biomasa

Empresas europeas “pescan” en el potente mercado norteamericano del pélet

0
Europa no quiere ser mera consumidora de pélets norteamericanos, el principal productor mundial junto a Rusia. Realmente, el principal consumidor es el Reino Unido, que debido a sus megacentrales de biomasa, fruto de la reconversión de antiguas de carbón, importa anualmente más de cinco millones de toneladas de pélets desde Canadá y Estados Unidos. Una de las compañías de esas megacentrales, Drax, anuncia la puesta en marcha de su tercera planta de pélets en el segundo país y la ingeniería y constructora española Prodesa informa sobre las dos que suministrará a Canadá. 
Empresas europeas “pescan” en el potente mercado norteamericano del pélet
Un camión descarga un enorme trailer con astillas en instalaciones de DBI en Estados Unidos

A finales de noviembre el grupo Drax, principal productor europeo de electricidad con biomasa, informaba que su filial productora de pélets, Drax Biomass Incorporated (DBI), reabría la remozada instalación de LaSalle BioEnergy en Urania (Luisiana, Estados Unidos), tras su compra a German Pellets. DBI ha llevado a cabo una serie de mejoras y reparaciones en dicha planta.

LaSalle BioEnergy, con 78 personas empleadas y 450.000 toneladas anuales de capacidad de producción, se convierte en la tercera planta que consigue DBI en propiedad en Estados Unidos, tras las de Morehouse BioEnergy en Bastrop, también en Luisiana; y Amite BioEnergy, en Gloster (Mississippi). Cada una de estas tiene capacidad para producir medio millón de toneladas anuales.

Cuatro millones de toneladas desde Estados Unidos al Reino Unido
De esta manera, Drax, principal consumidor mundial de pélets para generación de electricidad, intenta hacerse también con la propiedad del suministro de su materia prima. Ahora mismo es el segundo productor de Estados Unidos, con cerca de 1,5 millones de toneladas de capacidad. Solo le supera Enviva, con 2,7 millones.

Actualmente, el Reino Unido importa cuatro millones de toneladas anuales desde Estados Unidos, gran parte de las cuales va a las centrales de Drax. De Canadá salen para el mismo país 1,2 millones. De esta manera, el país anglosajón en particular y Europa en general se convierten en los principales destinatarios del pélet norteamericano.

Tecnología aragonesa en la meca de la producción canadiense de pélets
En Canadá precisamente hace negocio otra empresa europea, en este caso española, zaragozana para más señas. Se trata de Prodesa, que en los últimos meses ha anunciado dos contratos de “diseño, fabricación y suministro” de plantas de pélets, una de ellas en la provincia donde se concentra el 60 por ciento de la producción canadiense: Columbia Británica.

La planta se ubicará en las instalaciones de Skeena Sawmills, uno de los mayores aserraderos de esta provincia, y la capacidad será de 96.000 toneladas anuales usando como materia prima astillas y virutas de madera. Para Prodesa, “el punto clave para que el cliente haya tomado esta decisión ha sido el diseño específico y el alto rendimiento del secado de banda en condiciones ambientales extremas”.

Con anterioridad, la compañía zaragozana informó sobre la firma de “un contrato con un gran holding que opera en Canadá y Estados Unidos”. Sin concretar empresa ni ubicación, sí afirma que estará en el primer país y producirá 185.000 toneladas anuales a partir de astillas, virutas y cortezas. Añaden también que ha comenzado “una primera fase de desarrollo de la ingeniería de detalle (proceso y línea de peletizado), así como el suministro de nuevo equipamiento en una segunda fase”.

Añadir un comentario