entrevistas

Juan de Dios Bornay, CEO de Bornay

“Tesla hace mucho ruido, pero luego se diluyen sus intenciones”

1
No es frecuente, pero de vez en cuando una entrevista deja por el camino un buen puñado de titulares. Es el caso. Bornay, el fabricante de miniaerogeneradores, cumple 50 años. Y por eso Energías Renovables ha querido entrevistar a su fundador (véase) y al actual CEO. Juan de Dios nos ha dejado varias joyas. ¿Por ejemplo? La que aparece como titular... o cualquiera de estas otras dos: “Un revés se volverá a llevar por delante a las empresas que solo se fijen en el aspecto precio” (respuesta referida al frenesí que vive hoy el sector); o “La minieólica sigue sin existir de cara a los políticos o a las regulaciones”.
“Tesla hace mucho ruido, pero luego se diluyen sus intenciones”

Juan de Dios Bornay lleva ya más de una década al frente de la empresa que fundó y preside su padre. ¿Quién lo ha tenido más difícil de los dos?
En mi opinión yo, porque las circunstancias no son fáciles cuando llego al puesto: relevo generacional, empresa familiar. La salida no amigable de uno de los socios, mi tío. En 2008, comienza una crisis que dura 10-12 años. Lo más complicado ha sido sujetar la empresa durante los años de crisis y hacerla crecer, en un entorno legislativo que, además, azotaba mucho a las energías renovables.

Efectivamente en 2008 comienza una crisis larga y dura: financiera-global, económica, y sectorial-nacional. En lo más estrictamente sectorial, sin embargo, a la crisis dura-dura (2008-2018), crisis de parón brutal, ha seguido sin transición alguna una espiral (2019) de crecimiento hiperacelerado. Dos preguntas sobre el particular. Una: ¿cómo sobrevivió Bornay a la travesía?
Se comenzaron a realizar proyectos en el exterior, se tejió el proyecto de la internacionalización, llevando a cabo diferentes proyectos en Latinoamérica. Y también diversificando, añadiendo productos para completar todo un porfolio en renovables que pudieran dar un servicio completo a un proyecto global. También hemos pasado las peores épocas gracias a unos valores y principios férreos que han servido para no entrar del todo en la voraz guerra de precios del mercado, manteniendo una calidad y unos márgenes que permiten un producto sólido en el mercado y unos servicios que acercan a nuestros clientes a nuestra marca.

Segunda cuestión, pues: ¿qué debimos aprender de aquello y no hemos aprendido... o es el frenesí la condición natural del sector y no hay por qué preocuparse?
No aprendimos que todo se puede vender, pero no a cualquier precio. En muchos casos no se hacen las instalaciones con vistas a un funcionamiento de 25 ó 30 años, sino que todo gira en torno al precio, sin importar marcas, calidades de producto, adecuación de producto a la instalación o, incluso, calidad en la realización de la instalación. El frenesí conlleva a que el instalador no haga esfuerzos por vender y solo le dé al cliente el precio más barato para que le acepte su propuesta frente a otras. Esto prostituye el mercado, provoca la realización de instalaciones inadecuadas y, al final, un revés se volverá a llevar por delante a las empresas que solo se fijen en el aspecto precio.

En mayo de 2015 Juan de Dios Bornay es elegido presidente de la Sección Minieólica de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA). Debuta en el cargo con esta frase: “resulta paradójico el hecho de que un sector como es el minieólico español, que cuenta con empresas punteras en el plano internacional, sufra localmente la falta de una adecuada regulación”. Un quinquenio después, tengo otras dos preguntas. Una: ¿hay ya una regulación adecuada o seguimos como estábamos?
Seguimos igual o peor. La minieólica sigue sin existir de cara a los políticos o a las regulaciones. Podemos trabajar en el mercado del autoconsumo, como cualquier otra tecnología, pero la minieólica no ha sido incentivada como las otras tecnologías para poderla llevar al grado de industrialización que tienen esas otras tecnologías, como la fotovoltaica. Eso significa que somos mucho más caros que las otras tecnologías, pero compitiendo con las mismas reglas. Y esto hace que la minieólica esté, por desgracia, fuera de mercado.

Aún así, desde el punto de vista de las instalaciones aisladas, la hibridación con la minieólica permite que la instalación esté más equilibrada, con una mayor vida útil y sin necesidad de sobredimensionar la fotovoltaica para los meses de invierno, por ejemplo, consiguiendo una instalación a unos costes iguales que utilizando una única tecnología. En el caso del autoconsumo conectado a red, aunque los números siguen siendo negativos, es cierto que hay un marcado crecimiento en aquellas zonas donde la presencia del viento es importante.

Bien, vamos a por la segunda pregunta: ¿cómo ha evolucionado el sector nacional de la minieólica a lo largo de este lustro?
Mal. De ser una sección de 7 empresas a que actualmente sólo estemos nosotros. Había 3/4 fabricantes y ahora tan sólo 2.

En junio de 2016, Bornay da la campanada en Genera, donde presenta la batería Powerwall de Tesla, que empezará a distribuir –anuncia entonces– a finales de ese mismo año. ¿Qué balance hace Bornay a tres años vista (poco más de tres años) de aquella presentación?
Como bien se sabe, Tesla hace mucho ruido, pero luego se diluyen sus intenciones. Por el momento no han suministrado ninguna batería al mercado español. Y esto ha provocado que Bornay trabaje con otras marcas en litio como LG Resu, Ampere Energy, Pylontech, Victron o, recientemente, Discover. Y esto significa que Tesla lo tendrá ahora más complicado para entrar en el mercado español de la energía renovable doméstica, porque otras marcas le han ganado mucho terreno durante, sobre todo, el último año.

En febrero de 2018, y bajo el yugo del impuesto al Sol, nace APPA Autoconsumo, impulsada por ocho empresas, entre las que se encuentra Bornay, que no solo es pionera de la minieólica, sino que, además, es “distribuidora de todos los elementos necesarios para el autoconsumo eléctrico”. Han pasado ya dos años desde entonces. ¿En qué medida ha crecido, desde esa fecha, el negocio del autoconsumo en Bornay?
Desde octubre de 2018, con la salida del real decreto 15/2018 sobre autoconsumo, real decreto de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, mejoran las solicitudes de instalaciones. Pero el real decreto solo indica que se puede hacer autoconsumo, pero no cómo hacerlo. Es a partir de la aprobación, en abril del año pasado, del real decreto 244/2019 cuando se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo. Se podría decir que el 5 abril de 2019 se acaba con el impuesto al Sol. En este año, el crecimiento de Bornay ha estado en torno a un 60%.

En junio del 18, en una entrevista, Juan de Dios Bornay valora “muy positivamente” la creación del Ministerio para la Transición Ecológica, “así como los primeros pasos y manifestaciones de la titular de esta cartera”. ¿Cómo valora los 18 meses que Teresa Ribera ha permanecido en el cargo?
Digamos que la ministra ha mantenido su postura y ha permitido una evolución de las energías renovables en España. Esperamos que las políticas gubernamentales actuales sigan siendo positivas para este sector.

¿Qué necesita la minieólica para triunfar en España como lo ha hecho la fotovoltaica o la gran eólica?
Incentivos que permitan hablar de tú a tú con otros tipos de tecnologías. Un incentivo a la instalación, a la generación, a este tipo de cosas... Y que, a su vez, conduzca a una industrialización que potencie una bajada de precios hasta que nuestra tecnología sea competitiva con otras tecnologías.

¿Qué es San Bornay?
San Bornay es un día de ocio y cohesión para colaboradores internos y externos afines a la empresa. Surge en una época de gran trabajo con un proyecto de Bornay en la provincia de Ávila que mantenía a gran parte de la plantilla desplazada y pidiendo a fábrica la realización del trabajo con prisas. Para que la parte que estaba en Castalla comprendiera el por qué de las solicitudes del equipo que estaba en Ávila se desplazó a los equipos de Castalla hasta la provincia de Ávila como una forma de comprender, de empatizar y de cohesionar. La actividad resultó tan interesante que se decidió instaurar, y, como en Alicante las fiestas de San Juan son tan significativas y el fundador de la empresa se llama Juan, pues se decidió instaurar en torno a esa fecha un día de cohesión de los colaboradores internos y externos afines a la empresa al que bautizamos como San Bornay.

Añadir un comentario
internete
Es normal queTesla se centre en fabricar coches eleftricos, porque ahi apenas tiene competencia... En paneles solares y baterias domesticas tiene mucha mas competencia, y vende mucho menos, y aun asi, es la marca mas conocida...