entrevistas

José Luis Bernal: "Nuestra formación entraña todo un sistema, una metodología y una orientación"

2
Aplicaciones de Energías Sustitutivas (ADES) es una empresa aragonesa que apostó por la formación invirtiendo más de tres millones de euros –“sin ayuda económica ni subvención alguna”– en un centro de formación en materia de energías renovables. ¿Y cómo apostó? Pues con un parque tecnológico de 22.000 metros cuadrados que incluye un edificio bioclimático para formación, varios laboratorios y una campa de 7.000 metros cuadrados en la que cohabitan, por ejemplo, turbinas eólicas y seguidores solares de última generación. Entrevistamos, en la 99ª edición de Energías Renovables (abril de 2011), al director –José Luis Bernal Albendín– de este recién nacido centro de formación. Esto nos contaba entonces.
José Luis Bernal: "Nuestra formación entraña todo un sistema, una metodología y una orientación"

¿Cómo nace ADES Centro Tecnológico?
ADES es una empresa dedicada a desarrollar soluciones que fomentan el uso racional de las energías renovables con una tecnología de patentes propias. Su fundador, Manuel Lahuerta, una persona con muchas inquietudes, siempre ha trabajado para que su tecnología  satisfaga las diferentes necesidades energéticas de las distintas sociedades, peroteniendo muy presente la necesidad de  transferir el conocimiento. Así que, llegado el momento, ubica en Tarazona un centro que sea el hilo conductor de ADES en su transferencia tecnológica con un objetivo muy concreto: instruir, formar y capacitar a  los actuales y futuros profesionales. Con esta meta fijada, se han invertido en este proyecto más de tres millones de euros y, en este momento, nos encontramos trabajando en la creación de sinergias institucionales y empresariales específicas en energías renovables.

¿Qué tiene este centro que no tengan otros centros similares?
Yo creo que actualmente no hay en España ningún centro educativo en energías renovables de estas características. Verá, este centro tecnológico nace de la experiencia de la empresa ADES, que lleva casi veinte años en el sector innovando, diseñando prototipos y pasándolos del plano a escala 1:1. En el centro tecnológico no emulamos la energía, la generamos. Disponemos de un parque tecnológico de 22.000 metros cuadrados que cuenta con una planta de ensamblaje de prototipos y unos laboratorios de 200 metros cuadrados; el centro posee una cubierta energética mixta eólica-solar que lo dota de energía; una campa de pruebas de 7.000 metros cuadrados con prototipos reales: una turbina pendular, una central de energía transportable, un seguidor solar, un seguidor de concentración, una casa con seguimiento solar… Estamos hablando de aproximadamente 400 kW nominales de energía. Todo ello, enfocado por y para la formación, y voy más alla: no concebimos nuestras instalaciones simplemente para trasmitir conocimiento, las concebimos además para adquirir la totalidad de habilidades y destrezas del entorno laboral de este sector.

¿Cómo es la formación en ADES Centro Tecnológico?
Consideramos que si ADES tiene un equipo de ingeniería de I+D+i formado por las personas que han desarrollado toda nuestra tecnología, ellos son los profesionales más capacitados para trasladar todo este conocimiento. El centro articula toda la metodología necesaria para que nuestros ingenieros tengan los medios necesarios para ofrecer una formación de calidad. Formación es mucho más que poner a disposición del alumno un profesor y un aula. La formación, nuestra formación, entraña todo un sistema, una metodología y una orientación con la finalidad de adquirir los conocimientos necesarios para mejorar la competitividad laboral. Ese es uno de nuestros objetivos como centro de formación, centro que está inscrito además como centro colaborador por el Instituto Aragonés de Empleo, homologado en todas las especialidades formativas de Energías Renovables del catálogo de cualificaciones profesionales del gobierno de España.

¿Qué tipo de alumnos se forman?
Cada programa formativo está adaptado a las necesidades de cada alumno. No es lo mismo que una persona cualificada quiera hacer un curso de especialización en energía renovable, que una persona que no tiene cualificación y quiere especializarse. Es necesario hacer un itinerario curricular específico para cada alumno marcando las directrices formativas necesarias para alcanzar los objetivos de la manera más óptima.

Entonces, ¿no podemos hablar de un perfil concreto de alumno? Podemos hablar de todos los perfiles que hay en el sector de las energías renovables. Desde mi punto de vista, el sistema formativo, dentro de nuestro sector, puede verse como un reloj de arena, en el que encontramos personal altamente cualificado en un extremo, y personas con escasa cualificación en el otro, mientras que, en la zona intermedia, es escasa la oferta de profesionales especializados, que son los que constituyen realmente el motor económico de cualquier país. Bien, pues es ahí donde pretendemos contribuir ofertando una formación enfocada al fomento del conocimiento con la finalidad de ofrecer todos los beneficios que de ello se derivan: económicos, ambientales, de desarrollo local, tecnológico y social. Ofrecemos la mayor programación adaptada a cualquier necesidad formativa dentro de este sector.

Y eso, ¿cómo se consigue?
Nuestro catálogo formativo divide las especialidades en módulos. Por ejemplo, dentro de la tecnología fotovoltaica son muchas sus especialidades. Cuando se proyecta un parque fotovoltaico con seguimiento se precisan distintos profesionales: mecánicos, hidráulicos, eléctricos… Es decir, no pretendemos enseñarle electricidad a un profesional que lleva años en el sector de la electricidad y ha decidido especializarse para acceder a este sector, sino aportarle los módulos que realmente cubren sus carencias profesionales.

Apenas recién nacido y ADES Centro Tecnológico empieza a embarcarse en procesos de formación en distintos países de América del Sur. Cuénteme...
Actualmente no puede concebirse el centro sin su empresa matriz ADES, y viceversa. La internacionalización de ADES en distintos países conlleva una transferencia tecnológica. En estos momentos ADES está implantando su tecnología en América del Sur, por lo que, en un futuro, allí va a demandarse personal cualificado para la operación y mantenimiento de estas instalaciones, y sus sistemas educativos no disponen de dichas especializaciones, por lo que creamos el Programa ER ADES, nexo de unión con instituciones educativas de diversos países para la instrucción y formación de sus equipos docentes implementando un programa completo de Energías Renovables.

Añadir un comentario
kke
Mucha suerte con el proyecto!
Alberto Muñoz
Estamos interesados en energías alternas y renovables para Colombia...