energías del mar

China tendrá el primer hotel del mundo en aprovechar la energía de las mareas para autoconsumo

0
Se llamará Harmonic Turbine Tidal Hotel y se va a construir en la bahía de Yalong, en la isla de Hainan, situada el Mar del Sur de China. La arquitecta experimental Margot Krasojević es la artífice de este futurista hotel, que aprovechará la energía de las mareas para generar la electricidad que necesite el establecimiento e inyectar también parte en la red nacional. La fecha prevista de inauguración es febrero de 2020.
China tendrá el primer hotel del mundo en aprovechar la energía de las mareas para autoconsumo

La arquitecta y gerente de proyectos Margot Krasojević, busca desarrollar edificios que contribuyan al medio ambiente produciendo energía limpia reutilizable limpia. Y ha encontrado en la costa de la Bahía de Yalong, que ofrece mucho enclaves expuestos a los vientos y a olas altas –por tanto, a buenos recursos energéticos– el lugar idóneo.  Allí ubicará el hotel que ha diseñado y que quedará parcialmente anclado en la roca de la costa, con elementos libres para moverse suavemente en el mar.

El hotel se construirá con materiales limpios y ecológicos y será una completa planta de energía, con toda la energía necesaria incorporada.  El diseño del edificio consiste en dos elementos de aluminio con marco de acero entrelazado. Al igual que el casco de un barco, estos elementos son lo suficientemente ligeros como para moverse suavemente con la marea, pero lo suficientemente fuertes como para no romperse.


Las tuberías de las turbinas formarán una espiral de caminos dentro y alrededor del hotel, de manera que el sistema mareomotriz formará parte del propio paisaje del hotel, generando y almacenando la energía necesaria no solo para atender las necesidades del establecimiento sino incluso para suministrar electricidad a la red nacional.



El vestíbulo del hotel conducirá desde la escotilla de entrada a la cámara de observación sumergida, conectada a las 30 habitaciones del establecimiento, todas ellas con spa.  Cada habitación tendrá un panel de vidrio, opaco desde el exterior, que hará que los huéspedes se sientan como si estuvieran en un submarino parcialmente sumergido. A medida que las olas se estrellen contra las ventanas de la habitación, el agua captada por el sistema irá llenando también las pequeñas piscinas de las habitaciones.


Krasojević  ha explicado que la inspiración para la construcción de este singular hotel la encontró en la energía del mar y en las piscinas de roca.  "Quería diseñar un hotel que se sumerja en el mar lo suficiente como para atrapar la marea y poder utilizar la corriente", ha declarado. "Algo parecido a lo que ocurre con el surf".

Añadir un comentario