entrevistas

0
Veinte años en Salesianos Carabanchel son muchos años. Mucha experiencia acumulada. Jesús Rojas lleva dos décadas formando jóvenes en la escuela Salesianos Carabanchel, toda una institución, con más de un siglo de historia a la espalda, entregada “a la educación y formación profesional de los jóvenes madrileños”. Veinte años por detrás, sí, y un proyecto por delante: el Ciclo Formativo de Grado Superior en Eficiencia Energética y Energía Solar Térmica. [En la imagen, Rojas, en una clase práctica con sus alumnos].
“Hay más demanda por parte de las empresas que alumnos”

Jefe de Departamento, profesor del ciclo de Eficiencia Energética, Técnico Especialista en Electrónica Industrial, Ingeniero Técnico de Telecomunicación y veinte años de experiencia acumulada, además, en toda una institución: los Salesianos de Carabanchel… ¿Por qué un Ciclo Formativo de Grado Superior en Eficiencia Energética y Energía Solar Térmica?
Por su inmejorable inserción laboral; porque la rehabilitación energética de edificios prima sobre la construcción de obra nueva; porque ahora mismo cualquier vivienda que se desee alquilar o vender debe tener una certificación energética, y cualquier nueva construcción tiene que incorporar un sistema de energías renovables. Instalaciones que, además de montar, luego hay que mantener. Y también porque este ciclo es una buena pasarela a la universidad para aquellos que lo deseen. Y por la experiencia que teníamos acumulada aquí.

¿La experiencia?
Sí, el anterior Director Pedagógico, actualmente profesor y tutor de este ciclo, posee formación universitaria y experiencia profesional específica en energía solar y conoce bien el tema. Así que nos encontramos con el interés (de todo el equipo docente por las energías renovables); con el conocimiento del profesorado (esta formación la estábamos dando en cursos de formación continua ocupacional); teníamos instalaciones y equipamiento montados desde el año 2000; y había voluntad muy firme, de impulsar una oferta formativa que fuera atractiva para el alumnado. En fin, que lo teníamos todo: vimos la viabilidad, solicitamos autorización y así fue como comenzamos con este ciclo formativo de grado superior hace ya cinco años. Y hoy somos los únicos en Madrid que impartimos esta enseñanza.

¿Cuál es el perfil del alumno que llega a este ciclo?
Son varios los perfiles: estudiantes que terminan el bachillerato y a los que no les interesa, por el motivo que fuere, acceder a la universidad; alumnos que han terminado grado medio; mayores de 25 años que hacen la prueba de acceso a grado superior y últimamente, y cada vez con mayor frecuencia, estudiantes universitarios que no pueden proseguir sus estudios en las escuelas de ingenieros y que encuentran en nosotros una muy válida continuidad en sus estudios.

¿Qué se van a encontrar los alumnos que se interesen por esta oferta?
Van a aprender todo lo que hay que saber sobre instalaciones solares térmicas, sobre climatización, aire acondicionado, bomba de calor reversible y certificación energética de edificios. Incluso abordamos temas relacionados con la energía solar fotovoltaica, ahorro de energía y agua, eólica y gestión inteligente de energía. Estamos hablando de un ciclo de grado superior muy completo.

¿Cuántas plazas oferta Salesianos Carabanchel?
Queremos tener entre 20 y 30 alumnos, la mayoría de los cuales, por cierto, cursará este ciclo con beca. Si cumples los requisitos –ser menor de 28 años y no superar una cierta renta– tienes asegurada, con las condiciones actuales de la Consejería de Educación, una beca mensual que oscila entre los 250 y los 350 euros, cuando el precio de este curso, mensualmente, es de 360 euros. A lo largo de los últimos años, entre el 70 y el 80% de los alumnos ha tenido beca.

¿Y qué tiene Salesianos Carabanchel que no tengan los demás?
Pues, para empezar, como decía antes, somos los únicos en la Comunidad de Madrid que impartimos este ciclo, lo cual nos sitúa ya en una buena posición. Pero, quizá, nuestra seña más distintiva sea el acompañamiento, muy personalizado, del alumno, algo que es típico de los centros salesianos y que el alumno agradece enormemente.

¿Y dónde van los alumnos una vez finalizan los dos años de formación?
Pues ya durante el segundo año tienen tres meses de prácticas en empresas con las que tenemos acuerdos. Todos los años enviamos además a algún alumno a Alemania a hacer esas prácticas: este año hay uno haciendo prácticas de fotovoltaica; otros años ha habido estudiantes haciendo prácticas allí en temas de solar térmica. En todo caso, ahora mismo, todos los alumnos del segundo curso del ciclo, todos, están haciendo prácticas en alguna empresa.

¿Y qué sucede una vez finalizado ese período?
Pues, si son buenos estudiantes y en la empresa se dan las condiciones adecuadas, se quedan a trabajar, porque hay bastante demanda. Bueno, en realidad hay más demanda por parte de las empresas que alumnos disponibles. También tenemos estudiantes que no se quedan en las empresas porque se enganchan al mundo de las energías renovables y la eficiencia energética y deciden seguir estudiando, después de nuestro ciclo formativo de grado superior, en la universidad. Allí los destinos habituales suelen ser Ingeniería de la energía; Ingeniería de Energías Renovables; Ingeniería industrial; Ciencias Medioambientales... Pero, si la pregunta se refiere más concretamente a las salidas laborales, pues la respuesta es muy sencilla: hay muchas, hay muchísimo trabajo de esto. Además, en este ciclo formativo, el alumno desarrolla conocimientos multidisciplinares –impartimos no solo conocimientos energéticos sino también mecánicos, eléctricos, de gases combustibles y refrigerantes, hidráulicos, etcétera– que le convierten en un profesional muy válido para trabajar en múltiples sectores de la industria.

Añadir un comentario