eólica

Efacec conquista el mantenimiento eólico en América

0
El viento sopla con fuerza en Latinoamérica, hasta el punto de que en 2013 la potencia instalada desde México a Tierra del Fuego creció un 36%, lo que supone alcanzar 6.700 MW acumulados. Muchos de ellos están en el objetivo de Efacec, una multinacional portuguesa con fuerte presencia en España y en América, donde ya se ocupa del mantenimiento de 1.800 MW eólicos.
Efacec conquista el mantenimiento eólico en América
Parque de Serra Boa Viagem

Con una historia que arranca en 1948 y con presencia en más de 65 países, Efacec se ha convertido en uno de los mayores grupos industriales y tecnológicos del mundo, con intereses en los sectores de la energía, el transporte, la ingeniería del medio ambiente y las renovables. El grupo, que factura anualmente más de 1.000 millones de euros, cuenta con más de 4.000 empleados, de los que casi 100 están en España.

Y el mantenimiento de parques eólicos es una de sus principales líneas de negocio, con 1.800 MW repartidos por España y Latinoamérica, especialmente Brasil. Lo que convierte a Efacec en uno de los grandes del sector. El principal centro de operaciones de la empresa para esta actividad está en Gijón, aunque cuenta con técnicos por todo el territorio nacional y mantiene presencia internacional a través de sucursales.

No hay tecnología renovable que se le resista porque Efacec toca todos los palos. Y desde hace tiempo. Ha instalado más de 30 parques eólicos en todo el mundo, participa en diferentes proyectos de energías marinas, instala y mantiene también plantas fotovoltaicas, ha acometido proyectos hidráulicos de tanta envergadura como la central hidroeléctrica de bombeo de Alqueva, en Portugal, y trabaja también con biomasa y geotérmica.

España: nueva regulación que estrecha los márgenes
Desde la creación de la unidad de negocio de mantenimiento eólico en 2009, Efacec decidió atender las necesidades de servicios integrales en el sector de las renovables proporcionando a sus clientes resultados de calidad con el objetivo de ser un suministrador global de operación y mantenimiento de parques. Y ese carácter global exige planteamientos diferenciados porque la situación que vive la eólica en España, por ejemplo, no tiene mucho que ver con lo que se está haciendo en Latinoamérica.

Roberto Legaz, consejero de Efacec, explica que “una de las claves para entender esas diferencias radica en la nueva regulación de tarifas en España que estrecha los márgenes y exige a todo el sector una optimización de costes. Los fabricantes de aerogeneradores se dieron cuenta de que los repuestos para sus máquinas pasaban a ser línea blanca cuando muchos promotores crearon sus propios servicios de mantenimiento. Además lo hacían bien y más barato que las empresas de mantenimiento tradicionales, como puede ser el caso de Efacec. Eso nos ha exigido replantear las cosas y buscar acuerdos tanto con los promotores de parques como con los fabricantes”.

En ese triángulo que forman promotores, fabricantes y empresas de servicios, la estrategia de Efacec es aportar valor añadido ofreciendo a sus clientes el buen hacer de su personal nacional e internacional altamente cualificado, y hacerlo a buen precio. Lo que implica atender las necesidades de formación a la carta, contar en cada caso con una adecuada estrategia de mantenimiento, garantizar la calidad de sus productos y servicios, garantizar también la seguridad y la disponibilidad en todo el mundo, y hacerlo siempre de manera eficiente y flexible.

Con el nuevo modelo de retribución a la eólica, pendiente de aprobación, parece que algunos grandes operadores eólicos se están planteando parar de forma programada ciertos parques. La eólica baja el precio del mercado eléctrico mayorista (pool) al desplazar a tecnologías más caras cuando sopla el viento. No quieren tirar piedras contra su propio tejado y entienden que puede ser una medida de presión contra la nueva regulación que propone el Gobierno. “Si ocurriera algo así –apunta Legaz– tendríamos que adaptarnos a esas nuevas circunstancias y disponer de una masa crítica de técnicos para que siempre hubiera retenes capaces de desplazarse de unos parques a otros y atender cualquier posible incidencia”.

En estos cinco años, la unidad de mantenimiento eólico de Efacec ha vivido varios hitos que han marcado su trayectoria, como el Memorando de Entendimiento (MOU, una especie de acuerdo bilateral) con Gamesa para el mantenimiento de sus parques eólicos en todo el mundo. Fruto de este acuerdo, “Gamesa ha fidelizado a Efacec como mantenedor estratégico de su cartera de parques eólicos en la región de Centroamérica–Caribe. Y pronto llegarán más, en España y en otros países”.

Fuerte apuesta por América
En la actualidad Efacec se ocupa del mantenimiento de 858 MW en España, 304 MW en Brasil y 625 en el resto de países de Latinoamérica (308 en México, 102 en Honduras, 52 en Nicaragua, 12,75 en Costa Rica, 50 en la República Dominicana y 100 en Venezuela). En total: 1.787 MW que se gestionan desde España. A los que habría que añadir otros 250 MW en Portugal, donde el mantenimiento depende directamente de la matriz de la empresa lusa. La mayor parte de estos servicios se realizan para sus dos principales clientes: EDP y Gamesa.

“La situación en Latinoamérica es muy distinta a la de España. Son parques nuevos, la eólica está en plena expansión y hay mucho que aprender y que enseñar”,  comenta Roberto Legaz. “Cuando conseguimos un nuevo contrato, durante los primeros meses los trabajos de mantenimiento recaen en técnicos españoles que se desplazan a estos países, lo que siempre aumenta los costes de implantación. Por eso, desde el primer momento ellos mismos se ocupan también de formar a personal local”.

Estar en esos países implica conocer el país, conocer sus leyes y adaptarse a ellas. Implica crear empresas o filiales en cada país y enfrentarse en un primer momento a la falta de personal local especializado. Lo que exige el desplazamiento inicial de técnicos españoles que, lógicamente, suponen de partida un incremento de costes. “Todo ello se une luego a la máxima de cualquier negocio: tienes que ofrecer un buen servicio y, además, hacerlo más barato que la competencia. Aunque también es cierto que no todo el mundo está dispuesto a abrir una delegación en países pequeños como pueden ser Honduras o Nicaragua. Pero nuestra apuesta por la internacionalización es decidida”, insiste el consejero de Efacec.

Apuesta que choca con la realidad y que, por tanto, exige un trabajo duro para que culmine con éxito. Porque los técnicos de mantenimiento no pueden conformarse con conocer a fondo un modelo de aerogenerador de un solo fabricante. Hay que conocer máquinas distintas de tecnólogos distintos. Tecnólogos que no suelen disponer de sedes en muchos de estos países, lo que exige importar prácticamente el 100% de los recursos materiales necesarios para el correcto mantenimiento de los parques. También faltan los proveedores especializados. Y, en cualquier caso, hay que dar respuesta a los problemas.  

Todas las renovables
El compromiso de Efacec con las renovables no es de ayer. Ya en 1999 puso en marcha la primera central de olas del mundo con tecnología de columna de agua oscilante. Una planta de 400 kW de potencia localizada en Porto Cachorro, en la isla do Pico (Portugal). La concepción y los suministros (a excepción de los equipos mecánicos) fueron portugueses y Efacec jugó un papel fundamental. En 2008, y a raíz de la puesta en marcha del parque de olas de Aguçadoura, en Póvoa de Varzim (Portugal), de 2,25 MW, en el que Efacec participó junto a Enersis, Pelamis Wave Power y EDP, se creó el Cluster portugués de energía de las olas, en el que Efacec tiene un 20%.

En febrero de 2004 entró en servicio el primer grupo de la central hidroeléctrica de Alqueva, una central de bombeo situada en el río Guadiana, en la región del Alentejo, con una potencia instalada de 260 MW. En enero de 2013 se inauguraba Alqueva II, que permitió doblar la potencia hasta los 520 MW. La participación de Efacec, junto con Alstom y SMM, ha sido determinante en este proyecto.

Efacec Sistemas España, la unidad de la que depende también el área de mantenimiento de parques eólicos, ha participado en numerosos proyectos fotovoltaicos. En 2008, por ejemplo, terminó la construcción de dos plantas, en Agudo y Coria, con una potencia total de 2,8 MW. Eran sus primeros proyectos de autopromoción y formaban parte de una estrategia para implicar a Efacec en toda la cadena de valor en renovables, desde la promoción a la construcción, operación y mantenimiento de los mismos, integrando productos de su cartera. Hoy acumulan 7 MW fotovoltaicos en operación en España. También han construido plantas fotovoltaicas para empresas como EDP y SunEdison en Rumanía y Bulgaria.

Además, Efacec ha instalado más de 30 parques en todo el mundo. Y aunque no es su principal línea de negocio, incluso los ha promovido, como es el caso de algunos proyectos en Portugal y Bulgaria.

El mantenimiento, según Efacec
• Mantenimiento Predictivo
Aporta el conocimiento de:
– El estado real de cada uno de los componentes del aerogenerador
– La evolución de cada uno de los factores que influyen en su funcionamiento

Hacer un buen mantenimiento predictivo conlleva las siguientes ventajas:
– Se realiza un mantenimiento mucho mas eficiente
– Conlleva un aumento de la disponibilidad del aerogenerador
– Aumento de la producción
– Reducción de costes

Inspecciones
– Palas, torre, estructura
– Toma de muestras de aceites y grasas
– Corrosión
– Endoscopias
– Ajustes mecánicos
– Equipamiento eléctrico e hidráulico.
– Termografias

Sistemas en continuo
– Vibraciones
– Particulas en aceite

 Mantenimiento Preventivo
Se basa en realizar los trabajos periódicos en aerogeneradores con el fin de evitar posibles fallos. Conjuntamente con el cliente el mantenimiento preventivo tiene en cuenta dos factores:
– Calendario (meses de alto y bajo viento)
– Horas de funcionamiento y producción

 Mantenimiento Correctivo
Para poder realizar un correcto mantenimiento correctivo y asegurar la menor perdida de producción del aerogenerador que ha sufrido la avería, requiere que se reparen los fallos o la pérdida de rendimiento de algún componente según nuestras prácticas:
– Los equipos locales están capacitados, disponen del conocimiento y repuestos necesarios para solucionar la avería.
– Disponibilidad 24 horas/365 días para la atención de las averías mediante telemando y retenes
– Alta cualificación del personal de mantenimiento
– Técnicos polivalentes (mecánica, hidráulica, electricidad e instrumentación)

Nuevo Modelo de O&M
Modelo tradicional–>Nuevo enfoque
Contratación de medios–>Contratación de resultados
Recursos estáticos–>Equipos flexibles
Mantenimiento reactivo–>Mantenimiento proactivo
Procesos tradicionales–>Soluciones innovadoras
Conservadurismo y reducción de costes–>Creación de valor

Añadir un comentario