ???