entrevistas

Alexis Aleksandrov, Sales Trader en ACT Commodities

"El valor de las garantías de origen en España se ha multiplicado por ocho en dos años"

0
ACT Commodities nació en 2009 con el objetivo de ayudar a empresas de todo el mundo a comprar y vender productos y servicios ambientales, tanto para cumplir la normativa de cada país como para posicionarse en un mercado que cada día exige más compromisos en este sentido. Uno de sus principales ámbitos de actuación es la energía y, más concretamente, la gestión de garantías de garantías de origen.
"El valor de las garantías de origen en España se ha multiplicado por ocho en dos años"

– ¿Qué es ACT Commodities? ¿Cuál es su modelo de negocio?
ACT Commodities es un “one-stop shop” (ventanilla única) de productos medio ambientales. Con oficinas en Amsterdam y Nueva York, comercializamos todo tipo de certificados medio ambientales, biocombustibles, y derivados financieros. Manejamos el portafolio de nuestros clientes, asegurándonos de que cumplan con sus metas de suministro de energía renovable, eficiencia energética o reducción de gases efecto invernadero, entre otros objetivos. Y lo hacemos trabajando codo con codo con ellos para entender y lograr sus objetivos. Gracias a nuestro amplio conocimiento del mercado, orientamos a nuestros clientes hacia la mejor metodología de trabajo, damos la seguridad de una contraparte confiable, y nos encargamos de la comercialización/trading de sus productos.

– ¿Qué papel juega en la gestión de garantías de origen de las renovables?
Desde que empezamos operaciones en el 2009, a nivel mundial, ACT Commodities tiene un papel muy importante en el mercado de certificados de garantía de origen (GdO).  Trabajamos con más de 4.000 contrapartes y en más de 40 países, por lo cual tenemos una extensa red de contactos y un amplio portafolio de clientes que nos permite tener una clara visión del mercado y las tendencias del mismo. De este modo, siempre estamos capacitados para ofrecer un precio de compra o venta. En España, trabajamos con más de 60 comercializadoras manejando su cartera de energía renovable. Y nos aseguramos de que, año tras año, cada uno de nuestros clientes cumpla con su objetivo de suministro de energía renovable.

– ¿Cómo lo hacen? ¿Cuál es el proceso?
Estamos activos en cada etapa de la cadena energética, desde el generador hasta el consumidor final. Operamos como un gestor de cartera y nos enfocamos en cumplir con los objetivos de cada una de nuestras contrapartes, sin importar el tipo de producto, volumen, o el tamaño de la empresa.  

– También trabajan con certificados verdes locales, certificados de biogás o acuerdos de Power Purchase Agreement (PPA).
Sí, trabajamos mucho con los certificados verdes locales, o con garantías de origen “no exportables” como también se las llama en el mercado. Es más, este fue el primer mercado que desarrollamos a gran escala antes de que España se afiliara a la Asociation of Issuing Bodies (AIB) en julio del 2016, la entidad que gestiona todas las transacciones de GdO en Europa. También hemos empezado a desarrollar el mercado del biogás debido al potencial que tiene. Con respecto a los PPA, estamos muy activos ayudando a varios generadores a encontrar la contraparte que se alinee con sus intereses. Este último es un mercado muy interesante y desafiante al mismo tiempo.

– ¿En qué consiste este tipo de servicios? ¿Cómo se realizan?
Como siempre, manejamos el portafolio de nuestros clientes. Por un lado, ayudamos a nuestros clientes generadores dándole un mayor valor a su producto renovable y colocando toda su generación en el mercado. Por otro lado, nos aseguramos de que el consumidor final cumpla con los objetivos propuestos por medio de una fuente confiable.

– Antes hablaba de la Asociation of Issuing Bodies (AIB). ¿Cuál es su papel?
La AIB es el “hub” Europeo para la comercialización electrónica de certificados de garantía de origen. Esta organización asegura que los certificados, provenientes de cada registro afiliado al “hub”, sean confiables, seguros, e intercambiables.

– ¿Qué efectos ha tenido la afiliación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a la AIB en el mercado de certificados verdes en España?
Los efectos han sido positivos. Muchos generadores de energía renovable se han beneficiado con mayores ingresos por la venta de sus garantías de origen. Para hacernos una idea, hace dos años las GdO que se comercializaban en España tenían un valor de entre 0,01 – 0,03 €/MWh; en cambio, se podía llegar a pagar 0,18 – 0,20 €/MWh por una GdO que se comercializaba fuera de España, por medio del “hub”. Así mismo, la posible exportación de las GdO, por medio de la AIB, ha generado una escasez de GdO para la creciente demanda nacional. Como consecuencia de ello, las GdO comercializadas en España han llegado a tener un valor histórico que supera los 0,25 €/MWh, más de ocho veces del valor que tenían en 2016. En definitiva, pienso que la afiliación a la AIB ha ayudado a las renovables en España a ser valoradas como lo son a nivel europeo.

– ¿Y ese aumento de precio en las GdO no se traducirá en un aumento en el precio de la electricidad para los consumidores?
Esto depende estrictamente de las comercializadoras y su estrategia de venta. En mi experiencia, me he cruzado con clientes que transfieren parte del costo de la GdO a sus clientes, otros transfieren el 100% de ese costo, y también hay casos en los que las comercializadoras asumen el 100% del costo. Dados los recientes cambios en el precio de las GdO, las comercializadoras tendrán que pensar muy bien cómo distribuirán los nuevos costos de una energía renovable. En un mercado tan competitivo como el de la comercialización, el costo de las GdO pueden llegar a tener un efecto decisivo.   

– Los certificados de garantías de origen, ¿son una buena herramienta para aumentar la producción de energías renovables y contribuir a la transición energética?
Pienso que los certificados de GdO son una buena herramienta para ayudar a las renovables a convertirse en la fuente principal de energía. Recordemos que todos los ingresos por la venta de GdO deben ser destinados a actividades de investigación y desarrollo (I+D) para la mejora del medio ambiente. Sumado a esto, en los últimos años hemos experimentado una serie de “olas verdes”, como por ejemplo, el acuerdo de París o el cierre de plantas nucleares en Alemania. Estos son acontecimientos que definitivamente incrementan la conciencia por una energía más limpia. Es como un efecto dominó: conforme crezca la conciencia por parte del consumidor final, mayor será la demanda de GdO, generando un alza en el precio. De este modo, los generadores de energías renovables se verán beneficiados por mayores beneficios que serán destinados a la mejora de sus tecnologías. Como resultado final, la generación de energía a base de fuentes renovables llegará a ser más rentable que las fuentes convencionales y tendremos más energía verde para todos.  

– Pero en España, y supongo que en el resto de países, hay compañías eléctricas con un porcentaje importante de generación convencional (nucleares, térmicas de carbón, ciclos combinados de gas) que compran garantías de origen renovables a otros productores para poder suministrar solo a sus clientes más concienciados. A los otros les siguen ofreciendo energía sucia.
Este es un tema muy controvertido y uno de los principales debates en Europa. Esta modalidad de trabajo es muy común y hay que tener en cuenta que no siempre las grandes compañías eléctricas cuentan con las suficientes fuentes renovables para satisfacer a su cartera verde. Por lo tanto, a este tipo de empresas solo les queda o comprar GdO o invertir en nuevos proyectos de energía renovable. Últimamente, las grandes compañías eléctricas de España están optando por invertir en nuevos proyectos renovables.

– ¿No sería más adecuado exigir que esas compañías muestren en las facturas también su mix de generación para ver hasta qué punto ofrecen energía verde?

Mostrar ese mix de generación no sería muy factible ya que la gran mayoría de comercializadoras en España no tienen generación propia o representan a plantas generadoras de energía. Por lo tanto, no sería algo representativo del mercado.  

– ¿Cómo está evolucionando la comercialización de electricidad renovable en Europa y en España?
En España, hace dos años, cuando empezamos a desarrollar el mercado de GdO, ofrecer energía renovable a un consumidor final era un valor añadido para una comercializadora y esto, por lo general, ayudaba a incrementar la cartera de clientes. Hoy en día, ofrecer energía renovable es una necesidad ya que la conciencia por las renovables es cada vez más grande. Gran parte de las comercializadoras ya la ofrecen y los clientes finales ya no la sugieren, la exigen. En Europa, la conciencia por la energía renovable es inmensa. Basta ver el incremento en el volumen de GdO que se han comercializado en los últimos años. A modo de ejemplo, en el año 2011 se expidieron alrededor de 200 TWh de GdO renovable mientras que en 2016 esta cifra llegó a los 500 TWh. La tendencia es clara, y está enfocada a un futuro renovable.

Añadir un comentario