eólica

Un consorcio franco-luso puja para llevarse los 1.000 MW del concurso eólico francés

0
Un consorcio formado por GDF Suez, EDP Renováveis (EDPR), Neoen Marine y Areva ha remitido esta semana al estado francés la documentación para la instalación y explotación de un proyecto eólico marino de mil megavatios (MW) en las zonas de Le Tréport (Alta Normandía, 500 MW) y las islas de Yeu y Noirmoutier (Países del Loira, 500 MW).
Un consorcio franco-luso puja para llevarse los 1.000 MW del concurso eólico francés

La producción estimada de estos dos parques permitiría abastecer de electricidad a 1,6 millones de hogares en el horizonte del año 2021, según informa la multinacional portuguesa EDPR en la nota de prensa que ha difundido sobre el particular. Además, los proyectos podrían llegar a crear hasta seis mil puestos de trabajo en los territorios franceses. Según el comunicado difundido por GDF Suez (multinacional francesa con fuertes intereses en el sector del gas), EDPR, Neoen Marine y Areva, "estas compañías, líderes en energías renovables e implicadas ya en 25 proyectos de energía eólica marina, se apoyan en la complementariedad de sus experiencias y conocimientos, desde la gestión de grandes proyectos industriales y obras en el mar, hasta la realización de análisis técnicos". El comunicado explica, así, que las empresas "desean basar el desarrollo de sus proyectos en una industria local competitiva y sostenible, en estrecha colaboración con los grupos de interés locales" y que los proyectos marinos "incluirán medidas de apoyo a los pescadores y soluciones concretas en materia de preservación del medio ambiente y del paisaje".

Desarrollo local
Los socios del consorcio han mantenido reuniones, según el comunicado, con cerca de 450 empresas ubicadas en Normandía, Picardía, Bretaña y los Países del Loira, en concreto en Vandea: "esta red constituiría la base del sector industrial francés de la energía eólica marina". El proyecto eólico marino arrastrará a la industria local: "en el puerto de El Havre, se implantarán cuatro fábricas para la producción de góndolas, palas y otros componentes fundamentales para los aerogeneradores (como rodamientos, multiplicadores, generadores, etcétera); además, los puertos de El Havre y Saint-Nazaire serán las piedras angulares para la construcción de los parques marinos; por último -concluye el comunicado-, los centros de explotación y mantenimiento se instalarán en los puertos de Dieppe y Tréport, así como en las islas de Yeu y Noirmoutier, lo cual implicará allí también la creación de empleos 100% locales".

Para el despegue a escala global
El actor estrella de todo el proyecto será un aerogenerador de ocho megavatios que va a fabricar Areva en Francia. GDF Suez, EDP Renováveis y Neoen Marine (compañía también gala) podrán contar con este aerogenerador, que "mejorará la productividad y el rendimiento, reducirá aproximadamente en un 40% el número de aerogeneradores en los parques, además de ofrecer una mayor compatibilidad con las actividades de pesca; asimismo, esta tecnología permite una mayor reducción de los tiempos de construcción y una optimización del mantenimiento de los parques eólicos". Los socios informan por otra parte de que han comenzado a colaborar con las universidades y centros de investigación locales "para la creación de un sector de energía eólica marina en Francia que, en un futuro, sea exportable al ámbito internacional".

Añadir un comentario