energías del mar

Elecnor instalará el cable submarino con el que el Bimep evacuará la energía de las olas

0
Bimep, la instalación de investigación y demostración de tecnologías marinas del País Vasco situada frente a la costa de Armintza, albergará prototipos de dispositivos captadores de la energía de las olas "para probar su viabilidad técnico-económica". La instalación del cable submarino que evacuará la energía generada por los prototipos acaba de ser adjudicada a la empresa Elecnor, que ejecutará la obra en nueve meses (arriba, infografía de un barco transportando una boya de captación de energía de las olas. Fuente: Bimep).
Elecnor instalará el cable submarino con el que el Bimep evacuará la energía de las olas

El Ente Vasco de la Energía (EVE), organismo dependiente del gobierno vasco y gestor del Biscay Marine Energy Platform (Bimep), acaba de anunciar la adjudicación de "la mayor partida de su historia" para la instalación de las líneas eléctricas submarinas del Bimep. La compañía que ha ganado el contrato –10,4 millones de euros– es Elecnor, que tiene nueve meses para ejecutar la obra. El EVE, que prevé que la instalación pueda estar operativa en el último trimestre de 2011, quiere convertir al Bimep en "una referencia mundial, tractora de tecnología e inversiones a Euskadi y generadora de aproximadamente 200 empleos cualificados directos e indirectos".

Según el comunicado difundido hoy por el EVE, el proyecto de creación de la plataforma Bimep "ha avanzado un paso más al adjudicarse la instalación de los cables eléctricos submarinos y terrestres que trasladarán la energía eléctrica desde mar abierto hasta tierra". La ejecución de esta parte submarina de la infraestructura Bimep será realizada por la empresa Elecnor, que resultó ganadora del concurso puesto en marcha por el EVE para adjudicar el diseño, proyecto, suministro e instalación de los cables. Según el Ente, la complejidad técnica de los trabajos a realizar va a exigir un plazo aproximado de nueve meses "siempre que se obtengan los permisos administrativos necesarios".

Dispositivos del tamaño de una barca pequeña
El EVE define el Bimep como una infraestructura marina para la investigación en mar abierto donde ubicar dispositivos captadores de energía de las olas y probar las diferentes tecnologías que empresas de todo el mundo están desarrollando en el ámbito energético marino. Según el EVE, estos dispositivos que transforman la energía del movimiento de las olas en energía eléctrica tienen diferentes formas y tamaños (aproximadamente de dimensiones similares a las de una embarcación pequeña) y, a día de hoy, se encuentran en distintas fases de desarrollo, aunque en su mayoría son prototipos a escala. En todo caso, aún no han alcanzado la madurez tecnológica necesaria para la producción eléctrica comercial.

El principal objetivo de Bimep es, así, "dotar a las empresas que fabrican estos dispositivos de unas instalaciones capaces de validar sus diseños y de probar la viabilidad técnica y económica de los mismos". Esto hará del Bimep, según el EVE, "un referente mundial en investigación energética marina y será tractor de conocimiento e inversiones y permitirá ubicar en Euskadi un centro de experimentación y ensayos en mar abierto que generará en torno suyo conocimiento, riqueza y nuevos sectores productivos, tanto en lo que se refiere a innovación tecnológica como a los servicios necesarios para el amarre, mantenimiento y servicios acuáticos necesarios para el funcionamiento de los dispositivos marinos".

Ubicación idónea
Según el Ente Vasco de la Energía, la ubicación de la plataforma de ensayo, en aguas de Armintza, es idónea gracias "al potencial energético medio-alto de la costa vasca". Los fabricantes –concluye el EVE– podrán fondear sus prototipos y probar en condiciones reales su capacidad de producción, los costes de explotación y mantenimiento de las distintas tecnologías y, en definitiva, obtener datos e información con alto valor añadido para mejorar sus diseños y avanzar hacia fases comerciales. Paralelamente a la instalación marina, en Armintza se ubicará un centro de investigación donde técnicos y empresas con dispositivos en pruebas en el Bimep dispondrán de elementos de análisis y evaluación de los datos recibidos desde el mar.

Para ello, el Bimep contará con una superficie balizada de 5,3 kilómetros cuadrados alejada de tierra a una distancia mínima de 1.700 metros. Esta zona estará prohibida para la navegación y el tránsito marítimo. El Bimep contará con cuatro cables submarinos que conectarán los amarres o puntos de conexión marinos con la red eléctrica situada en tierra. Cada uno de ellos tendrá cinco megavatios (5 MW) de potencia unitaria, de forma que cada amarre quedará conectado a la subestación eléctrica de tierra a través de un cable submarino independiente. En total, el Bimep tendrá hasta 20 MW de potencia instalada y verterá la totalidad de la energía eléctrica producida por los captadores de olas directamente en la red de distribución en tierra.

No peligroso
Estos cables -técnicamente conocidos como cables de potencia- son, según el EVE, "tecnológicamente muy avanzados y están diseñados para soportar su propio peso -25 kilogramos cada metro, 15 kilogramos una vez sumergidos en el agua, y con un diámetro de 10 centímetros- y las tensiones a los que se ven sometidos tanto durante su instalación como a lo largo de su vida útil en el fondo del mar". Además, junto a la electricidad, cables de fibra óptica integrados dentro del mismo cable submarino permitirán monitorizar continuamente los dispositivos en pruebas y obtener datos para la investigación y el desarrollo de las tecnologías de captación de energía de las olas. Según datos del EVE, la costa vasca ofrece un potencial energético en lo que a las olas se refiere medio-alto, de aproximadamente 24kW/m.

Según el Ente Vasco de la Energía, estas características, potencial suficiente y unas condiciones marinas no excesivamente agresivas, "resultan idóneas para la prueba y fondeo de prototipos de captación de olas, pues permiten que los prototipos en estudio no sean sometidos a situaciones de oleaje extremo que podrían producir una pérdida económica importante". Así –señala el EVE–, el Bimep contará con las siguientes situaciones de oleaje: calma, en un 20% del tiempo, "lo que facilita el acceso a los dispositivos para realizar tareas de operación y mantenimiento"; oleaje operativo, un 78% del tiempo, "lo que supone un gran porcentaje del tiempo para el aprovechamiento energético"; y oleaje extremo, inferior al 2% del tiempo total, "lo que supone una exposición excepcional" a este tipo de situaciones.

Más información
www.eve.es

Añadir un comentario
¡Suscríbete!
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).