biomasa

El precio más bajo del pélet coincide con la electricidad y el gas más caros

0
La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) aprovecha el momento de subidas desorbitadas de la electricidad y el gas para recordar que los precios del pélet para el consumidor final han descendido en todos los formatos, llegando a sus valores mínimos desde que elaboran el índice de precios de la biomasa. En el caso de la electricidad añaden que calentar una vivienda con radiadores eléctricos puede costar el triple que hacerlo con pélets. Astillas y huesos de aceituna mantiene sus precios competentes.
El precio más bajo del pélet coincide con la electricidad y el gas más caros

El primer trimestre de 2016 el precio del pélet alcanzó su techo y el peor momento de comercialización. La subida de este y la bajada del precio del petróleo hicieron que la diferencia con el gasóleo y el gas no fueron tan acusadas y que este último apareciera claramente menor. Pero, de nuevo, la vuelta a las andadas de un recurso caro, sucio e inestable (el petróleo), junto a un mercado de la electricidad claramente dependiente del oligopolio eléctrico, han hecho que emerjan las cualidades económicas del pélet, así como de otros biocombustibles sólidos.

Desde Avebiom, donde elaboran el índice de precios de la biomasa calculando el coste en céntimos de euros por kilovatio hora consumido (c€/kWh), aseguran que “los precios del pélet a consumidor final han descendido en todos los formatos, llegando a sus valores mínimos desde que comenzó a elaborarse el índice en el primer trimestre de 2012”. Y concretan que los descensos anuales, comparando los precios medios de 2015 y 2016, son significativos: “desde un -3,2% para los suministrados en camión basculante hasta un -6,6% en los de saco suelto”.

El gasóleo sube casi un treinta por ciento en menos de un año
En paralelo, los precios de los combustibles fósiles se disparan. En abril de 2016 el informe de precios energéticos regulados que publica el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía situaba el gas natural con tarifa de último recurso y un consumo igual o menor a 5.000 kWh/año en 4,76 c€/kWh y el superior a 5.000 kWh/año en 4,07 c€/kWh. Según el mismo informe, pero de octubre, antes incluso de que se hayan producido nuevos repuntes a principios de 2017, era de 4,82 y 4,13 c€/kWh, respectivamente.

El precio del gasóleo está más actualizado (a 20 de diciembre) y la progresión del coste del kilovatio hora es más evidente: de 4,85 c€/kWh en marzo de 2016 al actual de 6,05 c€/kWh. Con este precio, hasta la presentación más cara del pélet (el saco de 15 kilos: 5,31 c€/kWh) está por debajo. La más barata (a granel basculante) se queda en 4,68. El mismo índice elaborado por Avebiom sitúa más baratos a la astilla (2,50) y al hueso de aceituna (entre 3,32 y 3,94)

El frío del invierno ayuda lo que no ayudó otros años
En Avebiom aseguran que “a estas alturas de campaña (en referencia al pélet), cuando comienzan las calefacciones a funcionar, lo habitual es que los precios repunten, pero la mala campaña pasada en cuanto a ventas y la sobreoferta del mercado español no hacen previsible que los precios vayan a remontar a corto plazo para alcanzar los de campaña esperables”. Apostillan que “esta temporada el frío ha llegado en fechas habituales y, si se mantiene, podría ayudar a que el mercado comience a normalizarse”. Inviernos pasados menos fríos también interfirieron en el precio del pélet.

La gira por diferentes ciudades de Biomasa en tu Casa, protagonizada también por Avebiom, ha servido para confirmar la competencia incontestable de la biomasa frente a la electricidad. Asegura que “en provincias como Granada, Murcia, Badajoz o A Coruña las viviendas no suelen disponer de un sistema de calefacción de radiadores con agua, por lo que, para cubrir las necesidades de calor, los sistemas más utilizados son estufas de gas y radiadores eléctricos”.

La electricidad, el triple de cara que el pélet
Con esta premisa, las necesidades térmicas medias para una vivienda de unos cien metros cuadrados y aislamiento normal suelen ser de unos 6.500 kWh de energía al año, calculan en Avebiom. “Tomando esta situación como ejemplo –prosiguen en Avebiom–, durante los tres últimos inviernos, en los que tanto se ha comentado que el precio del petróleo era muy bajo, calentarse con una estufa de pélets ha supuesto un ahorro de 622,70 euros, comparado con el uso de una de gas y de 2.117,11 euros frente al que se ha calentado con radiadores eléctricos”.

Javier Díaz, presidente de Avebiom, aclara que el índice que publican “refleja el precio medio entregado al cliente, suponiendo una distancia de doscientos kilómetros, que en muchos casos puede ser mucho menor, sobre todo en los últimos años que han proliferado las plantas de pélets”.  A pesar de las alteraciones del precio sufridas en el último año, Díaz defiende que “la gran ventaja del pélet de madera es la estabilidad de su precio, acreditado por índices como el austriaco, con diez años de trayectoria”.

“El precio del pélet de madera es muy estable gracias a su disponibilidad (tanto local como internacional) y a su independencia de coyunturas políticas en países con conflictos (Iraq, Argelia, Ucrania…) y de decisiones unilaterales de los grandes productores (OPEP y Rusia)”, concluye Javier Díaz.

Añadir un comentario
Baterías con premio en la gran feria europea del almacenamiento de energía
El jurado de la feria ees (la gran feria europea de las baterías y los sistemas acumuladores de energía) ya ha seleccionado los productos y soluciones innovadoras que aspiran, como finalistas, al gran premio ees 2021. Independientemente de cuál o cuáles sean las candidaturas ganadoras, la sola inclusión en este exquisito grupo VIP constituye todo un éxito para las empresas. A continuación, los diez finalistas 2021 de los ees Award (ees es una de las cuatro ferias que integran el gran evento anual europeo del sector de la energía, The smarter E).
>